Trucos adelgazar: Di adiós a la barriga: 6 formas efectivas de perder grasa de la tripa
el que quiere, puede

Di adiós a la barriga: 6 formas efectivas de perder grasa de la tripa

La grasa del vientre es una de las más difícil de eliminar. Sobre todo en el caso de los hombres. Descubre cómo deshacerte de ella fácilmente y sin pasar hambre

Foto: Utiliza el metro a modo de cinturón porque el que tiene le queda pequeño. (iStock)
Utiliza el metro a modo de cinturón porque el que tiene le queda pequeño. (iStock)

Que si las tapitas del bar, que si el cocidito... La grasa del vientre es una de las más difícil de eliminar. Sobre todo en el caso de los hombres. Esto sucede por la naturaleza de la misma.

A la grasa localizada en la tripa se la conoce como visceral, y produce hormonas del estrés como el cortisol y sustancias inflamatorias llamadas citocinas que afectan la producción de insulina en el cuerpo. Además, cuando este tipo de grasa blanca se expande en tu abdomen hace que se adhiera a tus órganos, lo que puede provocar serios problemas de salud, como diabetes tipo 2 o una enfermedad cardiaca.

Diferencia entre ambos tipos de grasa. (YouTube)
Diferencia entre ambos tipos de grasa. (YouTube)

Además, es muy antiestético. Si quieres deshacerte de la grasa del vientre, sigue leyendo. Recogemos cinco formas superfectivas para que puedas librarte de ella para siempre:

1) Nunca dejes de moverte

La grasa visceral cede con bastante facilidad al ejercicio aeróbico. Quemar calorías corriendo, montando en bicicleta, nadando... aumenta tu ritmo cardiaco y hace que pierdas peso. Un estudio de 2011 de Duke, publicado en el 'American Journal of Physiology', descubrió que lo ideal es correr 19 kilómetros por semana para decir adiós a la barriga para siempre.

2) Come muchas proteínas

Sabes que consumir proteínas​ es esencial para estar delgado y para perder grasa abdominal, pero sigues sin ingerir las suficientes. ¿Por qué sucede esto? Tu cuerpo comienza a producir más insulina a medida que envejece, ya que tus músculos y células de grasa no responden adecuadamente", explica Louis Aronne, director de la Clínica de Obesidad en Cornell. Y la insulina promueve el almacenamiento de grasa, especialmente alrededor de su vientre.

La grasa visceral cede con bastante facilidad al ejercicio aeróbico. Quemar calorías corriendo o nadando hace que pierdas peso

Una dieta alta en proteínas puede protegerte contra la resistencia a la insulina. Una manera fácil de aumentar su ingesta es agregar complejos proteicos a tus comidas, batidos o refrigerios.

3) Di sí a las grasas poliinsaturadas

La grasa del vientre es sobre todo saturada, asegura un estudio sueco de 2014 recogido por 'Prevention'. Cuando los sujetos del estudio comieron 750 calorías más a diario durante siete semanas, en forma de aceite de palma (saturado) o de girasol (poliinsaturados). ¿Resultado? El primer grupo ganó más grasa visceral, mientras que el segundo ganó más masa muscular y menos grasa corporal. Ya sabes: di sí a las grasas poliinsaturadas, que puedes encontrar en nueces, semillas y pescado. Adelgazar comiendo, ¿que más puedes pedir?

4) Duerme

Dormir apenas cinco horas o menos por noche aumenta los niveles de grasa visceral, según un estudio de la Universidad Wake Forest de 2010. Como probablemente ya sepas, has de descansar ocho horas diarias, y no sólo porque estarás mejor al día siguiente, sino porque así perderás la tripa cervecera.

Ojo, son todas las noches, no sólo los fines de semana. Un estudio de la Universidad Brigham Young descubrió que las personas que tienen unos hábitos de sueño regulares durante toda la semana tienen niveles más bajos de grasa corporal. En cambio, aquellos cuyos hábitos son caóticos vuelven loco a su reloj interno, haciendo que su cuerpo secrete hormonas que almacenan grasa, como el cortisol.

5) Come mucha fibra

Asegúrate de comer mucha fibra. Se ha descubierto que aumentar la ingesta de fibra soluble en 10 gramos al día (el equivalente a dos manzanas pequeñas, una taza de guisantes verdes, y media taza de judías) redujeron su grasa visceral en un 3,7% después de cinco años.

6) Bebe té

Los deportistas que bebían té verde, rico en antioxidantes llamados catequinas, eran más propensos a perder grasa abdominal durante el ejercicio que aquellos que no los tomaban. Un estudio lo demostró con una dosis diaria de 625 mg, el equivalente a dos o tres tazas de té verde.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios