y son hermanas

Estas dos mujeres son las multimillonarias más jóvenes del mundo

Alexandra y Katharina son noruegas. Tienen 21 y 22 años y una de las fortunas más grandes del mundo. Te contamos cómo lo han conseguido

Foto: Hermanas Andresen. (Instagram)
Hermanas Andresen. (Instagram)

Ser joven es un regalo. Ser joven y tener muchos ceros en la cuenta bancaria es algo extraordinario. Si no, pregúntaselo a las hermanas Andresen, Alexandra y Katharina, las multimillonarias de menos edad del mundo. Según 'Forbes', recibieron su fortuna en 2007 cuando su padre, Johan Andresen, les transfirió la propiedad de la compañía de inversiones de la familia.

Cada una tiene una participación del 42% de la empresa. Recientemente han sido confirmadas como las jóvenes más ricas del planeta, ya que el gobierno noruego publica las declaraciones de impuestos de las personas mayores de 17 años.

Mujeres trabajadoras

Estas hermanas de 21 y 22 años valen exactamente 1,47 millones de dólares cada una. Pero a pesar de que pertenecen a una de las familias más conocidas del país y han recibido la mejor educación, no son dos niñas ricas cualquiera. Alexandra y Katharina van a la universidad, salen con sus amigos a menudo, tienen pasatiempos normales y se meten en problemas como cualquier otra persona con sus mismos años.

Si te resulta sorprendente que Andresen entregue la mayoría de la compañía a sus hijas pequeñas, lo hizo probablemente por el beneficio fiscal

Aunque la cantidad económica que alcanzan para aparecer en en el listado de los más adinerados las coloca en el puesto 1.476 todos los multimillonarios del mundo, ellas ocupan el noveno lugar en su país. Además de poseer esa parte tan importante de Ferd, también tienen sus propias empresas.

Estas dos mujeres son las multimillonarias más jóvenes del mundo

We were cute

Una publicación compartida de Katharina G. Andresen (@kgandresen) el

Negocio centenario

Aunque ellas tengan la mayoría de las acciones, es su padre quien controla el negocio y maneja la cuenta de Twitter (@FerdOwner) con más de 91.000 seguidores. El empresario pertenece a la quinta generación de los Andresen, dedicados a la industria del tabaco. La fortuna familiar se remonta a 1849, cuando su tatara-tatara-tatara-tatara-tatara-abuelo Johan Henrik Andresen compró una fábrica de tabaco y la convirtió en la principal productora de cigarrillos de toda Noruega.

Estas dos mujeres son las multimillonarias más jóvenes del mundo

The Ferd owners💪🏻 Photo by: Frédéric Boudin

Una publicación compartida de Alexandra (@alexandraandresen) el

Sin embargo, en 2005 la familia vendió su participación en la fabricación de este producto por casi 500 millones de dólares, eliminándolo de su catálogo por completo. Para estas alturas, Ferd ya se había expandido a otras empresas que le reportaban mayor beneficio y no causaban tan mala imagen como el tabaco.

Por el interés te quiero Andrés

Si te puede resultar sorprendente que Andresen entregue la mayoría de la propiedad de la compañía a sus hijas pequeñas, lo hizo probablemente por el beneficio fiscal. Según 'Forbes' , Noruega tiene un impuesto neto sobre la riqueza que ordena a los ricos pagar alrededor del 1%, pero pueden reducirlo si distribuyen el dinero con la familia.

Alexandra es una excelente jinete profesional. Hay varias marcas ecuestres que la patrocinan y ha ganado numerosas cintas y medallas en diferentes competiciones a lo largo de los años. Recientemente se ha mudado a Florida desde donde publica fotos y vídeos disfrutando del sol con sus caballos. Además, está comprometida con Joachim Tollefsen, un luchador profesional de MMA.

Estas dos mujeres son las multimillonarias más jóvenes del mundo

Newest press photos 👊🏻 Photo by: Frédéric Boudin

Una publicación compartida de Katharina G. Andresen (@kgandresen) el

Katharina es un poco más rebelde. Aunque está trabajando de forma altruista en Esnst & Young, una firma de finanzas corporativas en Oslo, en realidad se está formando para los próximos proyectos orientados a los negocios familiares. El año pasado fue multada con 30.000 dólares por conducir ebria: superó más de tres décimas el límite legal. "Lo lamento mucho, pensé que ya no tenía alcohol en sangre tras pasar tanto tiempo sin beber, pero debería haberlo comprobado. Lo siento, de verdad", aseguraba a 'Money'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios