El virus que no tiene cura: se llama Nipah y ha matado ya a 10 personas
  1. Alma, Corazón, Vida
¿el nuevo ébola?

El virus que no tiene cura: se llama Nipah y ha matado ya a 10 personas

Aunque se detectó por primera vez en Malasia en 1998, cuando murieron 105 personas, un nuevo brote ha aparecido en el sur del país asiático

Foto: Foto: Efe.
Foto: Efe.

Las autoridades indias han comunicado que en el sur del país se ha producido un brote del temible virus Nipah (VNi), que ya ha matado al menos a diez personas y ha obligado a hospitalizar a más de cien.

Se trata de un microorganismo muy letal. Es una infección que se da en los animales y que puede transmitirse a las personas que consuman algo que haya sido contaminado por el animal infectado. El huésped natural, según explica la Organización Mundial de la Salud, es un tipo de murciélago que se alimenta de frutas.

Foto: Viruela del mono. (Gtres)

La ministra de salud de Kerala, K.K. Shailaja, confirmó que 12 personas habían dado positivo en los distritos de Kozhikode y Malappuram; diez de ellas habían perdido la vida y dos se encuentran hospitalizadas en situación crítica. "Habíamos enviado 18 muestras para hacer las pruebas del virus Nipah, de las cuales 12 han dado positivo y las otros seis negativo", explicó Shailaja, que especificó que las víctimas de ambos distritos habían estado en contacto.

Así es el VNi

No hace falta ser mordido por uno de estos mamíferos para contagiarse. De hecho, algunos de los infectados lo han contraído por comer frutos que estaban contaminados por esos animales y luego lo han transmitido a otras personas. Los síntomas pueden variar en cada individuo, pero por lo general, inicialmente son parecidos a los de la gripe. El paciente tiene fiebre y dolor de cabeza, alteración del comportamiento y progresivamente, su estado va empeorando hasta caer en coma.

Tiene una tasa de mortalidad del 70% y los supervivientes deben convivir con secuelas permanentes

La doctora Sheela Mathew, responsable del departamento de enfermedades infecciosas del Colegio Médico de Kozhikode, explicó a 'Efe' que el Nipah es un virus contagioso que se transmite mediante fluidos como la saliva y la sangre, por lo que es fácil de propagar.

El brote se conoció durante el fin de semana, cuando se produjeron las primeras tres muertes en el seno de una misma familia, aunque por el momento se desconocen las causas de la intoxicación. En un pozo cerca de su casa se encontraron murciélagos muertos, por lo que las autoridades decidieron sellar el hueco y desalojar las viviendas adyacentes.

Foto: Efe.
Foto: Efe.

Entre los fallecidos se encuentra una enfermera que trató a los primeros infectados. Su cuerpo ha sido cremado de forma inmediata por miedo a que el virus se propague. Tras descubrir el brote las autoridades ordenaron medidas de emergencia para controlarlo. "Localizamos a 94 personas que habían estado en contacto con las que murieron y han sido puestas en cuarentena como medida de precaución", afirmó K.J. Reena, subdirectora estatal de salud pública, a la agencia 'Afp'. Según Shailaja, "no se han registrado nuevos casos en las últimas 24 horas".

No es nuevo

El Nipah, relacionado con el virus Hendra, fue descubierto en Malasia en 1998 y mató a 105 personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En aquella ocasión, el virus fue transmitido por los cerdos, por lo que se pensó que estos animales eran los portadores originarios, lo que obligó a matar a más de un millón de gorrinos. Actualmente se sabe que son los murciélagos quienes lo transmiten a otras especies, entre ellas la nuestra. En febrero, esta institución lo incluyó en la lista de enfermedades prioritarias para investigar por su potencial epidémico, junto con el ébola o el zika.

Los síntomas pueden variar, pero son parecidos a los de la gripe: fiebre, dolor de cabeza y alteración del comportamiento

Desde su descubrimiento se han detectado 280 casos en la zona del sudeste asiático, de los cuales el 75% falleció. Además, algunos de los supervivientes viven con secuelas permanentes en forma de convulsiones. Mathew indicó que, al no existir una vacuna contra la enfermedad, los médicos solo pueden ocuparse del tratamiento de los síntomas y la tasa de mortalidad es muy alta, superior al 70%.

Salud Virus India Animales Malasia
El redactor recomienda