meticuloso análisis

El plan de 10 puntos para no contraer cáncer que reduce mucho el riesgo

Un nuevo informe del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer ha destacado la importancia de seguir a rajatabla una serie de consejos si no queremos desarrollar la enfermedad

Foto:

No hay una manera mágica de evitar el cáncer, lamentablemente. Pero con las indicaciones correctas podemos reducir las posibilidades de desarrollarlo. Al menos eso es lo que asegura un nuevo informe del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer, que ha concluido que la obesidad y el sobrepeso causan al menos 12 tipos distintos de cáncer, cinco más de los que hasta ahora se relacionaban de forma directa con un IMC alto.

El estudio, llamado ‘Dieta, nutrición, actividad física y cáncer: una perspectiva global’, es el resultado del análisis de investigaciones que involucran a 51 millones de personas y 17 tipos de cáncer. Se trata de un meticuloso análisis de pruebas por parte de expertos independientes de todo el mundo, y proporciona pruebas de que cambiar de hábitos de vida es determinante para reducir el riesgo de padecer la enfermedad.

Pasos para reducir el riesgo en un 40%

Esta revisión descubrió que debemos beber principalmente agua, limitar las bebidas azucaradas y evitar el alcohol para tener una mayor probabilidad de evadir el cáncer. Asimismo, los expertos advierten de que la comida basura, los platos preparados y la carne roja deberían consumirse solo con moderación, a favor de una dieta rica en cereales integrales, frutas y verduras.

El organismo detalla diez puntos clave que pueden reducir las posibilidades de contraer la enfermedad hasta en un 40%:

1) Mantén un peso saludable

2) Mantente físicamente activo. Camina más, haz jardinería, tareas domésticas... Has de sentarse menos y reducir el tiempo de consumo de televisión, ordenadores, teléfonos y tabletas.

No más de tres porciones de carne roja, como de res, cerdo y cordero

3) Come cinco porciones (400 g) de fruta y verdura al día, en particular verduras de hoja verde como brócoli, berenjena y tubérculos; y frutas de diferentes colores, así como cereales integrales y legumbres como judías y lentejas.

4) Deja por completo la "comida rápida" y otros alimentos procesados ​​ricos en grasas, almidones o azúcares, como platos preparados, bocadillos, productos de panadería, postres y dulces.

5) No más de tres porciones de carne roja, como carne de res, cerdo y cordero, a la semana (350-500g). Y toma poco o nada de carne procesada.

6) Bebe principalmente agua y bebidas sin azúcar; evita los zumos de frutas.

7) No bebas alcohol.

8) Evita los suplementos dietéticos: intenta satisfacer las necesidades nutricionales solo con la dieta.

9) Para las madres: deben dar el pecho a su bebé. La lactancia materna es buena tanto para ella como para el pequeño.

10) Sigue las recomendaciones anteriores incluso después del diagnóstico de cáncer. Consultar, asimismo, con un profesional de la salud.

La obesidad, "una bomba de relojería"

El cáncer es responsable de aproximadamente una de cada seis muertes en todo el mundo, y los casos aumentarán en un 58% en el año 2035, a menos que se tomen medidas, advirtieron los expertos. Y para evitarlo hay que reducir los índices de obesidad, pues hay 12 tipos de cáncer relacionados con esta lacra: de hígado, ovario, próstata, estómago, boca y garganta, intestino, mama, vesícula biliar, riñón, esófago, páncreas y útero. El alcohol, por su parte, está estrechamente relacionado con seis cánceres, incluidos los de mama, intestino y estómago.

El cáncer es responsable de aproximadamente una de cada seis muertes en todo el mundo, y los casos aumentarán en un 58% en 2035

Las muertes por obesidad, en los próximos 20 años, superarán con creces a las causadas por el tabaquismo. Los expertos en salud son claros: nos enfrentamos una bomba de relojería global.

El doctor Giota Mitrou, del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer, aseguró que hay una abrumadora evidencia de que la obesidad alimenta los crecientes niveles de cáncer. "Hoy en día existe una información muy sólida de lo que afecta y no el riesgo de cáncer", dijo recientemente en el Congreso Europeo sobre Obesidad en Viena.

Fumar y el sol también causan cáncer

Investigadores del Imperial College de Londres determinaron también que los cambios de estilo de vida simples pueden minimizar mucho el riesgo de cáncer.

Los científicos descubrieron que las principales causas de cáncer incluyen beber regularmente bebidas endulzadas con azúcar y comer comida basura rica en azúcar, grasa y almidones, debido a que conducen, irremediablemente, a un aumento de peso. Los alimentos procesados ​​y la carne, así como las comidas preparadas y el salami, también son de alto riesgo debido a los productos químicos cancerígenos que intervienen en su preparación, detalla el informe.

Los expertos recomiendan hacer ejercicio, como caminar una hora al día, para reducir el riesgo de contraer cáncer de intestino, mama y útero. Esto también ayuda a las personas a mantener un peso saludable, reduciendo aún más el riesgo de cáncer.

La profesora Linda Bauld, del Cancer Research UK, asegura a 'The Daily Mail' que "este informe respalda lo que ya sabemos: la clave para reducir el riesgo de cáncer es cambiar nuestros hábitos. No fumes, mantén un peso saludable, come y bebe saludablemente y vuélvete más activo". Bauld afirma que tomarse un vaso de vino o comer tocino, de vez en cuando, no es grave, que el problema llega cuando lo hacemos todos los días.

Así que, ya sabes, vida sana. Está en juego tu salud.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios