Un 'reality' infiltró a 10 jóvenes en un crucero de lujo. Y todo se les fue de las manos
  1. Alma, Corazón, Vida
DEMASIADA DIVERSIÓN

Un 'reality' infiltró a 10 jóvenes en un crucero de lujo. Y todo se les fue de las manos

Las vacaciones en el buque Visions of the Sea terminaron convirtiéndose en una gran fiesta de cocaína y sexo en público. El champán voló por los aires

Foto: Una de tantas bacanales celebradas a bordo de un barco. (Reuters/Jim Urquhart)
Una de tantas bacanales celebradas a bordo de un barco. (Reuters/Jim Urquhart)

Si creías haberlo visto todo en fiestas, esto no te lo vas a creer. El crucero Vision of the Seas parece haber batido todos los récord y registros en cuanto a fiesta se refiere. Una 'party-hard' con cocaína, sexo y champán que fue grabado por un conocido reality show del 'Channel 4' de la televisión británica. Lo nunca visto. Los pasajeros afirmaron ver a gente esnifar cocaína "como si no hubiera un mañana", dormir en los pasillos, vomitar en la piscina e, incluso, usar sillas de ruedas debido a la imposibilidad de mantenerse en pie.

Se trata de un crucero en el que se está llevando a cabo un reality show y que supuestamente derivó en "una multitudinaria orgía alimentada por el consumo de drogas" durante un loco viaje de una semana por las aguas del Mediterráneo, informa 'The Daily Mail'. Muchos de los pasajeros admitieron que los traficantes ofrecían cocaína por un valor de 300 euros a cambio de sexo oral o anal. Varios de ellos acabaron arrestados cuando la policía llegó al barco.

Estoy francamente sorprendido de que no haya muerto nadie

"Era más fácil conseguir una bolsa de cocaína a bordo que pedir una Coca-Cola", mencionó uno de los testigos. "Se nos fue completamente de las manos". Otro calificó el evento como "una carnicería con un alto nivel de inmoralidad". Las drogas y el consumo de alcohol fuera tan excesivos que muchos de ellos no dudaron en practicar sexo en público, en una especie de Sodoma y Gomorra sobre el mar Mediterráneo. Si Pasolini estuviera vivo tal vez haría una nueva 'Saló' con semejante tropa.

"Estoy francamente sorprendido de que no haya habido ningún muerto", comenta uno de los asistentes. Los testigos afirman que vieron, entre otras cosas, a una multitud de gente esnifar cocaína sobre los torsos desnudos de chicas y chicos y en camas junto a la piscina. Un hombre británico fue arrestado cuando el barco acababa de atracar en el puerto en su primera parada. El detenido fue llevado a la comisaría de Cannes por la policía francesa mientras un equipo de cámaras a bordo capturaba en vídeo este 'desmadre estigio' de proporciones inusitadas.

Más tarde, un compañero de la propia tripulación estaba tan ebrio que fue fotografiado en una silla de ruedas sin poder sostener ni la cabeza. Otro no se aguantó las ganas y vomitó toda la bebida en el pulcro y soberbio estanque del centro del buque, mientras que diversas personas se agolpaban en los pasillos interiores, desmayados y catatónicos, en una especie de estampa sórdida y desangelada de lo humano.

Un participante de la fiesta a bordo, quien pagó 1.400 libras (unos 1.600 euros aproximadamente) por su viaje de cinco días, descibrió la experiencia para 'The Daily Mail' como "real e increíblemente repugnante", mientras que otro confesó abandonar el barco junto con otras ocho personas porque "no pudieron hacer frente a semejante carnicería".

Foto: Foto: iStock.

Después de una fiesta de spray gigantestca en la que todos acabaron rociados de champagne de lujo en la terraza, esta persona anónima señaló que le llegaron a cobrar 1.200 libras solo por la bebida, sin formar parte de la bacanal. Otro tampoco lo pudo aguantar y se bajó en cuanto pudo, en las costas de Ibiza, alegando que era "una locura y una burla descarnada" al turismo de cruceros. "Nunca volveré a hacer un viaje tan malo, fue una estafa total", apuntó. "Me consta que los traficantes cometieron varios delitos y las drogas se agotaron enseguida debido a que la demanda era altísima. Nos fuimos después de tres días, ya que no pudimos aguantarlo más".

Todo porque el reality show del 'Channel 4' infiltró a diez jóvenes británicos veinteañeros que se unieron a los 2.500 turistas en un crucero de lujo, convirtiéndose así en una fiesta de dimensiones desorbitadas. El viaje comenzó en Barcelona el 7 de junio y surcó el Mediterráneo a través de Cannes, Ibiza y Mallorca. Todo se emitirá en una serie de cinco partes en el 'Channel 4' de la televisión británcica a finales de este año. En definitiva, más vale que tengas cuidado en tus vacaciones de este año, no sea que de repente una docena de adolescentes rabiosos lleguen al crucero por el que has pagado y llenen todo de sangre, sudor y lágrimas.

Turismo Crucero Sexo oral Ibiza Coca Cola Pier Paolo Pasolini Mediterráneo Drogas Cámaras Fiestas Asistentes Reality show Noadex
El redactor recomienda