"Pillé a mi marido con mi mejor amiga en San Valentín: esto es lo que hice"
  1. Alma, Corazón, Vida
quien busca, halla

"Pillé a mi marido con mi mejor amiga en San Valentín: esto es lo que hice"

Michelle Bragger, de 51 años, se llevó la mayor de las sorpresas el día de los enamorados: su pareja la había dejado por una mujer muy cercana a ambos. Te contamos todo

placeholder Foto: Michelle y su marido John. (Facebook)
Michelle y su marido John. (Facebook)

Como os gustó mucho la historia de la mujer que pilló el romance de su marido con la prostituta, hoy os traemos otra historia parecida. Esta vez la infidelidad se ha quedado más "en casa" y no ha sido necesario pagar a alguien.

La protagonista víctima del affaire es Michelle Bragger, de 51 años. Ella llevaba felizmente casada con John, electricista, durante 18 años, y nunca creyó que sería infiel. "Tuvimos un matrimonio sólido y ni una vez en todos esos años me dio razones para sospechar que me estaba engañando. Supuse que estaríamos juntos para siempre", cuenta en 'The Sun'.

Michelle y John se conocieron por primera vez cuando ambos estaban en los 30, cuando él apareció en su oficina para arreglar los ordenadores. Ella se dio cuenta de que él estaba casado, pero pronto se cayeron bien. Comenzaron a verse en secreto, pero Michelle le dejó claro desde el principio que necesitaba dejar a su esposa si lo suyo iba a más.

Ambos llevaban felizmente casados durante 18 años, y tienen dos hijas. Ella nunca creyó que él podía serle infiel, y menos con su amiga

Michelle, que trabaja como administradora, asegura que a pesar de que sabía que era "la otra mujer", él la convenció de que había muchos problemas en su matrimonio, lo que le quitó peso de encima: así ella no sentía que era la culpable de la posible ruptura de ambos.

Ella y su amante casado decidieron esperar a que él dejase a su mujer: "Eso me hizo sentir que habíamos hecho lo correcto".

Una ruptura inesperada

A John y Michelle les encantaba estar juntos y criar a sus hijas, ahora de 18 y 14 años; eran la vida y el alma de la fiesta.

Pasaban el mayor tiempo posible con familiares y amigos, especialmente con su mejor amiga Jennifer (no es su nombre real). De hecho, Michelle dice que "Jennifer pasó casi todos los días con nosotros, a menudo acompañándonos en viajes de un día o en salidas nocturnas".

Pero en noviembre de 2015, John dejó caer su bomba: "Michelle, no te amo ya". Y la dejó.

placeholder

Ella asegura que no comprendía nada, ya que vino de sorpresa: "Salió de la nada y no pude entender por qué no quería que funcionara".

No obstante, ella no se rindió: "Conseguí que se quedara en Navidad, pero esas pocas semanas fueron las peores de mi vida. Pasé las vacaciones pidiéndole a John que no nos dejara, y estaba llorando por sus duras respuestas. Estaba tan molesto que cuando llegó el momento de despedirse de los los niños estos pensaban que su padre iba a decirles que tenía cáncer".

Ella confió en su mejor amiga

Devastada y confundida, Michelle le contó todo a su mejor amiga. "Jennifer era la única persona en la que podía confiar. Ella estaba tan sorprendida como yo, y me preguntaba si había había alguna manera de resolverlo".

Cuando John se fue, ni siquiera le dijo a dónde iba. "No podía entender por qué estaba siendo tan reservado, pero me rompió el corazón. Jennifer era un hombro para llorar, y todo parecía indicar que no había esperanza".

placeholder Michelle y su entonces mejor amiga, Jennifer (Facebook)
Michelle y su entonces mejor amiga, Jennifer (Facebook)

Michelle no se daba por vencida a perder su amor. "Pensaba que tenía que luchar por arreglar una relación de 18 años".

Decidida a descubrir la verdad sobre lo que estaba pasando, Michelle decidió el día de San Valentín 2016 que necesitaba encontrar a John. Ella cogió el coche de un lado a otro por su barrio sin saber muy bien adonde ir y de repente... ¡Sorpresa! Encontró el coche de su expareja frente a la casa de su amiga.

Al encontrar el auto de John fuera de la casa de Jennifer, Michelle decidió que era hora de obtener algunas respuestas. En cuanto John abrió la puerta, confesó todo.

Estaba de luto. Las dos personas más cercanas a mí habían traicionado por completo mi confianza

Michelle estaba abatida: no solo le había traicionado su pareja, sino también su mejor amiga. "Estaba de luto por la pérdida de dos relaciones. Las dos personas más cercanas a mí habían traicionado por completo mi confianza".

"Cuando nuestras hijas se enteraron, quedaron abatidas... yo solo trato de que ellas sean felices. "Nunca lo superaré, pero una vez que se haya completado el divorcio, finalmente podré trazar una plan para superarlo.

Infiel Sexo Infidelidad San Valentín Relaciones sexuales Relaciones de pareja Relaciones personales
El redactor recomienda