si eres romántico mejor no lo leas

Los oscuros orígenes de la Navidad

¿Qué significa realmente esta festividad? ¿Y de dónde sale? Hemos echado un vistazo atrás y nos hemos encontrado cosas sorprendentes que no tienen que ver con lo que pensábamos

Foto: Yo me remendaba yo me remendé... (iStock)
Yo me remendaba yo me remendé... (iStock)

Otro invierno más, otra Navidad. La celebramos todos los años pero realmente no sabemos muy bien por qué. ¿Tradición? ¿Cultura? ¿Religión? ¿Qué significa realmente esta festividad? ¿Y de dónde sale? Hemos echado un vistazo atrás y esto es lo que nos hemos encontrado. Lo que más llama la atención es su origen, un tanto 'siniestro'.

Antes de comenzar con lo morboso del asunto, comencemos con la fecha. ¿Por qué 25 de diciembre? En el año 340 d.C., el Papa Julio I fijó este día como la fecha del cumpleaños de Jesús. Antes de hacer oficial el 25-D, se marcaron al menos otras tres diferentes: el 29 de marzo, el 6 de enero y algún día de junio. Esta última opción es la que los historiadores consideran como la más probable.

Hubo dos grandes festivales precristianos que coincidieron más o menos con la Navidad: la Bacanal romana, o Saturnales, y la Fiesta de Yule

El origen festivalero de la Navidad

Unos 250 años después, el sucesor de Julio, el Papa Gregorio, encomendó a San Agustín la tarea de convertir a los británicos paganos al cristianismo, recoge un reportaje de 'The Independent'.

Como el nacimiento de Cristo había sido fijado ya el 25 de diciembre, a San Agustín, una vez hubo convertido aquellos territorios, le resultó fácil que sus pobladores aceptaran esa fecha, porque coincidía con las fiestas de ese mes.

La gente de los municipios estaba preocupada por la fecha elegida, ya que llevaban varios años celebrando festivales de invierno, y no querían que una nueva tradición religiosa les fastidiara las jornadas.

Como vemos, la idea de estar borracho como una cuba en Navidad no es un invento del siglo XXI. Por lo visto, asegura el mencionado medio, hubo dos grandes festivales precristianos que coincidieron más o menos con la Navidad: la Bacanal romana, o Saturnales, y la Fiesta de Yule de los países nórdicos.

Los Saturnales daban comienzo el 19 de diciembre y duraban casi una semana, vamos, como cualquier festival veraniego actual. Durante estos días, las escuelas se cerraban y no se castigaba a ningún criminal. Los esclavos podían intercambiar lugares con sus amos, y uno era elegido rey durante la duración del festival. Los ricos repartían regalos a los pobres.

El dios romano Saturno, en cuyo honor se escenificó el festival, no era una figura benigna de Cristo o un Papá benévolo, aunque su fiesta finalmente fue absorbida dentro de la Navidad. Cosas de fechas. Los antiguos astrólogos pensaban que nacer bajo el signo de Saturno era una mala señal. Como el dios de la cosecha, devoró a sus propios hijos. Bueno, dicen que comemos mucho más en Navidad...

Papá Noel

Según la leyenda, San Nicolás se enteró de que tres hermanas estaban siendo forzadas a ejercer la prostitución, con el objetivo de que ganasen suficiente dinero para pagar las comidas. Él se enteró y, para ayudarlas, tiró tres monedas por una chimenea. El dinero, casualmente, fue a parar al interior de las medias que las chicas tenían colgadas en la misma, que estaban ahí para que se secaran.

Santa Claus vestía de verde y su origen está relacionado con tres hermanas que eran obligadas a ejercer la prostitución para poder comer

Se creía que Papá Noel era un anciano alegre con una barba blanca basado en San Nicolás, un personaje que se remonta a Asia Menor, alrededor del 350 d. C. (por esas mismas fechas, recordemos, el papa Julio estaba inventándose la fecha de nacimiento de Jesús), pero en algún lugar del camino se mezcló con otros personajes folclóricos.

Se cree que la primera ilustración del Papá Noel moderno es de 1860. Originalmente, este señor vestía túnicas verdes. Asimismo, a menudo se dice que Coca-Cola "inventó" el Papá Noel que hoy conocemos y adoramos, según 'The Independent', lo único que cambiaron su atuendo verde por el rojo de la marca.

El lado siniestro de Papá Noel recae en su pequeño ayudante o antiguo enemigo, Krampus, una criatura del folclore de países alpinos. Según la leyenda, esta figura, demoníaca en apariencia, castiga a los niños malos durante la temporada de Navidad, en contraste con Papá Noel, quien les premia con regalos si han sido buenos.

Y tú, cuéntanos, ¿celebras la Navidad? ¿Te gusta?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios