como evitar que te pique y qué hacer cuando sucede

Cremas solares antimedusas y remedios para las picaduras: combate al enemigo del verano

Algunas marcas especializadas en cosmética venden ya cremas solares con protección especial para evitar la picadura de las medusas

Foto: Imagen de medusas en el mar | Pixabay
Imagen de medusas en el mar | Pixabay

Las medusas son uno de los peores enemigos del verano. Bañarse en el mar y tener miedo a ser atacado por los tentáculos de uno de estos animales de cuerpo gelatinoso no es una sensación nada agradable. Además, la llegada masiva de ejemplares de esta especie o el avistamiento de medusas peligrosas como la Carabela Portuguesa pueden provocar cierres de playas como el que se vivió en Alicante el pasado mes de mayo o el que hace apenas unos días tuvo lugar en Gandía.

Sin embargo, según lo que sostienen algunas marcas de cosmética protegerse de la picadura de estos animales marinos puede ser posible. Varias compañías especializadas ya comercializan cremas solares que repelen a estos animales. Se trata de cremas fotoprotectoras elaboradas especialmente para prevenir el contacto de la piel con las medusas a los que además de los elementos para proteger del sol los productores les añaden distintos componentes para conseguir una textura hidrofóbica que evita que se mezcle con el agua y polisacáridos, un elemento que confunde al animal evitando su picadura.

En concreto pueden comprarse cremas con protección solar y anti medusas de las marcsa SafeSea, Thermal Teide, Parafarma o ISDIN con distintos niveles de protección solar por un precio que varía entre los 15 y los 25 euros.

Creamas solares con protección antimedusas
Creamas solares con protección antimedusas

¿Qué hacer si te pica una medusa?

Si no ha podido evitarse y finalmente se ha sufrido una picadura de medusa, lo primero que hay que hacer para combatir el dolor que produce es salir del agua y asegurarse de que se retiran los posibles restos de tentáculo que se hayan quedado pegados a la piel. Es importante lavar bien la piel y no hacerlo con agua dulce, sino utilizando agua marina.

El siguiente paso será aplicar frío sobre la zona picada con una bolsa de plástico con cubitos de hielo o similar durante unos quince minutos. Esto evitará que el veneno de la medusa pase al riego sanguíneo. Además durante estos momento es muy importante no rascarse ni frotarse la piel con toallas u otras prendas.

Lavar la herida con agua marina, aplicar frío y no rascar la zona afectada es lo más importante

Una vez se haya enfriado la zona llegará el momento de aplicar sobre la herida tintura de yodo o una crema antihistamínica para evitar posibles infecciones. Este último proceso debe repetirse las veces que sea necesario hasta que la herida cicatrice, y en caso de que no presente mejoría, lo mejor será asistir a un centro sanitario para que trate el problema un profesional.

Además, desde el Ministerio de Agrigultura, Pesca y Alimentación, en su página dedicada a estos animales y sus peligros insisten en la importancia de evitar la picadura de una segunda medusa durante el mismo verano, ya que según apuntan,las consecuencias de una segunda picadura pueden ser mucho peores que las de la primera, ya que el cuerpo puede quedar sensibilizado al veneno y la reacción puede ser de tipo anafiláctico.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios