La suerte golpea una y no dos veces

Le tocaron 12 millones en la lotería. Después se hizo atracador de bancos. No le bastaba...

James Hayes ganó 40.000 dólares hace 20 años y ahora se va a pasar el resto de su vida en prisión por robar en al menos diez sucursales de California

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Esta es la historia de un guardia de seguridad de 35 años llamado James Hayes que, al terminar su turno como cada noche, decide regresar a casa para descansar. Era 1998, hace exactamente veinte años. Por aquel entonces arrastraba problemas económicos. Le debía dinero al recaudador de impuestos y su amado Chevrolet Camaro de 1968 necesitaba una reparación urgente. Solo unas horas después, su abuela le despertó de su sueño para darle una noticia telefónica que le cambiaría la vida por completo.

La noche anterior, Hayes había comprado un boleto para el SuperLotto de California en una gasolinera. Quién le iba a decir que ese papel iba a ser su pasaporte para hacerse rico. Un total de 19 millones de dólares que, según declaró en una entrevista para 'Los Angeles Times', "no iba a gastar". Según él, tenía pensado invertirlo en "ayudar a su familia y amigos necesitados".

Fue encontrado en un garaje por la policía. Se cree que gasta 1.000 dólares a la semana en heroína

Hasta aquí todo bien. Ahora, con veinte años más, se enfrenta a 80 de cárcel por robar cuatro bancos. Parece que la gran cantidad de dinero ganada ha hecho al ex-guardia de seguridad más daño que bien. Poco se sabe acerca de lo que le sucedió a Hayes en las últimas dos décadas. Algunas fuentes aseguran que gasta 1.000 dólares a la semana en heroína. Hace poco, fue encontrado viviendo solo en un garaje por la policía. Si al inicio todo fueron buenos propósitos, al pobre Hayes ya solo le queda pasar el resto de su vida entre rejas y con el 'mono'.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hayes fue apodado "el bandolero veterano" por el FBI en relación a su marcado envejecimiento, visible en sus canas. La agencia de inteligencia publicó imágenes en abril de un hombre de pelo gris bajo el rótulo de sospechoso de robar al menos diez bancos en California entre abril y septiembre del año pasado. Por cada uno de ellos, entraba en la oficina, apuntaba con una pistola al dependiente de turno en la caja exigiéndole dinero en efectivo. Mostraba una notable compostura, según un artículo en 'The Daily Mirror'. En una ocasión, llegó a esperar en una fila durante diez minutos antes de realizar el atraco.

Nunca pidió más de 10.000 dólares por vez (alrededor de 8.120 euros). Algunas veces irrumpió en las sucursales alegando que se trataba de "una emergencia familiar". En una apelación pública del septiembre pasado, el FBI publicó imágenes del sospechoso usando diferentes combinaciones de sombreros, gorras y gafas de sol.

Solo un mes después, Hayes fue finalmente arrestado por los agentes gracias a un aviso, informa 'The Independent'. Como parte de un acuerdo con la fiscalía, acaba de admitir cuatro de los robos realizados, de los que obtuvo unos 40.000 dólares (unos 32.500 euros). Con el dinero sustraído, llegó a comprarse un PT Cruiser dorado que ya ha devuelto, según el informe judicial.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios