hay miles de puntos de encuentro

Una visita al mayor 'picadero' de España

Seguimos los consejos de mispicaderos.com, una web especializada en recopilar lugares donde tener sexo al aire libre en cualquier comunidad de España

Foto: Una pareja besándose en un coche. (iStock)
Una pareja besándose en un coche. (iStock)

El Ayuntamiento ha retirado los “restos vegetales muertos” del lecho del río Manzanares y la “lámina de agua”, ancha y verdosa, traza con mansedumbre invernal la curva bajo las vías del tren. Al otro lado, la carretera que une Madrid con el El Pardo, la M-605. En medio, un sendero de tierra y un parking algo desvencijado de esos que tienen como una visera metálica para cubrir el vehículo y trozos de hormigón haciendo de parapeto. Para los usuarios de mispicaderos.com, es “el aparcamiento techado de El Pardo”, el más recomendado, visitado, enlazado y comentado lugar para practicar el sexo “informal” en toda España. Y eso que solo en Madrid hay más de 1.200 en está página, que cuenta con referencias en toda España.

Por sexo informal, se entiende: llegar con un coche y hacer el amor dentro; llegar en un coche y hacer el amor en algún lugar del monte; llegar en un coche y hacer el amor dentro del coche, pero dejando que te vean los que están fuera del coche; llegar en un coche, hacer el amor dentro y dejar que otros entren dentro para hacer el amor también con ellos, o ellas; llegar en un coche, abandonar la ropa dentro del vehículo, y caminar desnudo por el aparcamiento lanzando señales poco sutiles de que se quiere intimar con alguien; llegar en un coche y salir de él acercándose a las ventanas de los otros coches con el pene fuera de los pantalones, lanzando la señal poco sutil de que se quiere uno masturbar mirando a los otros. Más o menos todas esas modalidades y algunas más se pueden desgranar leyendo los más de 3.000 mensajes que hay en la web especializada en “sitios para hacer el amor” que se refieren solo a este lugar.

En el aparcamiento, que está en medio de la nada más absoluta, hay más de una decena de vehículos. Pero ni rastro de un hombre muy dotado

Es jueves por la mañana, hace un frío que pela, y un hombre “muy dotado” ha puesto un mensaje de que se acercará a la zona sobre las 12.30. Un poco más tarde, en el aparcamiento, que está en medio de la nada más absoluta, hay más de una decena de vehículos. Pero ni rastro de un hombre muy dotado. De hecho, ninguno de los coches está ocupado por nadie. Algunos señores mayores atraviesan la zona acompasando su caminar al de una vara larga: “¡Buenos dias!”, “¡buenos días!”. Son paseantes. También un operario de limpieza que saca un cubo con hojas caidas de los árboles. De los demás, ni la menor pista, aunque seguramente serán también senderistas o corredores que han doblado la curva del Manzanares y se han perdido de vista. Hay carteles sobre la fauna local, una garita de obra abandonada y una fuente. Pero nadie por los alrededores.

De huertos a cines X

La web mispicaderos.com surgió como una idea del bilbaíno Josean Gutiérrez en 2009. Pretendía que los usuarios contasen directamente a quien lo necesitase qué lugares eran buenos, discretos y agradables para tener relaciones íntimas si no se disponía de un sitio “indoor” más adecuado para ello, por ejemplo, un domicilio. Por eso, tanto los puntos listados como los comentarios con los que se glosan son de lo más diverso. Desde callejones oscuros con poco tránsito nocturno a montañas “tipo las de las películas de adolescentes americanas”. De “baños con pestillo que funciona” en zonas copas céntricas a obras abandonadas. De “huertos”, literalmente, a salas de cine X. En fin, toda clase de lugares. La página también tiene la opción de apuntarse a foros o a otras webs "hermanas" en las que poder relacionarse y charlar con otra gente interesada en los mismos hobbies. "¡Estaba escrito que esta página tenía que crearse en Bilbao, ya sabes, el problema vasco y lo difícil que es pillar!", comenta jocosamente su fundador, que puntualiza que "cada día somos más restrictivos para que los sitios sean reales y su geolocalización más útil".

Si os sorprende Blas, no hay que preocuparse: “Le decís que sois el fontanero y le dais cinco euros, él ya lo entiende y se va”

Por ejemplo, uno muy interesante es “el parque de Blas”. Esto parece ser un pequeño jardincillo dentro de un bloque de edificios en el centro de Madrid. Lo malo es que puede aparecer durante el coito el propio Blas que da nombre al lugar y que, al parecer, es el conserje del inmueble. Si eso sucede, no preocuparse: “Le decís que sois el fontanero y le dais cinco euros, él ya lo entiende y se va”. Hay una considerable aportación de jóvenes que aparentan ser universitarios porque sus referencias son en los campus de todo el Estado y se dan indicaciones con sobreentendidos como "a la izquierda del laboratorio de las ardillas" y otras instrucciones que sugieren un conocimiento previo de la nomenclatura "popular" de estos edificios universitarios.

Según varias webs dedicadas a disertar sobre estas prácticas sexuales al aire libre, el llamado ‘dogging’ o cancaneo consiste en hacer el amor con desconocidos en sitios al aire libre y surgió en Reino Unido en los años setenta. Debe su nombre, explican, a que al principio se trataba de personas que estaban sacando a sus mascotas a pasear y de paso conocían (e intimaban) con otros viandantes nocturnos. En el caso de la web mispicaderos.com ganan por goleada los sitios para que las parejas vayan en coche y no sean interrumpidos por nadie, ni distraidos por ruidos o luces, pues es muy frecuente que los que aportan la información se acuerden de explicar el nivel de luminosidad de la zona.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Descuentos