impulsora del sufragio femenino

Clara Campoamor: 46 años después de su muerte y sus frases nunca dejan de sonar

En febrero se cumplían 130 años de su nacimiento. Hoy, 30 de abril, es el aniversario de su muerte: falleció en Suiza, a donde se exilió tras el levantamiento golpista del 18 de julio

Foto: Clara Campoamor
Clara Campoamor

En estos tiempos cargados de feminismo, el nombre de Clara Campoamor nunca deja de escucharse, allá donde se esté. El último 8 de marzo, el último Día Internacional de la Mujer, fue en España un punto de inflexión en el que miles, millones de mujeres se cogieron de las manos para gritar juntas 'Basta ya'. La reciente sentencia contra cinco andaluces acusados de violar en grupo a una joven de 18 años y la decisión del tribunal de considerar tales hechos como abuso sexual y no como violación provocó una segunda ola de sororidad, que llevó a otras miles de mujeres a salir a las calles para gritar 'No' contra el patriarcado. Y en medio de todas estas revoluciones, siempre suena Clara Campoamor. Y muchas otras. Hoy, 30 de abril, toda España recuerda a la que fue la impulsora del voto femenino en España; a la mujer que, rodeada de varones que no valoraban la figura femenina, alzó la voz para dejar claro que no, que el hombre no tiene "derecho natural" para "poner al margen a la mujer".

Clara Campoamor (Madrid, 1888 - Lausana [Suiza], 1972) pasó a la historia como la gran campeona del feminismo español: su lucha consiguió que todas las mujeres españolas pudieran ejercer su derecho como ciudadanas al voto, un derecho que defendió a capa y espada ante las Cortes, en aquel discurso que pronunció el 1 de octubre de 1931, algunos años antes de tener que huir a Suiza tras el golpe de Estado del 18 de julio.

La plaza de Guardias de Corps, en el madrileño barrio de Malasaña, celebra este año el aniversario de la muerte de Clara Campoamor con su busto, repuesto a propósito del que sería su 130º cumpleaños después de que fuera robado el original en julio de 2016. A una de las grandes figuras del feminismo español como lo es Campoamor se le atribuyen decenas, cientos de frases, algunas de ellas tan tajantes como necesarias, y sobre todo, actuales. Porque han pasado 87 años de su discurso en las Cortes, de su férrea defensa del valor de la mujer, y en algunas situaciones de la actualidad, sus reivindicaciones de entonces son reivindicaciones aún hoy.

  • "Porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras". Si ya en los años treinta Clara Campoamor hacía referencia a esta crítica —en 'El voto femenino y yo: mi pecado mortal'—, ésta ha sido una reivindicación de la actualidad: recientemente, a propósito de la ley de gestación subrogada y en numerosas ocasiones cuando se trata de temas como el aborto, ha habido una crítica recurrente, con respecto a quiénes son los que legislan sobre el cuerpo de la mujer: grupos formados mayoritariamente por hombres.

  • "El feminismo es una protesta valerosa de todo un sexo contra la positiva disminución de su personalidad". En estos tiempos en los que el feminismo ha resurgido con fuerza —y también los movimientos contrarios al mismo—, son muchos los que utilizan a Clara Campoamor para desvirtuar las luchas actuales. En redes sociales, caldo de cultivo de disputas sobre prácticamente cualquier tema, se pueden ver algunas de estas pugnas. A propósito del aniversario de la muerte de Campoamor, el usuario @inglesskype escribe: "No creo que Clara, a la que admiran las feministas, estuviera de acuerdo en que se marginara al hombre en la Justicia, o que chillaran y se destetaran las famosas FEMEN, y con tantas cosas que hoy el feminismo hace". Sin embargo, son muchas las personas que, conociendo de antemano la posibilidad de este tipo de reacción, se han adelantado. "Supongo que Clara Campoamor sería en su momento una tarada feminazi", escribe @antizaneconde. "Sin embargo, hoy nos parece normal que la mujer vote. Dentro de unos años nos parecerá normal que no nos violen o que no nos maten", añade.

Después de su valiente defensa del sufragio femenino durante la II República y una vez que estalló el golpe de Estado que trajo a España cuarenta años de dictadura franquista, Clara Campoamor tuvo que huir de España. Primero lo hizo a Suiza, luego a Argentina, y tras una ajetreada vida como jurista —y siempre feminista allá donde fuera— de aquí para allá, a mediados de los cincuenta se trasladó de nuevo a Lausana, donde falleció a los 84 años. Suiza era una tierra más próxima a su hogar, y allí decidió pasar sus últimos años de exilio antes de desaparecer.

Antes de morir, dejó recordados sus buenos recuerdos de San Sebastián, y fue gracias a una familia catalana, los Montó Riu Segú, que los restos de Clara Campoamor no acabaron en una fosa común: decidieron acoger sus restos —traídos con nocturnidad desde Suiza— en su propio panteón familiar en el cementerio de Polloe.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios