viva el amor

La foto que demuestra cómo es el amor que dura toda una vida

La historia de este señor mayor que acude cada mañana al paseo marítimo de su pueblo con un marco apretado a su pecho y pone después frente al oceáno se ha hecho viral

Foto: Qué bonito es el amor. (Facebook)
Qué bonito es el amor. (Facebook)

Cuántas historias de amor existen que suceden frente al mar, cuántos poemas y referencias frente al oceáno hemos leído de los mejores novelistas y poetas... la que acontece ahora podría ser perfectamente una de ellas.

Todas las mañanas, más o menos a la misma hora, Giuseppe Giordano, de unos 70 años, hace su caminata hacia la orilla del mar en Gaeta, un puerto en la costa occidental de Italia, provincia de Latina y región de Lazio. Allí no acude solo, siempre va con una fotografía enmarcada que porta en sus manos y con la que se sienta mirando al mar mientras, alguna veces, no puede evitar que las lágrimas se escapen de sus ojos.

Extraña, pero bonita rutina

Giorgio Moffa, propietario de uno de los restaurantes de la zona (Antica Pizzería Ciro), se fijó en este hombre que cada día realizaba el mismo camino y rutina y se puso a recopilar más datos de la historia que había detrás. Así decidió publicar una fotografía en Facebook y escribir: "Hace días que viene, no conozco a esta espléndida persona. Solo sé que el suyo ha sido seguramente un gran amor. Le he visto llorar y creo que ya no nacen hombres así. Un abrazo fuerte, querido amigo, eres un gran hombre".

Teníamos 16 y 17 años cuando nos besamos: fue la primera mujer de mi vida y el único amor que he tenido

Según 'La Repubblica', el dueño del establecimiento decidió preguntarle directamente para conocer qué pasaba y quién era la persona que aparecía en la fotografía, que ya se había hecho viral en las redes sociales. Como muchos sospechaban, en el marco aparecía su difunta mujer, Ida, a la que no está dispuesto a olvidar. Ella falleció hace siete años a causa de una larga enfermedad. A pesar de tener tres hijos, él "no puede estar sin ella, por eso lleva esa imagen enmarcada a todos los sitios, la mantiene apretada, como la cosa más preciosa".

Amor verdadero

"Mis hijos son cariñosos y están conmigo siempre, pero con ella la relación era diferente y de alguna manera continúa. Caminábamos juntos por estas colinas, así que me siento en el mismo banco y miramos al mar donde estábamos nadando cuando éramos niños. Teníamos 16 y 17 años cuando nos besamos aquella noche: fue la primera mujer de mi vida y el único amor verdadero", confiesa a 'TheHuffington post'.

"Cuando tenía 20 años y fui al ejército, ella ya estaba esperando nuestro primer hijo, aunque no lo sabía. En el cuarto mes, sus padres lo descubrieron y la echaron de casa, así que se fue con los míos. Las únicas discusiones que tuvimos fue por las cosas del frigorífico, porque había demasiada comida y a veces se ponía mala", continúa.

"En 2005, le dije el único secreto que había guardado durante años, algo feo, una gran carga para mí. Se enfadó, estaba muy celosa: dejamos de hablar y nos escribimos unas cartas muy largas. Me perdonó y nuestra relación continuó mejor que antes. Fue como una nueva luna de miel hasta 2011, cuando enfermó. Todo fue demasiado rápido. Me dijo que cuando sucediese, no llevase flores. Así que decidí guardar sus cenizas en casa, así puedo tenerla cerca y en todo momento", concluía.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios