Sexualidad: Esto es lo que se enseña en una clase de sexo, contado por el profesor. Noticias de Alma, Corazón, Vida
educación sexual

Esto es lo que se enseña en una clase de sexo, contado por el profesor

Un maestro lleva veinte años enseñando a chicos jóvenes todo lo que tiene que ver con las relaciones sexuales. Él mismo explica qué aprenden los adolescentes

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

¿Qué se enseña en una clase de sexo destinada a alumnos jóvenes? ¿Aprenden a poner preservativos? ¿Les informan sobre enfermedades de transmisión sexual? Tenemos las respuestas, reveladas por un profesor que imparte estas lecciones en su pequeña universidad del medio oeste estadounidense. Se llama Noam Shpancer y lleva impartiendo esta peculiar 'asignatura' desde hace veinte años.

Al comienzo de cada clase, hace una encuesta anónima del "perfil sexual de clase" para ver qué experiencias han tenido sus alumnos y quiénes son en términos sexuales. "Dentro de una amplia gama de identidades, existen normas consistentes y predecibles. La mayoría de mis alumnos son sexualmente activos; la mayoría se identifica como heterosexual; muchos están en una relación; la mayoría tiene experiencia con anticonceptivos. Los condones son populares", asegura en un articulo en primera persona que ha escrito en el portal 'Psychology Today'.

Si han sido sexualmente activos, cuenta, han tenido pocas parejas. La mayor parte de ellos, además, se han criado "en la abstinencia". Eso significa, según este profesor, que no han tenido educación sexual. "Hay dos problemas principales con esto: en primer lugar, es ineficaz para lograr sus propios objetivos (retraso en la iniciación sexual y reducción del embarazo adolescente); en segundo lugar, no es educación sexual, de la misma manera que decirle a la gente que no conduzca no se puede llamar educación para el conductor".

Al comienzo de cada clase, siempre hace una encuesta anónima del "perfil de clase" para ver quiénes son en términos sexuales

El problema principal, narra, es que sus estudiantes no han tenido una conversación sincera respecto al sexo con ningún adulto. No ha habido nadie en su vida que se preocupe por su futuro. Les asustan, les mienten o intentan convencerles de asuntos relativos a las relaciones sexuales, en vez de contarles la información objetiva.

En general, mis estudiantes no han escuchado a ningún adulto creíble, alguien que realmente se preocupe por su futuro en lugar de buscar distraerlos, asustarlos, excitarlos, mentirles o venderles algo, abogar por o sobre el sexo. "Nadie ha hablado con estos estudiantes sobre el sexo en términos positivos, informados y no abusivos. Han escuchado muchas advertencias sobre cosas sexuales malas pero no positivas".

Al respecto, en España las principales fuentes de información sobre sexualidad para los adolescentes son las charlas en los centros educativos, las amistades e Internet, pero apenas el 12% la recibe de sus padres y un 17% de los varones, de las películas pornográficas, asegura el estudio 'Relaciones afectivas y sexualidad en la adolescencia de la Liga Española de la Educación', recogido por la agencia 'Efe'.

Shpancer revela que nadie le ha dicho que mantener sexo forma parte de una vida normal. Que la intimidad romántica y el placer son componentes necesarios de una existencia completa. "Nadie les ha hablado con franqueza acerca de la razón por la cual tiene lugar la mayoría de las relaciones sexuales: conexión humana y placer, no buscan reproducción. Los médicos no discuten la satisfacción sexual con sus pacientes. Los padres no discuten sobre orgasmos con sus hijos".

Las clases de este profesor son bastante completas, y se basan, sobre todo, en cambiar la perspectiva que los jóvenes tienen acerca del sexo. En otras palabras: normaliza las relaciones sexuales, que son, como todos los adultos sabemos, parte de la vida.

1) Las artes eróticas del mundo

Cada semestre la lección comienza con una muestra de las artes eróticas de todas las culturas. Les muestra imágenes de esculturas de la Grecia antigua, pinturas de burdeles de Pompeya, cerámica peruana y fotografías contemporáneas de Japón. Ven obras de Lucian Freud, Nan Goldin, Egon Schiele y Henry Moore. Les enseña los desnudos masculinos de Mapplethorpe.

"Lo hago porque me gusta el arte. Pero también porque ayuda a establecer un tono para la clase, respetuoso con el misterio del sexo, sus fascinaciones y su poder para preocuparse", cuenta. Sirve, asimismo, para mostrar a los estudiantes que ellos no han inventado el sexo, que existe desde hace miles de años. "Esto es una sorpresa para muchos de mis estudiantes. En parte, porque los jóvenes tienden a ser egocéntricos y tienden a concluir que lo nuevo para ellos es algo nuevo en el mundo".

2) Sexo anal y más

En España, según la encuesta de la Liga Española de la Educación, la tercera parte de los adolescentes ya ha tenido sexo a los 15 años. Así que de sexo, algo saben. Por ello, las clases de este profesor son bastante explícitas. Hablan de relaciones sexuales, sexo anal y lubricación vaginal. También sobre pedofilia, aborto, acoso sexual, homosexualidad e identidad de género. El desamor, la traición, los celos y las enfermedades de trasmisión sexual también tienen cabida.

En España, las principales fuentes de información sobre sexualidad para los adolescentes son las charlas en los centros educativos

Discuten sobre el amor, las relaciones y el matrimonio. También de temas peligrosos que los jóvenes no suelen discutir entre ellos ni en casa. "Son temas que asustan a las personas y les despiertan emociones profundas. "Reconocemos que el sexo, como cualquier empresa que valga la pena, conlleva riesgos reales. Que nadie que se comprometa completamente permanecerá ileso. La vida misma, después de todo, es una condición crónica que va a acabar tarde o temprano".

3) Pornografía

El acceso a la pornografía ahora es tan fácil como el acceso a las noticias. España es uno de los mayores consumidores de este producto. Un reciente informe relativo a 2015 publicado por PornHub, la plataforma de pornografía audiovisual más famosa de la red, sitúa a nuestro país en el puesto número 13 del ranking de tráfico, es decir, número de visitas a la página. El gran consumidor sigue siendo EEUU, con un 41%.

Los adolescentes son los que más porno consumen. Y lo hacen fácilmente. Algo que sabe Shpancer. "Hoy debes esforzarte para no verlo. La disponibilidad de pornografía libre está destinada a cambiar la psique de las personas, de la misma manera que la disponibilidad de comida barata ha cambiado la constitución de las personas. Al igual que con la comida, nuestro cerebro antiguo, que se desarrolló en tiempos de escasez y acceso limitado, está mal equipado para enfrentar la realidad nueva y repentina donde la abundancia y el acceso abierto al porno es la norma".

El profesor no sabe a dónde conduce todo eso. Sin embargo, cree que no es improbable que con los avances tecnológicos acaben normalizando el sexo con robots.

4) Sinceridad sexual

A esas edades hay muchos tabúes respecto al sexo y las experiencias relacionadas con el mismo. En clase, les pide a sus alumnos que escriban tres cosas que quisieran hacer en cuanto al sexo, pero que todavía no lo han hecho y tampoco han trasmitido sus deseos a la pareja. También tres cosas que se quedaron con ganas de decir y no dijeron, o les gustaría decir pero aún callan. "Luego les pido que califiquen cada artículo por importancia en términos de su satisfacción sexual y de relación. Inevitablemente, los elementos que no se comunicaron se consideran los más importantes".

Según el mencionado estudio de la Liga Española de la Educación, lo que a casi la mitad (47%) de los jóvenes le preocupa antes de la primera experiencia sexual es el riesgo de un embarazo. Al 37% le quita el sueño "no hacerlo bien", más a ellos (51,5%) que a ellas (23%).

Las historias que cuentan los alumnos del profesor estadounidense van desde lo explícito hasta lo vanidoso, desde los tríos de venganza a los primeros besos descuidados. "La mayoría habla de primeros amores, novios, rupturas y traiciones. Un tema que escucho en sus historias es que los jóvenes a menudo son egoístas y decepcionantes. Las mujeres jóvenes, en su mayor parte, les resulta difícil hablar sobre sus necesidades y deseos sexuales, y decir 'para' cuando sienten dolor".

5) Alivio sexual

El objetivo final de la clase es quitar el tabú al sexo. "Creo que para la mayoría de mis alumnos la emoción principal asociada con esta clase es el alivio. Está bien hablar de sexo. Está bien tener deseo sexual y fantasía. Está bien querer tener sexo. Está bien tener sexo. Está bien querer tener buen sexo. Está bien hacerse dueño de tu salud y satisfacción sexual. Está bien estar asustado y confundido y tener miedo a cometer errores. Está bien ser completamente humano. De hecho, ese es el punto".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios