placentera pero cauta

El pasodoble, la posición sexual para los clásicos que quieren renovarse

Pensando en los más cautos y románticos, hemos seleccionado esta postura, que es muy caliente, a la vez que cariñosa y clásica. Te animamos a probarla, con quien quieras

Foto: ¿Bailamos? (iStock)
¿Bailamos? (iStock)

En muchas ocasiones nos tachan de soeces por nuestras posturas sexuales de los domingos. Que si vaya nombre, que si vaya posición... y un gran etcétera. Hemos de reconocer que 'el exprimidor' y 'el pájaro carpintero' no son muy románticas, pero, querido lector, esto es renovarse o morir. No obstante, entendemos que necesites tu tiempo para dar el paso al sexo aventurero y poco casto, o que simplemente no eres de los que les gusta ese tipo de coito. Pensando en estos, en los más cautos y románticos, hemos seleccionado 'el pasodoble'.

Se trata de una postura muy caliente, a la vez que cariñosa y clásica. Es una gran opción para hacer un aquí-te-pillo-aquí-te-mato por casa, o en exteriores. Es muy placentera ya que permite una penetración profunda y apasionada.

Una versión más hot (y dominante) sería que ella se apoyase sobre una pared y él la penetrase fuertemente contra la superficie vertical

Dejémonos de prolegómenos y vayamos al tema.

'El pasodoble' es esta:

Como vemos, ambos estáis de pie, el uno frente al otro. Ella sube una pierna a la zona de la cadera de él, que se la agarra. (Sí, okei, tienes razón: deberíamos haberla bautizado como 'tango', pero nos gustaba más el otro nombre y, a fin de cuentas, son dos personas que parece que están bailando, ¿no?).

Se trata de una postura muy caliente, a la vez que cariñosa y clásica. Es una gran opción para hacer un aquí-te-pillo-aquí-te-mato por casa, o en exteriores

Si ella es muy flexible, pero muy muy muy MUCHO, puede levantar su pierna por encima del hombro del caballero.

Una versión más hot (y dominante) sería que ella se apoyase sobre una pared y él la penetrase fuertemente contra la superficie vertical.

'El pasodoble', además, es ideal para hacerla en la ducha. Los dos mojados, frotándoos todo, limpiándoos hasta lo más hondo... y luego 'bailáis' al ritmo de esta postura. ¿Se puede pedir más?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios