¿lo habías probado ya?

El único ejercicio que debes hacer cuando pasas de cierta edad

Una vez que envejeces ya no hay marcha atrás, pero puedes estar preparado y conservar una figura que muchos envidien

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Realizar cualquier actividad física es saludable a cualquier edad, pero en las personas mayores es fundamental para evitar la pérdida de masa muscular y ósea. A partir de los 60, cualquier ejercicio es beneficioso, aunque hay algunos que son más recomendables. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que este grupo poblacional debe realizar alrededor de 150 minutos semanales en total de actividad aeróbica moderada, o 75 si es vigorosa, o bien la combinación equivalente de ambas.

Para mayor beneficio se podría llegar a 300 y 150 minutos, respectivamente, incluyendo dos o tres veces por semana, actividades que fortalezcan el aparato locomotor, y otras para mejorar el equilibrio y la flexibilidad.

Prueba el tai chi

Ya se sabe que dormir lo suficiente puede reducir significativamente el riesgo de alzhéimer en personas mayores de 70 años, y los estudios también han indicado que tomar menos alcohol (máximo dos unidades) pueden tener beneficios a largo plazo para el cerebro. Otro estudio ha indicado que practicar meditación durante solo 10 minutos al día puede ofrecer un impulso masivo a la salud cerebral en los ancianos.

Elige un buen instructor acreditado que te guíe en las prácticas y siga tu evolución y un lugar adecuado, cuanto más tranquilo y silencioso, mejor

Un nuevo estudio publicado en el 'Journal of Neuroimaging' dice que este antiguo arte tiene beneficios físicos y psicológicos inesperados en las personas mayores. La investigación científica se ha centrado en cómo mantenerse alerta en sus últimos años. Usando una espectroscopia de resonancia magnética, los expertos midieron la química cerebral y muscular en seis adultos mayores inscritos en un programa de tai chi de 12 semanas. Lo que descubrieron fue que la práctica aumentaba significativamente el metabolismo del cerebro y mejoraba las tasas de recuperación en los músculos de las piernas.

Si bien el tamaño de la muestra fue pequeño, las implicaciones son potencialmente grandes. "Los beneficios del tai chi han sido conocidos anecdóticamente; sin embargo, investigaciones recientes como nuestro estudio pueden cuantificar estas mejoras utilizando medidas objetivas", explica en 'BestLife' su autor principal, el doctor Alexander Lin del Brigham and Women's ​Hospital y la facultad de Medicina de Harvard.

Cómo comenzar a practicarlo

Esta práctica es una forma de realizar ejercicio muy saludable y reporta beneficios evidentes en muy poco tiempo. Aunque es un ejercicio lento y suave y no es de los que acabas sin aliento, trabaja los componentes clave de la aptitud física: la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio y, en menor grado pero también, el acondicionamiento aeróbico.

En un estudio realizado en Japón se compararon varios tipos de ejercicio para comprobar cuál mejoraba más la fuerza entre sus practicantes. Un grupo hizo taichi; otro caminaba a paso ligero, y otros entrenaban resistencia. Los primeros mejoraron más del 30% en la fuerza del tren inferior y el 25% en la fuerza del superior; casi tanto como los que participaron en el entrenamiento de fuerza, y mejor que los que caminaron a paso ligero.

Practicarlo aumenta significativamente el metabolismo del cerebro y mejora las tasas de recuperación en los músculos de las piernas

Para empezar a realizarlo solo necesitas tener un poco de voluntad y tomar esa determinación para ponerte a practicarlo. Elige un buen instructor acreditado que te guíe en las prácticas y pueda seguir tu evolución y un lugar adecuado, cuanto más tranquilo y silencioso, mejor, ya que necesitarás, sobre todo al principio, aprender a concentrarte y apaciguar tu mente. Aprovecha si hace buen tiempo para hacerlo al aire libre y aunque todas las horas son buenas, los amaneceres y atardeceres son perfectos.

Tanto si practicas en un centro especializado como en la sala de un gimnasio, o de una casa con espacio suficiente, lo más recomendable es que esté bien ventilado y sin ruidos del exterior con luz agradable y una música relajante. Escoge ropa cómoda, zapatillas planas y no te olvides de calentar. Practicar la respiración también es muy importante, tu instructor te ayudará a conseguirlo. Cuando hayas finalizado, tampoco debes olvidar los estiramientos, así mejorará tu flexibilidad y evitarás otros problemas musculares.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios