Trucos adelgazar: Los 4 mitos de la dieta keto que no debes pasar por alto
baja en carbohidratos

Los 4 mitos de la dieta keto que no debes pasar por alto

El problema de la popularidad de esta dieta es que surgen numerosas informaciones respecto a la misma que confunden al lector. Hoy nos aclaramos todos

Foto:

Hace unos meses te hablamos de la dieta keto. Es el último grito en regímenes, pues es un plan de alimentación seguido por muchas famosas conocidas internacionalmente, como la celebrity Kim Kardashian y la cantante Rihanna. El problema de la popularidad de esta dieta es que surgen numerosas informaciones respecto a la misma que confunden al lector.

Keto es la abreviatura de la conocida dieta cetogénica, que no es otra cosa que cualquier régimen lo suficientemente alto en grasas y bajo en carbohidratos como para desencadenar en el cuerpo el estado de cetosis. ¿Y qué es cetosis? Es el proceso por el cual el cuerpo se ve obligado a descomponer la grasa almacenada y a utilizarla como combustible, según el 'Journal of European Nutrition'. Este proceso da como resultado que los compuestos llamados cetonas, que circulan en la sangre, actúen como sustituto de los carbohidratos, los cuales, como bien sabes, son la forma preferida de energía de tu cuerpo.

Hay mucha gente que cree que este régimen consiste en consumir muchas proteínas. Pero no es así. En realidad hay que comer grasas

La idea es lograr entrar en cetosis para alcanzar los objetivos de pérdida de peso. O, al menos, acercarse. Cuando estés en este estado, tu cuerpo comenzará a quemar grasa a un ritmo mayor de lo que lo haría de otra manera. Le va bien sobre todo a aquellos que son adictos a los carbohidratos, especialmente a los procesados. Y eliminar el consumo de este grupo de alimentos es la mejor manera de adelgazar rápido y de reducir los antojos. Además, tendrás menos hambre, como resultado del aumento en la ingesta de grasa.

Como hemos dicho, existe mucha confusión acerca de esta dieta. Por ello, te detallamos los cuatro mitos más comunes que circulan en torno a ella, recogidos de 'Femail'.

Mito 1: "Cetosis y cetoacidosis son lo mismo"

La cetosis se produce una vez que el cuerpo comienza a utilizar las reservas de grasa para producir energía y cetonas. Pero esto no debe confundirse con la cetoacidosis, que es un estado potencialmente mortal en el que la sangre del cuerpo se vuelve muy ácida, común en personas con diabetes.

Sin embargo, la cetoacidosis puede producirse también en personas que siguen una dieta cetogénica, ya que los niveles extremadamente altos de cetonas causan la afección, según una investigación de 2017 publicada en 'Strength and Conditioning Journal', y recogida por 'Women's Health'. Los síntomas de la cetoacidosis incluyen dolor abdominal, debilidad, sed, dificultad para respirar, confusión y visión borrosa.

Mito 2: "La dieta keto es alta en proteína"

Para mantenerse en la cetosis y evitar entrar en una cetoacidosis peligrosa, los que siguen la dieta keto deben reducir, en lugar de aumentar, la ingesta de proteínas. La creencia errónea de que la keto es una dieta rica en proteínas es el mito más grande y peligroso que existe.

Cuando los niveles de proteína aumentan, la descomposición de los aminoácidos en esta también puede provocar un aumento de las cetonas. Si bien eso está muy bien en un régimen común, en alguien que hace esta dieta, quien ya tiene niveles elevados de cetonas en su torrente sanguíneo, puede desembocar en cetoacidosis. Si la ingesta de proteínas aumenta demasiado, esta se convierte en glucosa, lo que provoca un pico de azúcar en la sangre y un efecto anticetogénico.

Entonces, en la keto, ¿cuál es la cantidad correcta de proteína? Alrededor del 6 al 8% de tus calorías diarias deben provenir de proteínas para permanecer en cetosis y eliminar el riesgo de cetoacidosis. Por ello este plan no es la mejor opción para las personas interesadas en desarrollar músculo.

La idea es lograr entrar en cetosis para alcanzar los objetivos de pérdida de peso: tu cuerpo comenzará a quemar grasa a un ritmo mayor

Mito 3: "Puedes comer cualquier tipo de grasa"

La dieta keto puede parecer que sólo contiene alimentos con grasa, ya que ¿cómo se supone que el 90% de tus calorías diarias totales provengan de grasa y aún así adelgazar? Los expertos detallan que todo depende de qué alimentos elijas.

Según el 'Journal of the American College of Nutrition', reemplazar las grasas saturadas (tocino, salchichas, jamón, etc.) por las insaturadas (nueces, cereales, pescado, etc.) es más efectivo para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares que simplemente reducir consumo total de grasa.Además, numerosas investigaciones relacionan el consumo de carnes procesadas (como el tocino) con un mayor riesgo de cáncer.

Una buena manera de obtener grasa buena es a través de aceite de oliva virgen extra de alta calidad, nueces, semillas y pescado graso.

Mito 4: "Esta dieta es una solución a largo plazo"

Para las personas que aman los alimentos grasos, que no cuentan calorías y que pueden renunciar a los carbohidratos con facilidad, la dieta keto puede ser relativamente fácil de mantener a largo plazo. Pero que sea fácil no significa que sea recomendable. Al menos eso es lo que asegura la dieta que realmente no debería seguirse a largo plazo.

La razón principal es que cuanto más tiempo se sigue una dieta keto, mayor es el riesgo de pérdida muscular. Además de contribuir a perder fuerza y ​​tono muscular, las disminuciones en la masa muscular magra también provocan una disminución en la tasa metabólica, lo que significa que por cada día que pasa quemarías menos calorías.

Los investigadores señalan que, si bien la dieta puede ser beneficiosa para bajar de peso rápidamente, es mejor seguirla no más de unas pocas semanas seguidas. Por ejemplo, cuando no estás entrenando duro en el gimnasio.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios