sin problemas de respiración

La superevolución humana: cómo esta tribu aguanta 13 minutos bajo el agua

Conocidos como los 'nómadas del mar' llevan un estilo de vida totalmente adaptado al océano desde hace siglos, hasta tal punto que nunca han pisado tierra firme

Foto: Bajau. (James Morgan)
Bajau. (James Morgan)

¿Cuánto tiempo se puede estar bajo el agua sin salir a la superficie? ¿Y cuánto se puede resistir sin respirar? Los bajau, una de las últimas tribus nómadas marítimas del mundo, han desarrollado una capacidad increíble que parece ser una superevolución humana.

Se dice que aprenden a nadar antes de caminar, que rompen sus tímpanos para sumergirse en el mar más tiempo y más profundo, y que pasan sus vidas viviendo entre barcos y el agua en busca de perlas, corales y pescado.

Durante más de 1.000 años, esta tribu, conocida como los 'nómadas del mar', ha vagado por los mares del sur de Asia en lanchas fabricadas por ellos mismos, capturando peces por medio de la inmersión libre y armados con arpones. Se encuentran en el Triángulo de Coral, región del Sudeste asiático, entre Filipinas, Malasia e Indonesia y son conocidos por su gran capacidad para aguantar sin respirar bajo el agua: 13 minutos.

Bazo desarrollado

Se puede vivir perfectamente sin este órgano que se relaciona con el diafragma, el estómago, el colon, el polo superior del riñón izquierdo y la cola del páncreas. Tiene varias funciones, pero la principal es en el sistema inmunitario. Al circular la sangre filtra los antígenos y en sus centros germinales se sintetizan los anticuerpos específicos conocidos como inmunoglobulinas. Además, es un centro de maduración y destrucción de glóbulos rojos envejecidos y depósito de plaquetas.

Los miembros de la tribu pueden bucear hasta 70 metros con la ayuda de nada más que un conjunto de pesas (para poder hundirse) y un par de gafas de madera. El bazo desempeña un papel clave en la "respuesta de buceo humano" que pone al cuerpo en modo de supervivencia cuando se sumerge bajo el agua, incluso durante breves períodos de tiempo.

Los bajau tienen un gen llamado PDE10A con el que no cuentan sus vecinos en tierra. Este altera el tamaño del órgano mediante la hormona tiroidea

A medida que la respuesta entra en acción, la frecuencia cardíaca disminuye, la sangre se dirige a los órganos vitales y el bazo se contrae para inyectar glóbulos rojos oxigenados en la circulación. Su contracción puede aumentar los niveles de oxígeno en el cuerpo hasta en un 9%.

Un nuevo estudio, realizado por la Universidad de Cambridge, ha descubierto que los bazos de los bajau son un 50% más grandes que los de sus vecinos que viven en la tierra, en Saluan.

Mapa del Triángulo de Coral.
Mapa del Triángulo de Coral.

La directora de la investigación, Melissa Ilardo, explicó: "No hay mucha información sobre este órgano en general en cuanto su fisiología y genética, pero sabemos que las focas de buceo profundo, como la Sello de Weddell, tienen bazos desproporcionadamente grandes. Pensé que si la selección natural actuaba en el desarrollo de esta parte en los animales, podría hacer lo mismo en los humanos".

Debido a que esta tribu no bucea de forma competitiva, no se sabe con precisión cuánto tiempo pueden permanecer bajo el agua, pero uno de ellos asegura haber estado al menos durante trece minutos.

Genes alterados

Ilardo pasó varios meses en Jaya Bakti, Indonesia, tomando muestras genéticas y realizando ecografías de personas de esta tribu y de otras que viven en tierra. La evidencia mostró que los bazos de los primeros se agrandaron permanentemente, no simplemente como respuesta al buceo. "Los humanos somos seres bastante moldeables. Podemos adaptarnos a una serie de diferentes entornos extremos solo a través de nuestros cambios de estilo de vida o comportamiento, por lo que no era necesariamente probable que encontráramos una adaptación genética real", asegura.

Aunque puedes vivir sin el bazo, es muy importante para el sistema inmunológico y madura y destruye los glóbulos rojos envejecidos

¡El análisis de ADN mostró que los bajau tienen un gen llamado PDE10A con el que no cuentan los de Saluan. Se cree que este altera el tamaño del órgano mediante el ajuste de los niveles de la hormona tiroidea. "La relación entre ambos está comprobada en ratones. Hay una conexión. Si se los altera genéticamente para que no tengan este tipo células, el tamaño se reduce drásticamente, pero este efecto es reversible con una inyección de la misma".

Foto: James Morgan
Foto: James Morgan

El estudio, publicado en la revista 'Cell', podría ayudar a los científicos a comprender la hipoxia aguda, una afección en la que los tejidos corporales experimentan una rápida pérdida de oxígeno causada por alguna enfermedad pulmonar crónica, insuficiencia cardíaca, anemia o una intoxicación por monóxido de carbono.

¿Hasta cuándo?

Quizá esta evolución dure poco tiempo. La sobreexplotación pesquera y las nuevas formas de pesca como la que se realiza con dinamita o con cianuro están reemplazando sus antiguas técnicas, dañando los fondos marinos, los arrecifes y afectando especialmente a la vía de subsistencia de esta tribu. Esto ha provocado que en los últimos años descienda el número de bajau que viven enteramente en el mar mientras algunos programas gubernamentales intentan que se asienten en el continente.

Sin embargo, a causa de la discriminación que sufren en muchos casos, algunos de ellos acaban emigrando o mendigando a Malasia o Indonesia, donde existe una menor tasa de marginación social.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios