apto para todos los públicos

El entrenamiento de 20 minutos con el que pierdes peso (incluso haciéndolo en casa)

No necesitas mucho espacio ni mucho tiempo, y si lo realizas de continuo, con las semanas notarás cómo todos tus músculos están más tonificados y que has rebajado grasa

Foto:

Si no tienes dinero para apuntarte a un gimnasio ni contratar a un entrenador personal, o simplemente la sola idea te da muchísima pereza, aquí tienes un completo entrenamiento de circuito, recogido de 'PopSugar', que puedes hacer en el salón de tu casa. No necesitas mucho espacio ni mucho tiempo: apenas 20 minutos serán suficientes realizar los cinco ejercicios dos veces cada uno. Puede que algún día vayas más pillado de tiempo o te dé más pereza... en ese caso, puedes hacer el circuito una vez, así invertirás diez minutos.

Parece poco, pero si lo realizas de continuo, con las semanas notarás cómo todos tus músculos están más tonificados, que has rebajado grasa y que te encuentras mucho más activo.

1) Climber

♦ Repeticiones: repite durante un minuto.

Empieza en una posición de flexiones normal, es decir, de plancha boca abajo con los hombros perpendiculares a las manos, que comparten el peso con los pies.

Una vez que estés en la posición, mueve tu pie derecho hacia delante, doblando la rodilla y poniendo peso sobre la punta del pie.

Cambia rápidamente de pierna, llevando la rodilla izquierda hacia adelante mientras mueves la pierna derecha hacia atrás. Es un como correr en el sitio y agachado.

2) Sentadillas de sumo

♦ Repeticiones: dos series de diez.

Las sentadillas anchas o de sumo son ideales para tu trasero y la cara interna de tus muslos.

Mantén las manos juntas frente a tu pecho. Separa los pies para que haya unos 20 centímetros entre estos y tus talones.

Luego, dobla las rodillas y los codos. Mantén los hombros sobre las caderas. Baja y más tarde endereza tus piernas y brazos. Esta es una repetición. Haz diez repeticiones dos veces, o sea, veinte bajadas y subidas.

3) Flexiones con codos

♦ Repeticiones: 10 con cada brazo.

Trabaja tus brazos, hombros y centro con esta variación de flexión.

Ponte en una posición de tabla con las piernas rectas y los antebrazos apoyados en la colchoneta o lo que tengas debajo. Tus pies deben tener una distancia de ancho de la cadera. Aprieta bien tu núcleo o centro y mantén la espalda recta.

Manteniendo el pecho paralelo al suelo, pon la palma derecha sobre la colchoneta a medida que levantas el cuerpo, para que tu brazo derecho esté recto. Repite con el brazo izquierdo lo mismo.

Ahora, mueve tu antebrazo derecho de regreso a la colchoneta y luego a la izquierda, volviendo a bajar a la posición del codo. Intenta evitar balancear el torso de un lado a otro.

4) Sentadillas voladoras

♦ Repeticiones: dos series de 10.

Este entrenamiento tonifica sobremanera tus piernas. Se hace así: párate con los pies separados a la anchura de los hombros, y con los brazos a los lados.

Comienza haciendo una sentadilla normal y luego salta tan alto como puedas al elevarte, como si fueras a tocar el techo. Cuando aterrices, baja tu cuerpo de nuevo a la posición de sentadilla para completar una repetición. Y ya sabes, son dos series de diez repeticiones cada una, o sea, 20 sentadillas voladoras.

5) La plancha del revés

♦ Repeticiones: un minuto.

Parece una tontería, pero ya verás cómo te tira de piernas y glúteos... Comienza sentándote con las piernas abiertas, los talones juntos, la columna vertebral estirada y las palmas de las manos a la altura de la pelvis con los dedos para delante.

Levanta la pelvis del suelo y mueve las caderas hacia adelante para crear una forma de mesa plana con tu cuerpo. Planta tus pies firmemente en el suelo.

Recuerda mantener los músculos de los glúteos contraídos. Si ves que no aguantas un minuto, puedes hacer dos series de 30 segundos y descansar un poco entre ambas.

Quien quiere, puede.

¡Dale!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios