Trucos adelgazar: La mujer que perdió 27 kilos solo con 3 cambios en su día a día
cetosis, ayuno intermitente y ejercicio, claves

La mujer que perdió 27 kilos solo con 3 cambios en su día a día

La pérdida de peso de Sara Kadlec es realmente una inspiración. Y no solo por el cambio físico que experimentó, sino por lo que aprendió del proceso

Foto:

Si buscas motivación para tu plan de adelgazamiento ahora que llega el verano, la transformación de Sara Kadlec seguro que te inspira. Madre de dos hijos, Kadlec logró perder 27 kilos en solo un año, pasando de 130 a 102 kilos. Y todo ello haciendo algunos cambios simples en su estilo de vida, los cuales ha contado en 'PopSugar'.

La lucha con la báscula de Kadlec comenzó ya en la infancia. Pero no fue hasta después de ser madre y probar "todas las dietas que existen", cuando se dio cuenta de que ya era hora de cambiar: había aumentado 50 kilos.

A comienzos de 2017, la mujer comenzó a transformar su cuerpo, un proceso que, según ella, empezó en su mente y corazón porque ya había probado todos los regímenes existentes. "Sabía que tenía que probar un nuevo enfoque. Tenía que enfrentar las razones por las que recurría a la comida", admitió.

Te prometo que si aprendes a acercarte a tu salud desde el punto de vista del amor propio, puedes cambiar toda tu vida

Sara describió cómo tuvo que cambiar activamente sus hábitos negativos de "comer emocionalmente" y de darse "atracones". Esto le llevó un poco de tiempo. "Pasé tantos años odiándome a mí misma... y puede ser realmente difícil romper esa mentalidad", confiesa. "Pero te prometo que si aprendes a acercarte a tu salud desde el punto de vista del amor propio, puedes cambiar toda tu vida".

Cambiando hábitos

Una vez que Kadlec dejó de lado su relación mental negativa con la comida, pudo pasar a la siguiente fase de su viaje de pérdida de peso: alterar su ingesta diaria de alimentos y su rutina de ejercicios. Cuando comenzó, ella se mantuvo en un estilo de vida cetogénico, consumiendo comidas altas en grasas y bajas en carbohidratos. Esto es, poniendo el cuerpo en estado de cetosis, para que utilice de combustible la grasa del cuepro y no los carbohidratos ingeridos.

La mujer comenzaba todas las mañanas con un brebaje especial de mezcla espumosa de café francés, mantequilla alimentada con pasto, aceite y péptidos de colágeno, para aumentar su consumo de grasas saludables.

Dietas cetogénicas

Las dietas cetogénicas son aquellas particularmente bajas en carbohidratos (que van del 5-20%, o 20-50 g de carbohidratos totales) y altas en grasas (hasta 75% en total). Esta clase de planes hacen que el cuerpo entre en un estado conocido como "cetosis", por el cual las reservas de grasa en el cuerpo son convertidas en cetonas, que alimentan los músculos y el cerebro en lugar de los carbohidratos. El resultado es la quema de grasa y pérdida de peso relativamente rápida en comparación con una dieta tradicional.

Las dietas cetogénicas las pusieron de moda hace unos años Pierre Dukan, el médico francés que revolucionó el mundo de la nutrición con su famoso ‘método Dukan’ para adelgazar, o Robert C. Atkins. La dieta cetogénica, descubierta en 1921 por el endocrino Henry Rawle Geyelin, se centra en la ingesta de más alimentos ricos en proteínas y grasas y la restricción de glúcidos y azúcares con el objetivo de generar una situación de cetosis –exceso de cetonas en la sangre– similar al ayuno.

En cuanto al ejercicio, el entrenamiento preferido de nuestra protagonista es levantar pesas. "Me hace sentir fuerte, segura de sí misma y sexy. Creo que hay muchas mujeres que temen levantar pesas porque creen que las hará voluminosas", pero a ella no le ocurrió. Incluso vio cómo acentuaba sus curvas y sin engordar un kilo. Además del levantamiento de pesas, también hizo algunos ejercicios cardiovasculares. Aunque admitió haber tenido una relación de amor-odio con este tipo de actividad, fue capaz de pasar hasta 45 minutos consecutivos en ella en la cinta de correr, cuando días atrás no pasaba de los cinco minutos.

En general, ella cree que el éxito de su pérdida de peso se reducía a estos tres cambios de estilo de vida: solucionar su relación dañina con la comida, consumir alimentos integrales bajos en carbohidratos y azúcar, y encontrar ejercicios que realmente amaba y deseaba hacer.

Los trucos que le han servido

Sara Kadlec reveló los trucos que le han servido para adelgazar:

  • Ayuno intermitente: la adopción de este tipo de programa de alimentación le ayudó a "impulsar" su metabolismo y ayudó a su cuerpo a adaptarse a la grasa".
  • Suplementos: toma dos suplementos clave todos los días: polvo de proteínas adicionales de péptidos de colágeno (que se conoce para ayudar con la salud intestinal y el control de peso), y magnesio (que era una forma natural de aliviar la ansiedad, evitar el insomnio y equilibrar electrolitos) .
  • Probar nuevos alimentos: durante su viaje de pérdida de peso, descubrió un mundo completamente nuevo de alimentos saludables que estaban esperando ser degustados.
  • Diario: "Esto me ha ayudado a procesar a través de mis hábitos alimenticios emocionales y episodios de atracones. Es una gran salida para mí", dijo Sara sobre su nuevo hábito de diario.

Para aquellos que estén a dieta, esta mujer tiene un consejo: Tienes que empezar a mostrarte un poco de amor a ti mismo. Este es un viaje, y yo personalmente sé lo difícil que puede ser. Está bien cometer errores, siempre y cuando uno se recupere y continúe avanzando. Y recuerda que nadie se define por el número que marque la balanza".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios