¿Una forma diferente de amar?

Qué significa estar en una pareja abierta: una mujer revela la verdad

Una de las personas que están en este tipo de relación ha contado cómo funciona de verdad esta unión, cuáles son las reglas y cómo se lleva sin celos

Foto:

¿Las relaciones abiertas existen realmente? ¿Es posible que una pareja funcione bien de este modo? Sara y Ben (nombres cambiados) mantienen este tipo de unión y les va bien: llevan juntos nueve años, están casados y tan enamorados como el primer día.

"Nos conocimos nuestro primer día de universidad. Ben me atrajo desde el primer momento. Primero nos hicimos amigos, y el resto ya es historia", cuenta ella a 'PopSugar'. Primero comenzaron siendo una pareja monógama, pero dos años después se convirtió en "poliamor en toda regla", reconocen.

Ben es una persona de mente abierta que nunca ha creído en las convencionales sociales o la tradición. Ella se define como "liberal y sin prejuicios". Él, un día, mencionó que se sentiría cómodo si saliese con otras personas mientras estaban de novios.

Una relación exitosa no monógama se centra en la comunicación honesta y en una fuerte conexión entre ambos

"Ben sabía que él era mi primer novio (tenía 18 años), y no quería que yo sintiera que me estaba perdiendo cosas o conocer a otros chicos. Hablamos del poliamor durante mucho tiempo, unos dos años, antes de empezar a quedar con otras personas. Ahora, en retrospectiva, siento que ese tiempo me dio tiempo para acostumbrarme a la idea y para construir una base sólida en nuestra nueva relación, que se centra en la comunicación honesta y en una fuerte conexión entre ambos", dice Sara.

Ven a sus otras parejas una vez por semana

Empezaron su relación abierta, poco a poco, pues ella se sintió un poco celosa. Al principio, el sexo con otras personas era ocasional. "Con el paso del tiempo, lo "casual" se volvió cada vez menos importante. Salí con alguien por más de un año, y fue realmente agradable. Ben fue totalmente solidario, de hecho, prefiere que salga con alguien durante mucho tiempo, porque confía en que estoy a salvo (salir con personas nuevas puede dar miedo, ¡nunca se sabe cómo es la gente!). Él ha estado viendo a dos mujeres durante aproximadamente ocho meses, y nuevamente me sorprende lo normal que me hace sentir todo esto".

Logísticamente, tienden a ver a las otras personas con las que están saliendo una vez a la semana. Ella reconoce que ha dormido alguna noche en la casa de algún novio pero que él, aunque se cita con otras chicas, nunca ha dormido fuera.

¿Y no hay celos? "Hacer que la otra persona se sienta valorada y especial es extremadamente importante para Ben y para mí. Esto realmente ayuda a minimizar los celos. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo libre juntos y tratamos de que esos momentos sean especiales. Ambos sabemos que si nuestra base no fuera tan fuerte probablemente sentiríamos más celos", reconoce Sara.

De hecho, recuerdan lo mucho que se rieron cuando se encontraron el uno al otro consolándose por haber roto con otro novio.

Tienen reglas muy claras

La regla más importante es la comunicación: tratan de equilibrar el respeto por la privacidad con una confianza sin fisuras. También somos siempre honestos con las personas con las que estamos saliendo. Todo el mundo sabe desde el principio que están felizmente casados ​​y, por lo tanto, que no buscan un compromiso de por vida. "También creemos firmemente en tratar a las personas con las que salimos con respeto y cuidado (y esperamos ser tratados de la misma manera)", cuenta ella.

No sabemos si nuestra relación siempre será abierta, pero estamos convencidos de que acabaremos juntos

Además, Sara cuenta que nunca han conocido a ex del pasado de ninguno de ellos, lo que también "podría ayudar a minimizar los celos". "No conocer a los ex de los demás también nos permite a cada uno de nosotros tener una identidad fuera de nuestro matrimonio, lo cual es agradable. Sin embargo, ambos estamos abiertos a conocer a alguien con quien la otra persona está saliendo si eso es lo que quiere. Otra gran regla (y con suerte obvia) son los condones. ¡Creemos en el sexo seguro para todos, no solo para las parejas abiertas!".

Sara reconoce que se ha enamorado una vez de uno de sus otros novios, pero que a Ben no le importó. Él, en cambio, no se ha colgado de nadie, ya que las chicas con las que él sale no buscan mucho más que sexo.

La familia lo sabe

Casi todo su entorno sabe que ambos están en una relación abierta. La hermana de ella y su marido, los amigos más cercanos... Los padres de ambos, en cambio, no tienen ni idea. "La idea de contárselo nos acojona bastante, así que nunca sucederá. Tampoco lo vemos necesario. Y al resto de nuestra familia tampoco se lo diremos".

¿Está contentos con su relación? Ellos creen que sí. "Siempre hemos tenido una vida sexual increíble, y es divertido poder tener experiencias fuera de la relación".

En cuanto al tema de tener hijos, no están seguros, pero sí de que si los tuviesen su relación pasaría a ser monógama durante un tiempo, sobre todo por falta de tiempo. Después, ya se vería. "Nuestro mayor compromiso es continuar hablando honestamente y reevaluar continuamente la estructura de nuestra relación. Originalmente no estábamos seguros de si íbamos a ser no monógamos durante 10 minutos o 10 años. Se trata de asegurarse de si ambos somos felices o no. Estamos muy agradecidos de habernos encontrado. No sabemos si nuestra relación siempre será abierta, pero estamos convencidos de que siempre estaremos juntos".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios