NO FALLA

Solo necesitas hacer esto en la cena para perder 29 kilos

Ely Fisher era una chica corriente atrapada en un mundo corriente. Hasta que se quedó embarazada. Así es como perdió toda la grasa que le sobraba en tres meses

Foto: Ely Fisher, antes y ahora. (Ely Fisher para 'PopSugar')
Ely Fisher, antes y ahora. (Ely Fisher para 'PopSugar')

Una mujer corriente en un mundo corriente. Buscó trabajo. Lo encontró. Tiempo después conoció a un chico. La típica historia de "chico conoce a chica". Su romance fluyó desde el primer día. Estuvieron saliendo un tiempo, comían hamburguesas en su fast-food favorito, iban al cine los fines de semana y cenaban juntos los domingos después de un largo paseo por la ciudad de sus sueños.

Ella se quedó felizmente embarazada. Durante los nueve meses, ganó 29 kilos Aunque nunca le había importado en exceso perder peso, esta vez comprendió que tenía que hacerlo para sentirse mejor y volver a la talla en la que estaba antes de quedarse embarazada. Con mucho esfuerzo y fuerza de voluntad, Ely Fisher consiguió quitárselos de encima. Ahora, tres meses después, ha decidido contar su experiencia y lanzar sus consejos en la revista femenina 'PopSugar', los cuales te mostramos a continuación.

Apunta hacia cosas realizables, no soluciones rápidas que sabes que no van a suceder

Un método personal

"Cada uno tiene sus propios biorritmos, su propio estilo de vida y su propia personalidad para entrenar. Cada uno tiene sus trucos para encontrar la mejor manera de perder peso", asegura Fisher. Después de ganar más de 3.000 calorías al día, descubrió que el primer paso en su camino a la meta de perder peso pasaba por estrechar un férreo control a las calorías que entraban en su cuerpo.

Para ello, hizo esto: "Solía disminuir las cantidades de desayuno y comida para comer más en la cena. Me vino de maravilla. La cantidad de calorías era saludable para no quedarme sin energía, no me sentía nada cansada y esperaba con ansia la hora de la cena. Lo único que hice fue reducir los típicos antojos, mantenerlos ordenados y tomármelo con tranquilidad". Paso a paso. "Apunta hacia cosas realizables, no soluciones rápidas que no van a suceder. De lo contrario, volverás al punto de inicio una y otra vez".

(Ely Fisher para 'PopSugar')
(Ely Fisher para 'PopSugar')

No exageres

Ely descubrió rápidamente que para perder peso eficazmente "no era necesario entrenar todos los días". En ese sentido, agregó: "Todo se reduce a cómo de fácil o difícil lo haces". Hasta pasados seis meses, Ely solo hizo tres ejercicios de fuerza de 30 minutos, pliométricos y de intervalos de intensidad: "Flexiones de brazos, burpees, sentadillas con saltos... y solo tres veces por semana", recalca. "Si eres capaz de hacerlos intensamente solo en esos 15 minutos, verás resultados rápidos, eso sí, vigila la alimentación":

El truco está en ser progresivo. Si realizas estos ejercicios de intervalos de intensidad (HIIT) y le pones entusiasmo, los resultados vendrán solos. "Antes era la típica persona que se amargaba si se me caían las llaves frente a la puerta y tenía que agacharme. Ahora, entreno cuando quiero y me he quitado la pereza de encima".

No dejes que te coma la culpa

Ely Fisher era una de esas personas que no podía evitar sentirse culpable por cualquier propósito no cumplido. "La culpa me atrofiaba", confiesa. "Cuando me acepté a mí misma me di cuenta que no iba a conseguirlo tan rápido como me gustaría, pero evité machacarme por no lograrlo de forma inmediata y ahí es cuando todo se puso a mi favor y desapareció la presión que tenía hacia mí misma".

Sucedió algo muy curioso: cuanto menos estrés sentía por llegar a su propósito, más peso perdía, y eso a su vez repercutía en que sus entrenamientos y comidas fueran más agradables y no tan difíciles o pesados. En lugar de enfadarse consigo misma, recapacitó y pensó profundamente en su situación, alejando cualquier sentido de derrota o pensamiento negativo. "Es importante saber que eres capaz de hacerlo. No pienses ni una sola vez más que no puedes, porque eres capaz de eso y mucho más":

(Ely Fisher para 'Pop Sugar')
(Ely Fisher para 'Pop Sugar')

La clave: quiérete mucho

Ama a los demás, pero sobre todo, quiérete mucho a ti mismo. "Alcanzar compromisos con tu cuerpo es uno de los mejores tipos de terapias que existen, además de ser muy recomendable. Te llena de poder", aconseja. "Uno aprende de qué está hecho y a quererse. Al final, te enorgullecerás de lo que has avanzado y acabarás divirtiéndote con tus ejercicios mucho más de lo que esperas". Ella antes no era así. No se sentía a gusto consigo misma y tampoco encontraba la confianza o la energía para dar el paso. Después de un año investigando una posible solución rápida o una moda milagrosa para bajar de peso, cayó en la cuenta de que su cuerpo era suyo y lo sintió propio.

Entonces, no le quedó más remedio que cuidarlo y hacer todo lo que él le pidiera, y todo lo que demandó de ello fue una vida sana repleta de confianza consigo misma. Finalmente, supo que era algo que no iba a ocurrir en un par de semanas, sino que a lo mejor le deparaba un año de sacrificio. Pero cada paso que daba supo que estaba más cerca de cumplir con su objetivo,. "Comprémete contigo mismo y con tu viaje, tómalo a tu propio ritmo, cree en ti y dáte mucho amor", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios