PASA LA REVISIÓN

Qué deberías hacer a los 45 años según la Asociación Americana del Cáncer

La edad media del diagnóstico de cáncer colorrectal ha bajado de forma significativa. Los científicos investigan incesantemente para conocer las causas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El cáncer colorrectal representa el tumor más frecuente diagnosticado en España en ambos sexos, siendo el segundo en varones después de la próstata y el segundo en mujeres después del de mama, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Predomina en personas mayores y la edad media de aparición es de 70 años. En España, la edad del diagnóstico son los 50 años, pero en Estados Unidos la Sociedad Estadounidense del Cáncer ahora recomienda hacer la revisión cinco años antes, a los 45, según informa 'NPR'.

"Hay una evidencia convincente de que la edad óptima para comenzar a hacerse pruebas son los 45", asegura el doctor Richard Wender, jefe de la organización, quien alerta de un fuerte aumento en las muertes por cáncer colorrectal entre hombres y mujeres menores de 50 años. "Las personas nacidas en las décadas de los 80 y 90 tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon, particularmente cáncer de recto, que las personas nacidas a partir de 1950", recalca Wender.

Muchos de los pacientes no tenían factores de riesgo como obesidad, tabaquismo, alcohol, sedentarismo o una dieta alta en grasas

"Y el aumento no es solo porque la detección está mejorando", asegura el doctor. "De hecho, el riesgo de desarrollar cáncer de colon es dos veces más alto que hace varios años, mientras que el de recto es cuatro veces mayor. Tenemos que afrontar la realidad y averiguar por qué está sucediendo esto". Parte del incremento podría deberse a una subida del número de casos de obesidad entre los ciudadanos norteamericanos, un conocido factor de riesgo para la salud colorrectal. "No creemos que eso explique que la edad haya descendido", agrega Wender. "Existe un gran interés y mucha investigación que está intentando responder a esta pregunta".

Douglas K. Owens, vicepresidente de la sociedad y profesor interino en la Universidad de Stanford, asegura que las recomendaciones nacen de una revisión exhaustiva de los daños y beneficios. "Las nuevas pautas de la Sociedad Estadounidense del Cáncer deberían impulsar una mayor investigación sobre los daños y beneficios relativos a la detección entre las personas más jóvenes", agrega.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por su parte, la doctora Robin B. Mendelsohn, gastroenteróloga del Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York, advierte que ha habido un "aumento alarmante" del cáncer entre los más jóvenes. En los últimos 10 años, por su centro han pasado cerca de 4.000 nuevos pacientes con cáncer colorrectal que no superaban la edad de los 50 años. "Y muchos de ellos no tenían factores de riesgo convencionales como obesidad, tabaquismo, alcohol, sedentarismo o una dieta alta en sustancias grasas", puntualiza.

De hecho, avisa Mendelsohn, "tenían menos probabilidades de empezar a fumar o tener sobrepeso que sus mayores". La doctora esgrime una anécdota: "Cuando hablas con ellos, algunos son corredores de maratones, no comen carne roja, no fuman, en definitiva, hacen todo bien y dicen: '¿Qué he hecho mal? ¿Por qué me pasa esto?'. A veces alegan que han acudido a varios médicos tras sufrir una hemorragia rectal, pero que ellos les dijeron que no podían tener cáncer porque tenían menos de 50 años". Muchos estudios en curso están analizando una multitud de factores que podrían estar contribuyendo a que la incidencia del cáncer se dé a una edad más temprana. Las posibles causas son medicamentos antiinflamatorios de venta libre, antibióticos y antidepresivos, así como múltiples vitaminas, probióticos y otros suplementos dietététicos.

Una primera prueba de detección no tiene que pasar por una colonoscopia. En sus nuevas recomendaciones, la sociedad del cáncer establece una serie de equipos médicos que analizan las heces en busca de sangre. Los pacientes envían la muestra a un centro de investigación que prueba rastros microscópicos en la sangre. "Si la prueba es positiva, se recomienda realizar una colonoscopia", afirma Wender, "pero solo una de cada cinco personas da positivo por sangre en sus heces".

También existen otras fórmulas alternativas. Algunos pacientes optan por lo que se llama una "colonoscopia virtual", que se basa en una tomografía computarizada del colon cada cinco años. Otra opción aprobada es una sigmoidoscopia flexible, que analiza la parte interior del colon y que es seguida de una colonoscopia en el caso de encontrarse pólipos. "Cuando encontramos y posteriormente eliminamos pólipos, estamos evitando cualquier posibilidad futura de que se desarrolle cáncer".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios