La carta de una mujer a su ex, que se negaba a pagar íntegra la manutención de los hijos
  1. Alma, Corazón, Vida
te va a hacer pensar

La carta de una mujer a su ex, que se negaba a pagar íntegra la manutención de los hijos

Una madre soltera ha dejado por los suelos a su exmarido en Facebook por su negativa a pagar todo lo que le correspondería y por lo mal padre que es

Foto:

En los últimos quince años, en España, los divorcios se han triplicado (han pasado de 37.586 en 2001 a 114.019 en 2016), y las separaciones han caído un 91% (de 65.555 a 5.840), según un informe del Poder Judicial de 2017. El escrito destaca que el número de disoluciones matrimoniales se ha estabilizado desde 2009 a 120.000 demandas anuales.

Como vemos, nos divorciamos más y nos separamos menos. Es decir, si lo hacemos, lo hacemos hasta el final. Uno de los problemas de estas rupturas es el cuidado de los niños, y las correspondientes manutenciones si la custodia total se otorga a uno u otro miembro.

Una madre soltera, de Hull, Yorkshire del Este (Reino Unido) sabe bien de lo que hablamos. La mujer, que ha preferido guardar su anonimato, ha colgado una desgarradora carta contra su exmarido, por su negativa a pagar la manutención de sus dos hijos.

La madre asegura que su ex no declara todos sus ingresos, así que le pasa una manutención menor de la que le correspondería

La misiva se ha hecho pública en Facebook en una cuenta llamada 'Single Mum Still Standing' (Una madre soltera todavía en pie, en español).

En ella, la madre asegura que su ex no declara todos sus ingresos al Child Maintenance Service (CMS), el sistema británico que regula las manutenciones. También afirma que se ha visto obligada a conseguir dos trabajos para pagar el mantenimiento de sus hijos y sus propios gastos personales.

También asegura que su exmarido la acosa por redes sociales cuestionando en qué se está gastando su dinero. Además, enumera todas las cosas a las que se supone que debe destinar el dinero para el mantenimiento de su hijo, que van desde el reembolso de la hipoteca hasta los uniformes escolares de los niños.

placeholder

Transcribimos la carta íntegra a continuación:

La carta contra el exmarido

«Una carta abierta al padre que no paga la manutención de sus hijos. Cualquier pago que hagas no financia mis vacaciones. No uso TU dinero para pagar mi ropa. Tu sueldo ganado con tanto esfuerzo no me ayuda a pagar el gimnasio ni a acceder a mi cuenta de ahorros (que no existe).

»Así que cuando acechas mi Instagram y Facebook y me ves aprovechando al máximo los fines de semana que no tengo niños, con amigos, puedes estar seguro de que todo eso me lo estoy pagando con mi dinero. En palabras de Destiny's Child, "Los zapatos en mis pies, los compré, dependo de mí".

»Déjame decírtelo claro: cualquier dinero que pagué para ayudar con la crianza de los niños va directamente a nuestros hijos. Tengo dos trabajos para financiar mi propio estilo de vida y pagar por nuestros hijos. Es un concepto simple que parece que no puedes comprender.

Tus pagos no financian mis vacaciones. No uso TU dinero para pagar mi ropa

»Así que estás ladrando al árbol equivocado cuando me dices con amargura que quizás debería "salir menos" cuando te reclamo los pagos de la manutención.

»Entonces, ¿qué deberían cubrir los pagos de mantenimiento infantil? Lo admito, va hacia mi hipoteca, la casa que pone un techo sobre la cabeza de nuestros niños por las noches. Su casa. También ayuda con los costes asociados a administrar esa casa. Espero que estés de acuerdo, necesitan un hogar.

»¿Cuáles son las consecuencias de que tú no contribuyas a su hogar? Déjame decirte, podría resultar que necesitáramos encontrar un hogar más barato, en un área menos deseable y, sin duda, significaría un cambio en la escuela.

»Su dinero ayuda a que se puedan poner ropa y a lavar las propias prendas. Vale la pena pagar el uniforme escolar que me corresponde comprar, y los viajes escolares que financio.

placeholder

»El dinero se paga por las clases de natación a las que los llevo, a las que nunca has ido, porque quiero que tengan esa habilidad para la vida, pago los entrenamientos y los partidos de fútbol de nuestro hijo. (Por cierto, lo hacen bien, realmente bien, y deberías tomarte el tiempo para venir a verlos; te sorprendería si aparecieras).

»Ayuda a pagar sus fiestas de cumpleaños con sus amigos a los que tu esposa no les deja asistir, porque incluso después de todo este tiempo ella todavía está celosa de que tú y yo tengamos contacto.

»También compra los regalos de cumpleaños. Y gracias a Dios que así es, porque en el quinto cumpleaños de nuestra hija, a pesar de que la tuviste durante dos horas después de la escuela, no le diste ni un solo regalo. Imagínate si yo hubiera hecho lo mismo... ¡no habría tenido nada por su cumpleaños!.

»Tu dinero ayuda a comprar zapatos Clarks, porque les salen ampollas en los pies si les compro algo más barato. Vale la pena pagar por el cuidado de los niños, ¿o creías que todo esto era gratis? Deberías ponerte en mi lugar un día y ver que tu dinero es clave para proporcionar el estilo de vida que merecen nuestros hijos.

El dinero se usa para las clases de natación a las que los llevo, a las que nunca has ido, porque quiero que tengan esa habilidad

»Entonces, ¿qué manutención deberías pagar? La ley exige que un padre no residente pague el 12% de su ingreso bruto semanal si tiene un hijo y el 16% si tiene dos hijos. Todo lo que pido es lo que este gobierno dice que los padres no residentes deben pagar. Nada más y nada menos. Y date cuenta de que no son mis reglas. Eso es todo, el 16%. No te va a dejar en la ruina. No va a desalojarte de tu casa de cinco habitaciones.

»Sé que no pagar, no pagar a tiempo o no pagar la cantidad correcta es el último control que tienes sobre mí. Debes sentirte tan poderoso cuando lo retienes durante cinco días, porque puedes y no hay nada que yo pueda hacer al respecto. ¿Qué clase de hombre eres?

»Es muy fácil esconderse con el CMS. Los padres no residentes pueden manejar sus propios negocios / convertirse en trabajadores por cuenta propia y esconder los dividendos, o trabajar en efectivo para que puedan quedarse con todo.

»En realidad, eres muy astuto, porque pagas, hasta el último centavo, lo que el CMS ordena que pagues, por lo que en papel puedes 'probar' que pagas la crianza de tus hijos 'correctamente'.

placeholder

»Si alguna vez lo menciono, simplemente dices "Pagué lo que me dijo el CMS". Estás cubierto, pero tú y yo sabemos que esa no es la historia completa.

»El CMS te ordena pagar una matutención basada en lo que tú has declarado que ganas, pero el pequeño salario que has dicho que cobras no es lo que ingresas en realidad. Eres tan inteligente, explotando una laguna legal para abusar financieramente de nuestros hijos.

»Apuesto a que recibo mucho más dinero en mantenimiento que muchos otros padres solteros, algunos estarían agradecidos de lo que recibo, pero ¿por qué nuestros hijos tienen un 16% de un ingreso falso, hecho por ti, cuando tienen derecho a más?

[...]

»También se niega a hablar conmigo sobre eso o responder mis mensajes al respecto. Entonces, si te preguntas por qué he recurrido a esto, esa es la razón. Si tan solo me trataras como a un ser humano y conversaras conmigo sobre las necesidades de nuestros hijos. Todo lo que te pido es que declares adecuadamente tus ganancias completas al CMS, para que la organización pueda calcular correctamente la manutención.

Estoy tratando de proporcionar una vida que sea similar a la que tendrían si tú y yo no nos hubiéramos separado

»El gobierno británico les brinda a nuestros niños más apoyo financiero que tú. Piensa en eso por un momento. No importa lo que haya sucedido entre tú y yo, la mujer a la que una vez amó lo suficiente como para tener dos. Solo porque me odies, no los hagas sufrir a ellos.

»Querido padre que no pagará manutención infantil: eres inútil y no sé cómo vives contigo mismo. Todo lo que sé es que estoy tratando de proporcionar una vida que sea similar a la que tendrían si tú y yo no nos hubiéramos separado. No es su culpa que no podamos vivir juntos.

»No pagar es solo otro error de crianza. Es tan malo como no asistir a la obra de Navidad de nuestro hijo después de prometerle que estarías allí. Es lo mismo que negarse a llevar a nuestro hijo a su fútbol tan querido en tus fines de semana, es como hacer que nuestra hija suspenda su clase de baile el día que la tengas. La lista continua.

»No espero que hagas lo correcto. Eres un mal padre. Afortunadamente, me tienen a mí.»

Virales Social
El redactor recomienda