Un golpe en la cabeza puede aumentar el riesgo de Parkinson
  1. Alma, Corazón, Vida
según un estudio

Un golpe en la cabeza puede aumentar el riesgo de Parkinson

Las personas tienen un 56% más de probabilidades de ser diagnosticadas con la enfermedad tras sufrir una "lesión cerebral traumática leve"

Foto:

Los casos de Parkinson no dejan de aumentar. En nuestro país, cada año se diagnostican 10.000 nuevos, el 70% de ellos en personas mayores de 65 años. Los expertos calculan que, debido al aumento de la prevalencia y la incidencia de esta enfermedad en las últimas décadas, el número de casos se triplicará en 2050, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Aunque su origen se desconoce, los expertos creen que su aparición surge por una combinación de factores de riesgo no modificables, como el envejecimiento o la genética", explica a 'Efe' el coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la SEN, Javier Pagonabarraga. "No obstante, las formas familiares sólo representan el 5 % de los casos. La exposición a ciertos factores ambientales podría incrementar o disminuir el riesgo, pero el conocimiento de estos aún no es lo suficientemente amplio y se han encontrado resultados contradictorios en muchos estudios", añade.

Los expertos calculan que, debido al aumento de la prevalencia de esta enfermedad en las últimas décadas, el número de casos se triplicará en 2050

Existe mucho desconocimiento acerca del Parkinson. Ahora, un nuevo estudio ha descubierto que además de los factores mencionados por el doctor Pagonabarraga, una lesión en la cabeza también podría desarrollar la enfermedad en el paciente. En concreto, las personas tienen un 56% más de probabilidades de ser diagnosticadas con la enfermedad después de un diagnóstico de "lesión cerebral traumática leve", aseguran los investigadores del estudio, publicado en la revista 'Neurology'.

placeholder

Los participantes de la investigación fueron 326.000 veteranos militares estadounidenses. La mitad de los participantes, con edades comprendidas entre 31 y 65 años, habían sufrido una lesión cerebral traumática leve, moderada o grave, y la otra mitad no.

Durante un período de hasta 12 años, un total de 1.462 de los veteranos desarrollaron Parkinson. Los investigadores descubrieron que, en comparación con los participantes que no tenían diagnóstico de lesión cerebral, aquellos que experimentaban una lesión leve tenían un 56% más de riesgo.

La gravedad de la lesión influye

Las posibilidades de desarrollar la enfermedad de Parkinson aumentan con la gravedad de la lesión en la cabeza. Una moderada o grave se asoció con un aumento del 83% del riesgo.

Los síntomas de lesión cerebral traumática leve se definieron como la pérdida de la conciencia de 0 a 30 minutos, la alteración de la conciencia durante hasta 24 horas o hasta 24 horas de pérdida de memoria.

Las posibilidades de desarrollar Parkinson se incrementan con la gravedad de la lesión. Una moderada o grave aumentaba un 83% el riesgo

"Este estudio destaca la importancia de la prevención de conmociones cerebrales, el seguimiento a largo plazo de las personas con conmoción cerebral y la necesidad de estudios futuros para investigar si hay otros factores de riesgo que pueden modificarse después de que alguien tenga una conmoción cerebral", asegura la investigadora principal, la doctora Raquel Gardner, de la Universidad de California en San Francisco. "Si bien nuestro estudio analizó a los veteranos, creemos que los resultados pueden tener implicaciones importantes para los atletas y el público en general también", añade.

Foto: La clave puede no estar en el cerebro. (iStock)

El profesor David Dexter, subdirector de investigación de la institución benéfica británica de Parkinson asegura que "varios estudios a lo largo de los años han destacado el traumatismo craneoencefálico como un factor de riesgo de trastornos neurodegenerativos, incluido el Parkinson, y este estudio más amplio refuerza esa evidencia".

"Los estudios que observan las células cerebrales bajo el microscopio han revelado que los traumatismos en la cabeza pueden hacer que las proteínas se agrupen. Estos agregados proteicos son una característica del Parkinson y pueden hacer que las membranas celulares exploten, lo que provoca la pérdida característica de células cerebrales", añade Dexter.

Cada años, más casos en España

En nuestro país, el Parkinson es el segundo diagnóstico neurológico más frecuente entre los mayores de 65 años, tras el Alzheimer. El 2% lo padece, porcentaje que se duplica entre las personas de 85, señala la SEN. Pero no es una patología exclusiva de este colectivo: el 15% de los pacientes es menor de 50 años, y también se pueden encontrar casos en niños o adolescentes.

En nuestro país, el Parkinson es el segundo diagnóstico neurológico más frecuente entre los mayores de 65 años, tras el Alzheimer

En España, actualmente, existen ente 120.000 y 150.000 personas con esta enfermedad neurodegenerativa, y tardan de media de entre 1 y 3 años en obtener un diagnóstico.

La prevalencia y la incidencia del Parkinson se ha incrementado considerablemente en las últimas décadas. Los expertos creen que las causas son el aumento de la esperanza de vida, los avances diagnósticos y terapéuticos y la mayor sensibilización, razón por la que la SEN calcula que el número de afectados se duplicará en 20 años y se triplicará en 30.

Enfermedades mentales Social
El redactor recomienda