LA DISCRIMINACIÓN DE LAS TALLAS

El impuesto a las mujeres con sobrepeso

María Wasell descubrió que la cadena de ropa New Look cobraba un 15% más caras las prendas de vestir de tallas más grandes que las pequeñas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Te imaginas que al tener una talla XL tuvieras que pagar más que por una talla más pequeña? La empresa de ropa New Look se enfrenta a la polémica después de que los clientes la acusaran de imponer un "tributo sobre la grasa" en algunas prendas de mayor tamaño, las cuales resultaron ser un 15% más caras que las mismas prendas de menores dimensiones, informó 'Refinery29'.

El problema salió a la luz después de que un comprador asiduo a la tienda percibiera que un par de pantalones verdes a rayas costaba tres libras más que el de otra talla más pequeña. Maria Wassell, una gerente de un comercio minorista de la localidad norteamericana de Kent, ha decidido boicotear la cadena de ropa después de detectar esta diferencia de precios en su sucursal local de Ashford.

Es como si te discriminaran por ser de talla más grande cuando solo eres un poco más ancha que las demás

Ella se mostró "totalmente disgustada" después de encontrar esta discriminación de tallas, indicó 'The Sun'. Según el diario, la vendedora salió furiosa de la tienda y fue directa a la página web para verificar si existía más disparidad entre precios. Tras su búsqueda, encontró una camiseta de rayas de la talla L con el lema "trés jolie" que costaba 12.99 libras y que se vendía en la talla S por solo 9.99. También comprobó que en la sección de pantalones ocurría lo mismo. "Es como si te discriminaran por ser de talla más grande cuando solo eres un poco más ancha que las demás", defendió.

La vendedora explicó que la talla media de una mujer británica suele ser la M. "Las compras de mayor tamaño aumentan de precio", señaló. "Si nos fijamos en las estadísticas, ahora se gasta más dinero en ropa de talla grande que hace tres años. ¿Por qué deberíamos recibir esta penalización económica por no ser tan delgadas? Algunos minoristas han afirmado que la ropa de talla grande necesita más tela y esa es la razón por la que cuesta más dinero. "Eso no es una excusa", valoró Wassell.

La gerente se puso en contacto con los responsables de New Look y su respuesta fue que "algunos productos parecen iguales, pero pueden ser ligeramente diferentes". Además, la empresa agregó que se encuentran actualmente en el proceso de revisar la estructura de precios de su colección de tallas grandes. A pesar de su contestación, Wassell ha anunciado un boicot a las tiendas de New Look hasta que se resuelva el caso.

"Con el objetivo de garantizar que estas diferencias no ocurran en el futuro, nos encontramos en el proceso de revisar la estructura de precios de nuestra colección de tallas grandes de la forma que mejor funcione para nuestros clientes y nuestro negocio", aseguró un portavoz de la compañía a 'The Sun'. "Estamos orgullosos de las prendas que ofrecemos a nuestros clientes de tallas grandes y valoramos a todos nuestros compradores, sin importar la forma o el tamaño de su cuerpo", añadió.

Las reacciones

Sin embargo, la empresa ha sido duramente criticada en redes sociales, como era de esperar, llegando a describir esta diferencia de precios como "el impuesto de las gordas". Mientras que algunas personas comentaron que es razonable cobrar más por prendas que pueden requerir más material, otras dijeron que parece incongruente en el momento en que se supone que otras compañías están modificando su modelo de negocio hacia un tamaño más inclusivo y diverso en campañas publicitarias.

La periodista de moda de 'The New York Times', Elizabeth Paton, alertó de una posible exclusión de diversos grupos sociales que no cumplan determinados requisitos y se les penalice pagando más. Además, teme que esta discriminación de tallas y precios pueda extenderse a otras cadenas de ropa.

Otras, como la usuaria @Gosia0801 apuntaban que sin duda este caso podía ser un peligro para muchas adolescentes en riesgo de padecer trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia.

La modelo de talla grande Nyome Nicholas-Williams aseguró en el programa líder de audiencia de Victoria Derbyshire emitido en la 'BBC' que el precio de New Look era discriminatorio porque "algunas personas no eligen la talla o la altura". Además, recalcó: "Si tienen que pagar más dinero, se sentirán como si las estuvieran obligando de forma sublime a perder peso".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios