Empleo: Diez secretos que los empleados de Ikea nunca te quieren contar
una de las empresas más famosas del mundo

Diez secretos que los empleados de Ikea nunca te quieren contar

Los trabajadores han revelado algunos secretos del gigante sueco que los mortales no sabemos y que quizá pueden ser de nuestro interés

Foto:

A estas alturas, todos sabemos qué es Ikea. Sobre todo porque la mayoría de nosotros somos mileuristas (y ni eso) y en algún momento de la vida hemos tenido que ir a esos grandes almacenes de menaje a adquirir muebles y utensilios de la casa a precios económicos.

Pues ahora sus empleados han revelado algunos secretos del gigante sueco que los mortales no sabemos. Algunos de ellos han sido revelados en el portal 'MSN'. Recopilamos los más llamativos:

1) Hay atajos

Aunque trabajar en el laberinto de Ikea puede ser divertido, también es posible que sus empleados se agobien en él. Pero hay trucos para no tener que pasar por toda la tienda y poder salir del almacén o ir a la sección que queremos. Según los empleados de la empresa, podemos encontrar mapas en la parte posterior de las listas de compras que ofrecen en la entrada, que revelarán accesos directos para que puedan llegar donde quieran más rápido. Si olvidas coger uno al entrar, generalmente puedes encontrar indicios que apuntan a rutas más cortas, o siempre puedes preguntarle a un empleado.

Según los empleados de la empresa, podemos encontrar mapas en la parte posterior de las listas de compras que ofrecen en la entrada

2) Cuidado con la compra de impulso

Tomar esos atajos no solo te ahorrará tiempo, también podría ahorrarte dinero: si te ahorras secciones esquivarás la compra por impulso de los enormes contenedores de productos "extra" que hay en las secciones, los cuales llaman tu atención mientras estás dando vueltas por la tienda. Si vas directo a comprar lo que necesitas, te ahorrarás tentaciones.

3) Dan pañales gratis

Si vas con un bebé y no tienes pañales, no pasa nada. Puedes ir a los baños familiares a por uno o los que necesites.

4) No es bueno coger las muestras

Si coges una muestra y no la caja que lo contiene o lo que está puesto para la venta, en caja tendrán que 'perder el tiempo' en llamar a esa sección y pedirle permiso para venderlo. Y la respuesta podría ser "no". Ahorrarás tiempo si eliges uno que no sea para exponer.

5) Hay que mirar en la web primero

"El stock en nuestra tienda puede ser abrumador, por lo que recomendamos navegar por la web antes de entrar para que sepa exactamente qué buscar. Escribe el número del artículo, y podremos rastrearlo aún más rápido", detallan.

Para los que no son capaces de montar muebles, hay trabajadores que dan un presupuesto sobre cuánto costaría que ellos los armasen

6) Pueden montarte los muebles

Para aquellos que no somos capaces de montar los muebles, hay trabajadores en ciertas tiendas que te darán un presupuesto sobre cuánto te costaría que ellos te armasen el artículo.

7) Hay un horario ideal para comprar

La mayoría de la gente solo puede ir a Ikea durante los fines de semana, por lo que las mañanas de lunes a viernes, especialmente los martes, miércoles y jueves, son las más tranquilas en estas tiendas.

8) Los empleados no son bordes

Algunas compañías 'entrenan' a sus empleados para que se comuniquen con los clientes y los alientan a que compren más, pero no ocurre esto con los de Ikea. "No pienses que estamos siendo antisociales si no hablamos contigo; solo estamos esperando a que tú vengas a nosotros".

La tienda 'temporary' de Ikea en la calle Serrano.
La tienda 'temporary' de Ikea en la calle Serrano.

9) Tienen ofertas locales

Los empleados de Ikea recomiendan consultar la web de la tienda local antes de ir. Cada franquicia puede hacer descuentos de ciertos artículos cuando necesitan hacer hueco.

10) Venden colchones

Hay poca gente que sabe que Ikea también vende colchones y juegos de cocina.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios