Trucos adelgazar: La rutina que hizo que esta mujer lograse adelgazar más de 30 kilos
boxeo, semiayuno y constancia

La rutina que hizo que esta mujer lograse adelgazar más de 30 kilos

Para que te des impulso con la 'operación bikini' y veas que si se quiere, se puede te contamos la historia de Ann Najjar, que consiguió perder mucho peso haciendo lo siguiente

Foto: Ann Najjar
Ann Najjar

La 'operación bikini' ha comenzado, y las historias reales de personas que han logrado adelgazar son motivadoras. Si estás leyendo esto es o porque estás a dieta o porque estas pensando en comenzar un régimen. Para que te des impulso y veas que si se quiere, se puede (casi siempre) te contamos la historia de Ann Najjar.

La joven siempre ha sido gordita, toda su vida. "Incluso cuando estaba en la escuela. Pero las cosas empeoraron después de graduarme en el instituto, en 2007, cuando empecé a trabajar en un salón de bronceado", cuenta ella misma en 'Women's Health'.

Najjar cayó víctima del picoteo-por-aburrimiento, el causante de que las máquinas de vending de las empresas estén siempre vacías y de que nos sobren un par de kilos a la mayoría de nosotros.

La joven pesaba casi 100 kilos cuando decidió apuntarse a boxeo y empezar a cuidar su alimentación a través del ayuno intermitente

"Era un trabajo aburrido. Durante la temporada baja estaba sentada en el mismo lugar durante horas, y comía para hacer más amena la jornada", confiesa. Lo que ingería, como podéis adivinar, no eran manzanas ni mandarinas. Sino "pizza, hamburguesas, patatas fritas, dulces, lo que sea...". Para más inri, había amigos suyos que iban a verla y como sabían que se pasaban las horas muy lentas, le llevaban comida.

A todo ello se sumó que a finales de 2007 su hermano estaba entrenando para su primera pelea de boxeo. Najjar fue a verle, y le gustó estar en su lugar: "Noté cómo los hombres no le quitaban los ojos durante el partido, y le daban directrices para que hiciera mejor el combate. En ese momento me di cuenta de que quería estar en su lugar, ayudándolo, como ellos. Pero primero necesitaba aprender el complejo mundo de las artes marciales. Entonces me apunté en un gimnasio de boxeo", detalla. Pues sí, amigos, el boxeo le quitó esos kilos de más. En ese momento la joven pesaba 98. Veamos con detalle qué pasos siguió:

1) Boxeo cuatro veces por semana

Como calentamiento, saltaba a la comba y luego hacía boxeo de estilo libre. Después se ponía los guantes, junto a sus compañeros, y daban toques unos contra otros.

"Además de mis clases de boxeo, también tomé clases de pesas y ​​acondicionamiento, dos veces por semana. Estas consistían principalmente en entrenamiento, con mucha carrera. Al final del primer mes, había perdido alrededor de tres kilos.

2) Dieta sana y ayuno intermitente

Durante los dos primeros años no cambió en nada su dieta, pero aun así, solo con el ejercicio, bajó de 98 a 75 kilos. Vio que estaba adelgazando y decidió que ya era hora de mejorar su dieta y hacer que sus hábitos alimenticios fuesen más sanos. "Dejé los alimentos grasos que habían sido mis básicos y comencé a ayunar intermitentemente: comía durante ocho horas y no ingería nada durante 16".

Decidió comer entre el mediodía y alrededor de las ocho de la tarde la mayoría de los días. Por las mañanas, no desayunaba apenas, solo una taza de café antes de trabajar y de hacer ejercicio. Un almuerzo típico que seguía era una ensalada de pollo con coliflor y quinoa o un bol con arroz integral. Para la cena, tomaba proteínas como pollo y salmón.

Después de un mes de comer de esta manera, adelgazó otros tres kilos.

3) Se hizo entrenadora de boxeo

En 2016 su gimnasio cerró. Estuvo saltando de uno a otro como loca, buscando uno nuevo en el que seguir con la buena rutina que había adquirido. En ese momento, además, tenía un trabajo en una tienda como gerente y decidió que no era lo que quería hacer. Al poco tiempo, un amigo suyo con el que había estado entrenando en su anterior gimnasio, le dijo que en un nuevo 'gym' estaban contratando a gente, así que decidió presentarse.

Su nuevo trabajo como entrenadora de boxeo y su recién adquirida dieta le ayudaron a llegar a su meta de peso, los 68 kilos

"En febrero de 2017 me contrataron como especialista. Los entrenadores se dieron cuenta de que tenía talento en el boxeo y me pedían que los ayudara. Un mes después, me preguntaron si quería ser entrenadora de boxeo allí".

Este nuevo trabajo y su recién adquirida dieta le ayudaron a perder sus últimos 7 kilos. "Después de seis meses, finalmente alcancé mi peso meta, los 68 kilos".

Al final, acabó ayudando a su hermano en los combates de boxeo, su deseo cuando no estaba en forma. "¡Fue tan emocionante! Estuve allí compartiendo emociones con él, y terminé ayudándolo a ganar. Entender el arte de su lucha fue la parte más difícil, pero sentí que gané con él, ganamos juntos".

Como todas las historias personales de adelgazamiento, va con consejo incluido: "La recomendación que haría a las mujeres que intentan perder peso es que sean consecuentes. Eso les ayudará a mejorar cualquier cosa que quieran hacer en la vida, desde el boxeo hasta los negocios".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios