jóvenes de 19 años ponen en marcha una ong

Inakuwa: Educación para acabar con la pobreza

Acabar con la pobreza. Este es el objetivo de una ONG creadea recientemente por estudiantes dle Colegio Estudio. En Tanzania, ayudarán a la emancipación de las mujeres

Foto: Un grupo de mujeres massai vestidas con sur ropas tradicionales. (Reuters/Thomas Mukoya)
Un grupo de mujeres massai vestidas con sur ropas tradicionales. (Reuters/Thomas Mukoya)

No es nada nuevo que el mundo está lleno de desigualdades, y que, por ello, es necesario que haya gente en el planeta que dedique parte de su tiempo a hacer de él un lugar mejor. Es por eso que un pequeño grupo de universitarios ha creado una asociación sin ánimo de lucro que trabaja para llevar la educación a cada rincón del mundo. Inakuwa, cuyo significado en suajili es creciendo, busca el desarrollo y la autonomía de las personas más desfavorecidas a través de cursos lúdicos, prácticos e instructivos.

“Inakuwa es una oportunidad de terminar con las diferencias que marca nuestra sociedad actual, diferencias que imposibilitan tener una oportunidad a muchas mujeres, niños y hombres para demostrar de lo que son capaces”, afirma Pablo Colomina, vicepresidente de la asociación.

Durante un mes, se impartirán clases de alimentación y cocina, agricultura, economía, arte, medicina, educación sexual e inglés

A pesar de ser una entidad muy reciente, ya que se constituyó en octubre de 2017, en julio ya se podrá ver en pie uno de sus principales proyectos del 2018. El primer plan se llevará a cabo en Rau, Moshi, Tanzania, en colaboración con la ONG Jiendeleze Women, al cual acudirán once voluntarios. En esta localidad hay un centro al que van diariamente 60 mujeres para mejorar la situación de opresión a la que se ven sometidas. Durante un mes, se impartirán clases de alimentación y cocina, agricultura, economía, arte, medicina, educación sexual e inglés.

Este equipo de jóvenes, cuyo único fin es la igualdad de todas la personas, son estudiantes de todas la ramas, medicina, ingeniería, cine, psicología, historia del arte, y es esta variedad lo que hace posible un desarrollo cultural abordado desde diferentes áreas.

“La concienciación de los más jóvenes acerca de la situación actual en la que viven miles de personas es el primer paso para poder revertir esa situación, por eso creo que Inakuwa es una oportunidad preciosa para intentar poco a poco hacer del mundo un lugar mejor”, reitera Colomina.

Desde el principio, un grupo de estudiantes del Colegio Estudio tenía claro que quería hacer un voluntariado en Tanzania, y se puso manos a la obra para organizarlo, pero después de unas semanas, los jóvenes se dieron cuenta de que podían dar más, hacer más, crear una asociación, con tan solo 19 años. Mes y medio después Inakuwa cuenta con 7 miembros en la junta directiva y más de una veintena de voluntarios

Amantes de la ciencia

Se definen a ellos mismo como “artistas, estudiantes y amantes de la ciencia, de la medicina, del derecho, de la música… somos personas soñadoras, entusiastas, diferentes, inconformistas…”

“Creo que eso es lo que hago normalmente, demostrar que los límites son construcciones, y que no todo vale. Sí hay diferencia entre lo bueno y lo malo. No podemos quedarnos indiferentes”, expresa María Caso, presidenta de la Asociación Inakuwa.

Aunque su primer gran proyecto se realizará en Tanzania, esta no es su única iniciativa. Su intención es ofrecer estos cursos también en España a todas aquellas mujeres que también lo necesiten, porque la desigualdad no solo existe en otros continentes, también está presente a la vuelta de la esquina.

Además, en abril de este año, se llevara a cabo el I Congreso. Todo el dinero recaudado tanto en las entradas como en merchandasing será destinado a la organización.

Durante el día que se lleve a cabo, el 21 de abril, se impartirán una serie de charlas siempre con el hilo conductor y la temática de la mujer en la historia, en la literatura, en las artes y en la ciencia. A pesar de que el público al que va dirigido el congreso es principalmente adulto, los jóvenes tendrán su papel como voluntarios. “Este congreso, será definitivamente un un punto de inflexión para Inakuwa”, expresa Ana Diez, vocal de la Asociación Inakuwa.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios