No hay nada más que oscuridad

La ilusión óptica más aterradora: nunca has visto nada parecido

El Smithsonian, uno de los centros de investigación más prestigiosos del mundo, se ha fijado en una cualidad ignorada de las aves del paraíso: la intensidad de sus plumas negras

Foto: Un plumaje inquietante. (Wikimedia Commons)
Un plumaje inquietante. (Wikimedia Commons)

En algún momento de nuestras vidas todos hemos titubeado al afirmar que algo es negro o azul marino. Esa fina línea que los separa nos vuelve desconfiados, sobre todo a la hora de elegir ropa. Sin embargo, donde no cabe la menor duda es al proclamar a los cuatro vientos que las plumas de algunas aves del paraíso son negras, muy, pero que muy negras. Tanto que ha acaparado la atención de los científicos del Smithsonian, uno de los centros de investigación más prestigiosos del mundo, puesto que no solo destacan por la intensidad de su color en el mundo animal, sino en cualquier elemento, ya sea natural o artifical.

Al parecer, mucho antes de que el Laboratorio Nacional de Física de Reino Unido desarrollara un recubrimiento súper negro para que sus instrumentos absorbieran los fotones de luz reflejados en las superficies, la naturaleza ya se las había ingeniado para dar con un color hoy equiparable. “El negro es muy llamativo. Cuando miras a estas aves, sus plumas son tan oscuras que no puedes concentrarte en ellas. Hasta te sientes un poco mareado cuando las ves”, explica Teresa Feo, investigadora del Smithsonian.

Las aves del paraíso, habituales de Asia y Oceanía, deben su fama a sus largas colas, danzas de apareamiento y sobre todo a sus colores llamativos, razón por la que Feo comenzó a interesarse por ellas. Sin embargo, este nuevo hallazgo puede poner en lo alto de esa lista de razones la negritud y la ilusión óptica resultante de alguno de sus plumajes. En efecto, la sensación es como si se tratase de un agujero negro. “Las plumas tragan despiadadamente la luz y, con ella, todos los indicios de borde o contorno. Hacen que el cuerpo parezcan menos un animal real y más un agujero negro. No hay nada más que oscuridad”, describe un artículo de 'The Atlantic'.

Cuando miras a estas aves, sus plumas son tan oscuras que no puedes concentrarte en ellas. Hasta te sientes un poco mareado

Y, ¿a qué se debe? Los científicos han descubierto que las plumas son diferentes a nivel microscópico en comparación con las de otras especies. Su estructura ramificada, mucho más compleja, como si fueran ramas de roble, las hace particularmente propensas a la absorción de luz, tanto que parece disiparla a su alrededor. A grandes rasgos, rebota alrededor de los pequeños huecos entre las ramas y acaba perdiéndose dentro de ellas. De hecho, la reflectancia de las plumas es casi tan baja, entre el 0,05% y el 0,31%, como muchos de los materiales hechos expresamente posible para tal fin. En comparación, las plumas negras más normales reflejan entre el 3,2% y el 4,7% de la luz.

Tan solo reflejan entre el 0,05% y el 0,31% de la luz. (Cordon Press)
Tan solo reflejan entre el 0,05% y el 0,31% de la luz. (Cordon Press)

Tan solo los machos tienen este tipo de plumas, que se encuentran en sus alas, pecho y otros lugares que solo exhiben durante el cortejo de apareamiento. Es por ello que los investigadores sospechan que los machos usan estas plumas súper negras para resaltar todavía más los coloridos parches en una especia de ilusión óptica tanto para su futura amante como para nosotros.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios