cuídate mejor

5 señales que indican en la madurez que vas a tener una vejez dura (en cuanto a salud)

No todos asimilamos el paso del tiempo de la misma manera. Pon atencion a estos síntomas si no quieres estar débil cuando seas mayor

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando uno se hace mayor prefiereque sea con mucha fuerza y la máxima vitalidad posible. ¿Cuántas veces has escuchado la frase de "yo firmaría por llegar así a tu edad"? Eso significará que estás en plenas facultades tanto físicas como psicológicas.

Los científicos han reunido cinco señales de advertencia que cuando eres una persona de mediana edad debes tener en cuenta para no estar débil cuando llegues a la jubilación, la mejor edad para disfrutar del tiempo libre y unas merecidas vacaciones indefinidas.

Según un estudio realizado en Reino Unido, estar inactivo, ser obeso o ser fumador en la mediana edad son las tres causas principales de que las personas mayores no puedan vivir de forma independiente o recuperarse después de una enfermedad.

¿Cuándo llega la mediana edad?

Se creía que un adulto alcanzaba su mediana edad antes de cumplir los 40 años y que a los 58 ya era mayor. Pero una encuesta ha revelado que hoy en día la "edad madura" comienza a los 53, según un sondeo de la firma británica de servicios médicos Benenden Health.

Échate pareja. Las pobilidades de ser una persona más fuerte y gozar de buena salud aumentan

Dependiendo de cómo se sienta uno, tenderá a manifestar actitudes y a realizar actividades más o menos juveniles, independientemente de los años, por lo que el estudio pone de manifiesto el cambio de paradigma entre las generaciones nacidas a partir de los 60, cuya filosofía de vida poco tiene que ver con la de sus ascendientes.

Más de la mitad de los participantes en la investigación con edades comprendidas entre los 45 y los 55 años aseguraron que aún no sentían haber llegado a esa etapa. Una afirmación que se corroboró mediante una encuesta de hábitos de vida, en la que se preguntaba por cuestiones tan variadas como sus preferencias vacacionales, el ejercicio físico que realizaban, el manejo de las nuevas tecnologías o su actividad ideal en un sábado por la noche.

Piensa más en tus hábitos

Los investigadores, del University College London analizaron a 6.223 personas mayores de 69 años para determinar su riesgo de debilidad en la vejez. Se evaluó la velocidad de los participantes, la fuerza de agarre, la pérdida de peso, el agotamiento y la energía consumida durante el ejercicio. Casi 20 años antes, los científicos habían tomado notas detalladas sobre las mismas personas.

Los altos niveles de las proteínas interleucina 6 y C reactiva, que provocan inflamación en el cuerpo, también son signos de que las personas en esta etapa sufrirán más tarde pérdida repentina de peso, debilidad muscular o niveles de baja actividad, agrega la investigación.

Se creía que un adulto alcanzaba su mediana edad antes de cumplir los 40 años, pero una encuesta ha revelado que esta etapa comienza a los 53

Estas proteínas se elevan cuando las personas están estresadas o comen demasiada azúcar. El profesor Jeremy Pearson, director médico asociado de la British Heart Foundation, que financió parte del estudio, asegura que "la fragilidad no es solo un problema para los siguientes años y no debe verse como algo inevitable cuando se envejece. "Esta investigación muestra que, al tomar medidas para asegurase de que llegar sanos a los 53, se puede evitar el camino hacia una frágil senectud".

Se puede evitar

Los resultados sugieren además que casi el 8% de las personas que son obesas en la cincuentena acaban sintiendo debilidad cuando son más mayores en comparación con el 2.7% de las que tienen un peso saludable. Además, las personas inactivas tienen alrededor del doble del riesgo de sufrir este síntoma frente al ​​3.5% de los que hacen ejercicio.

Practica deporte. (iStock)
Practica deporte. (iStock)

También es una mala noticia para aquellos que llegan a la mediana edad sin pareja: vivir solos casi duplica el riesgo de ser una persona débil en los últimos años en comparación con estar casados ​​o en convivencia. Alrededor del 5.5% de las personas divorciadas, solteras o viudas se vuelven más frágiles cuando se jubilan, lo que las pone en mayor riesgo de enfermedades crónicas, discapacidad y muerte comparado con el 2.5% de los que se encuentran inmersos en una relación.

El autor principal, el profesor Eric Brunner, explica en 'The Lancet': "Estos resultados no son sorprendentes ya que sabemos que los casados o con novio/a tienen una mejor salud física y emocional. Tienen apoyo social y a menudo uno alienta al otro a no tomar ese vaso extra de alcohol o a ir al gimnasio". Así que recuerda, pon atención al nivel de las proteínas en tu cuerpo, a si padeces o no obesidad, a si haces ejercicio o no, si fumas o si tienes o no a alguien con compartir tu vida.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios