un revulsivo tóxico

¿Por qué el amoníaco mata pero mejora el rendimiento de los jugadores rusos?

Una mujer ha fallecido tras sufrir una intoxicación por inhalar amoníaco días después de que se destapara que los jugadores de la selección rusa podrían haber esnifado esta misma sustancia

Foto: El jugador ruso Kutepov, antes de iniciar el segundo tiempo ante Croacia
El jugador ruso Kutepov, antes de iniciar el segundo tiempo ante Croacia

Una mujer ha fallecido este lunes en el distrinto madrileño de San Blas tras sufrir una intoxicación por inhalar amoníaco mientras limpiaba su casa. El suceso se produce pocos días después de que el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' destapara que los jugadores de la selección rusa podrían haber esnifado esta misma sustancia antes de los partidos del Mundial 2018 para mejorar su rendimiento físico. ¿Qué diferencia a un caso de otro?

El amoníaco es un gas incoloro con un olor reconocible para toda persona que haya usado productos de limpieza. Aunque "no se han encontrado efectos en la salud en humanos expuestos a concentraciones ambientales típicas" una exposición a altos niveles "puede causar una severa irritación del tracto respiratorio y daño pulmonar", de acuerdo a la Agencia para Sustancias Tóxicas del departamento de Salud de Estados Unidos.

Cuando se inhala en pequeñas proporciones —sales de amoníaco impregnadas en algodón en el caso de los futbolistas rusos— causa una irritación rápida y extrema de los pulmones, la nariz y la membrana mucosa de la cavidad nasal, lo que provoca un reflejo de inhalación rápida e involuntaria. Este reflejo puede 'enmascarar' los síntomas de una lesión respiratoria, por lo que la mayoría de profesionales médicos lo desaconsejan.

"Esto lo hacen miles de deportistas para animarse. Se utiliza desde hace décadas", se defiende Eduard Bezuglov, médico de la selección rusa, para quien se trata de un producto estimulante que "se puede comprar en cualquier farmacia". "No sólo se usa en el deporte, sino en la vida cotidiana de la gente cuando alguien pierde el conocimiento o se siente débil", agrega.

Es como clavar un boli Bic en la tráquea a alguien que se ahoga para ayudarle a respirar"


Muy disuelto y en cantidades mínimas, el amoníaco puede reanimar a una persona, pero "es como clavar un boli Bic en la tráquea a alguien que se ahoga para ayudarle a respirar", esto es, un método de película que puede funcionar pero que "no es en absoluto recomendable", explican fuentes médicas a El Confidencial. Además, puede ser contraproducente y provocar intoxicación o sangrado de las fosas nasales.

Aunque los productos de limpieza no suelen superar un 10% de amoníaco en su composición, también pueden llegar a producir molestias o irritaciones en las mucosas tras el contacto directo con el líquido o los vapores generados. No es común que se produzca una intoxicación en estos casos, siempre y cuando se limpie con productos no industriales utilizados en cantidades normales. No obstante, el amoníaco no se debe mezlcar con ningún otro compuesto, especialmente lejía o aquellos que contengan cloro, y se recomienda ventilar la habitación antes y después de limpiar.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios