¿Qué pasó con Amelia Earhart? Un estudio resuelve el misterio "al 99%"
  1. Alma, Corazón, Vida
SU AVIÓN SE HABRÍA ESTRELLADO EN EL OCÉANO

¿Qué pasó con Amelia Earhart? Un estudio resuelve el misterio "al 99%"

La histórica aviadora desapareció en el año 1937 sin dejar ninguna pista de su paradero. Ocho décadas más tarde, unos investigadores aseguran saber qué pasó realmente con ella

Foto: Amelia Earhart, fotografiada junto a su Lockheed Electra.
Amelia Earhart, fotografiada junto a su Lockheed Electra.

El caso de Amelia Earhart parece estar a punto de resolverse. Conocida mundialmente en la década de los años 30 por ser la primera mujer aviadora de renombre capaz de destrozar todo tipo de marcas en el aire, el 2 de julio de 1937 iba a tener inicio la tragedia aérea más misteriosa de todos los tiempos: en su intento por dar la vuelta al mundo, se perdía el rastro de la piloto sin dejar ninguna pista... hasta ahora. Expertos aseguran haber encontrado los restos óseos de Earhart.

La aviadora, junto a su copiloto Fred Noonan, atravesaba el océano Pacífico cuando se perdió todo rastro de ella. Tras despegar de Papúa Nueva Guinea, nunca llegó al destino esperado, por lo que comenzó una búsqueda sin éxito. Para localizarla, se trabajó sobre tres hipótesis: que hubiera muerto al estrellarse en el mar; que hubiera sido secuestrada en un punto indeterminado de su ruta por las fuerzas japonesas; o que hubiera sufrido una avería y hubiera muerto como náufraga en una isla desierta.

Foto: La aviadora, en la cabina de su avión en 1936. (Cordon Press)

Ahora, un nuevo descubrimiento parece haber resuelto el misterio de dónde acabó sus días, eso sí, sin saber aún qué es lo que pudo pasar realmente. La pista definitiva han sido unos huesos descubiertos en el año 1940 y que fueron descartados en aquella época, pero que las nuevas tecnologías han permitido calificar "al 99%" como de la aviadora. Gracias a un estudio publicado en la revista 'Forensic Anthropology', el misterio de Amelia Earhart parece haberse resuelto.

Los análisis realizados en 1940 descartaron los huesos al determinar que se trataban de los de un hombre, pero las nuevas pruebas indican lo contrario: según los expertos Richard Jantz y Karen Burns, "la morfología de los huesos recuperados, en la medida en que podemos ver aplicando métodos forenses contemporáneos a las mediciones tomadas en ese momento, parece consistente con una mujer de la altura y origen étnico de Earhart, encajando al 99% con su cuerpo", aseguran.

Se trata de unos restos encontrados en la isla de Nikumaroro, en el océano Pacífico y que ahora parecen ser definitivamente los de la aviadora. Y no solo por las importantes coincidencias que tiene con el cuerpo de la norteamericana, sino porque justo al cadáver se hallaron utensilios que podrían pertenecer a su equipaje, tales como botones, espejos, un sextante, crema, licor o planos en aluminio que encajarían perfectamente con los utensilios de dos pilotos que querían dar la vuelta al mundo.

placeholder Amelia Earhart, sentada en el muelle, y Fred Noolan, de pie, según los Archivos Nacionales de EEUU.
Amelia Earhart, sentada en el muelle, y Fred Noolan, de pie, según los Archivos Nacionales de EEUU.

Una foto que podría encajar

Pero qué pasó realmente con los dos es un misterio, aunque todo apunta a la teoría de un fallo mecánico del avión. Hace pocos meses, los Archivos Nacionales Estadounidenses publicaban una extraña foto, en la que un experto avisaba: en la imagen, dos de las personas que aparecían entre varios habitantes japoneses eran Earhart y Noonan. Eso sí, estaban en la isla de Howland, a 563 kilómetros de la zona en la que se descubrieron los huesos de la aviadora.

Así, a falta de más investigaciones que confirmen lo sucedido, todo apunta a que Earhart hizo un aterrizaje para repostar, momento en el que fue retratada. De ahí, habría vuelto a despegar, pero la hipótesis más plausible sería que hubiera sufrido un problema mecánico y su avión se hubiera estrellado en la isla de Nikumaroro, un lugar completamente abandonado y sin presencia humana. Pese a no haber sufrido ninguna lesión física, habría muerto como náufraga en este islote desierto.

De esta manera habría llegado al final de su vida Earhart y, con ello, el fin a uno de los misterios más grandes de la historia de la navegación: "Hasta que se presente una evidencia definitiva de que los restos no son los de Amelia Earhart, el argumento más convincente es que son de ella", confirma la investigación de Jantz y Burn. Así, al menos al 99%, ha quedado resuelto qué ocurrió con la aviadora, una de las grandes pioneras a la hora de conquistar los cielos.

Amelia Earhart Accidente avión Misterios Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda