últimos días renta 2017

Por qué los españoles lo dejamos todo para última hora: el caso de Hacienda

Desde el simple "porque soy un desastre" a otras excusas más elaboradas, las ventanillas están llenas de gente desesperada que aún no ha hecho la declaración a un día del fin del plazo

Foto: Lo dejamos todo para el último día. (D. B.)
Lo dejamos todo para el último día. (D. B.)

Imposible obtener cita. La sede principal de Hacienda en Madrid está llena de gente atribulada que recorre los pasillos, se planta frente a las pantallas con cara de no entender nada o hace cola en los puntos de información. Todos han caído en la trampa de hacerlo a última hora. Y eso que tenían tres meses. Pero resulta que a dos días de que acabe el plazo para presentar la declaración de la Renta 2017 hay un montón de tipos que aún no han resuelto el trámite. Tantos, que a falta de 48 horas para que expire el plazo, se estima que son unos tres millones de personas los rezagados. Y si pretende hacerlo en una oficina, ya se le ha hecho demasiado tarde. “No hay citas en ninguna parte, en teoría valdría hasta el día 29, pero la realidad es que no hay un solo hueco”, explica la funcionaria con cara de haber repetido la misma letanía durante toda la mañana.

¿Qué hacer entonces? Si usted es uno de esos rezagados irresponsables que lo han ido dejando, aún tiene alguna posibilidad de enmienda. “Hágalo a través del ordenador”, ofrece la trabajadora de la delegación. ¿Aún se puede? “Sí, solo debe obtener su número de referencia”, dice, y los sudores fríos vuelven a pesar del potente aire acondicionado. ¿Qué es eso, cómo se consigue? “Hay varias maneras, venga, que le explico”, dice la amable funcionaria, que muestra todo un mundo de posibilidades cibernéticas. Casi todos los que pululan por los pasillos del lugar tienen la misma cara de despiste.

"¡Había que pedir cita, abuelo!", exclama un chico delante de este cronista. "No nos hemos enterado bien, ahora a ver qué hacemos"


"Todos los años acabo viendo toda clase despistados", dice la mujer, que tampoco puede dedicar mucho tiempo a contestar porque (y en ese momento señala la cola que se va formando) "hay mucho trabajo justo ahora". Es posible que esta aglomeración tenga que ver con la costumbre patria de dejar las cosas para el último momento, un vicio nacional muy extendido. Por ejemplo, un hombre joven que acompaña a un anciano nonagenario que se ayuda de un bastón. Están plantados delante de una terminal de ordenador. "¡Había que pedir cita, abuelo!", exclama delante de este cronista. "No nos hemos enterado bien, ahora a ver qué hacemos", responde cuando se le pregunta qué le ha sucedido.

Otro joven, un profesor de 35 años, ha venido a última hora, pero porque se ha dado cuenta de que podía haber hecho la declaración de forma más favorable a sus intereses. "La he rellenado mal y no me he desgravado todo lo que podía de alquiler, así que me he acercado a ver si me asesoran sobre cómo arreglarlo", dice antes de sentarse en una de las sillitas en las que la gente aguarda su turno de ser atendida.

Lo dejé pasar por el trabajo...

Ahora bien, si el resultado le sale a ingresar, es decir, que le toca pagar, ya es demasiado tarde. El plazo concluyó el día 27. En ese momento, la Agencia Tributaria había procesado 16,9 millones de declaraciones. Y prevé que se le entreguen 19,9 millones de ellas. Así que aún hay tres millones de individuos que tendrán que hacerlo deprisa y corriendo. Lo más normal es que a la gente le devuelvan. La estimación es que 13,7 millones tengan derecho a devolución y sumen un importe de 9.468 millones de euros (a estas alturas Hacienda ya ha devuelto 6.000 millones). El resto, 5,2 millones, les tocará pagar una cantidad de 9.621 millones de euros.

En la Delegación de Hacienda una chica de 23 años hace cola en el punto de información. Le gusta hacerla con los funcionarios “porque a veces me dicen cosas que me puedo desgravar que no sabía y que no me saldrían si uso la automática”. Pero el reloj se cierne sobre ella y cuando llega al mostrador le dicen que ya no es posible, que tendría que haber ido como muy tarde el pasado lunes a pedir la cita. "Al final, entre unas cosas del trabajo y otras lo he ido dejando y ahora...", se lamenta la chica. "¡Soy un poco desastre!", reconoce antes de marcharse.

Odio los papeleos, pero por dejarlo la he tenido que hacer como antiguamente, rellenando el formulario y yendo al banco


Así que ya solo queda enfrentarse al ordenador. Si se tiene un código de la administración o una firma electrónica todo es muy sencillo, basta con usarlos para pedir el número de referencia al que aludía la funcionaria. Si no, aún no está todo perdido. Hay una tercera posibilidad, la casilla 450 de la Renta 2016. Pero si usted es de los que lo ha dejado para última hora, igual también es de los que lo pierden todo. Así que además de no tener ni la más remota idea de qué es la casilla 450 no conserva su declaración del año anterior. Pero aún hay opciones. Es lo que le ha sucedido a Ramiro, profesional de 41 años. “Odio los papeleos, pero por dejarlo la he tenido que hacer como antiguamente, rellenando el formulario y yendo al banco”. Lo que implica tener los certificados de retención de empresa o las facturas en caso de que uno sea autónomo, con todas las retenciones practicadas. Otro problema: "Los encontré a última hora y de milagro, como todo", comenta este hombre soplándose el flequillo.

Entre las personas que están en la delegación de Hacienda las hay de todas las edades. Desde ancianos a gente muy joven. Eso sí, todos tienen su cita y derecho a acudir a una ventanilla donde les solventarán la papeleta. El hecho de que estén aquí, casi el último día, se debe (haciendo un somero cuestionario a varios de ellos) a que se lo fueron dejando y fue solo hace unos días cuando solicitaron la cita previa. Si por alguna circunstancia usted no puede arreglar el asunto y se le ha ido definitivamente de las manos se arriesga a recibir una notificación de Hacienda conminándole a hacerla, pero ahora con un recargo, que oscila entre el 5% y el 20%, dependiendo del tiempo que lo haya dejado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios