sin filtros

Los padres sinceros que dicen lo que de verdad piensan de sus hijos

Hay progenitores que no ven perfectos a sus pequeños. De hecho, consideran que son feísimos y se arrepienten de haberlos tenido. Recogemos sus confesiones

Foto:

Los padres suelen estar ciegos con sus hijos. Les parecen los más guapos, inteligentes y listos. Y si son mayores, siempre serán sus niños. Sus bebés mimados, inocentes, perfectos, heterogéneos. Bueno, esto es lo que dicen en alto. Hay progenitores que no ven perfectos a sus hijos. De hecho, consideran que son feísimos. ¿Alguna vez habéis oído a alguien decir que su bebé es horrible? No, ¿verdad? Nosotros tampoco, pero no porque no lo piensen, sino porque está fatal visto que un padre se exprese así con su pequeño.

Estos sentimientos negativos hacia los seres que 'han creado' puede deberse a la depresión posnatal y a los sentimientos de resentimiento hacia los niños que aparecen después del nacimiento de los mismos. Aunque ser madre representa, para muchas mujeres, una de las etapas más felices de su vida, para otras es además un momento crucial en su salud mental que puede derivar en un problema conocido como depresión posparto.

Creo que mi hijo es un poco feo porque tiene algunas características de mi estúpida suegra

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este problema tiene una incidencia del 13 por ciento en países con ingresos altos, mientras que en naciones con ingresos bajos y medios (como México) se calcula que el 20% de las mujeres embarazadas o con hijos son tres veces más susceptibles de presentar depresión que en otra etapa de su vida.

En una entrevista con Efe, Erica Medina Serdán, terapeuta en depresión posparto, asegura que los dos son los principales factores que evitan que este problema sea tratado de manera conveniente son "la falta de dinero y la culpa o vergüenza que sienten las madres al sentirse tristes". Según la especialista, de las mujeres que sufren depresión posparto, solo el 50% acuden a buscar ayuda con un psicólogo o psiquiatra.

En vez de acudir a un especialista, tanto la madre como el padre buscan desahogo en otros progenitores que están pasando por lo mismo que ellos. En este caso, lo algunos lo hacen en el foro 'Whisper'. En uno de sus hilos, leemos confesiones de adultos que piensan que sus pequeños son los seres más feos que han visto en su vida.

"Mi hijo es feo"

"Creo que mi hijo es un poco feo porque tiene algunas características de mi estúpida suegra".

"Creo que mi bebé es feo... y me siento culpable por eso".

"No debería haber engañado a mi esposo. La peor parte es que él no sabe que no es su bebé".

"Mis hijos son feos por culpa de su madre".

"Desearía que nunca hubieran nacido".

No me gusta mi bebé porque, es feísimo. Sé que soy una mala madre, pero no puedo aceptarlo

"Es tan feo que da vergüenza".

"Creo que mis hijos son feos, y creo que es culpa de mi esposo".

"No me gusta mi bebé porque creo que es feo. Sé que soy una mala madre, pero no puedo aceptarlo".

"Considero que tengo el bebé más feo que he visto en mi vida".

"Me siento mal por mis hijos, son muy feos".

Hay quejas para todos

Este foro, en concreto, ha despertado la atención de muchos medios por la sinceridad de los padres que participan en él. En este otro hilo anterior leíamos quejas de progenitores que estaban muy arrepentidos de haber tenido hijos. Otros lo hicieron en el foro 'Mumsnet'. Recogemos algunas de sus declaraciones.

"Detesto a mis hijos. Nunca me dejan tranquila y lo único que quiero son mimos".

“¿Otra se arrepiente de haber tenido un hijo? Yo amaba mi vida anterior. Mi marido quería un niño y lo pospuse durante mucho tiempo sabiendo que no era mi vocación”.

“No soy una persona a la que le gusten los bebés y la dependencia de mis hijos hacia mí me resultó muy difícil. Así que volví a trabajar tan pronto como pude y encontré a alguien para que cuidara de los niños”.

“Tengo dos gemelos de 10 meses y odio mi vida”.

"Detesto a mis hijos. Actúan como unos tiranos, y no tengo idea de dónde están aprendiendo ese tipo de comportamiento. No tienen respeto alguno".

"No soporto a mis hijos. No importa cuántas veces les intente enseñar algo, no lo entienden, carecen de todo intelecto. Si pudiera volver atrás en el tiempo nunca hubiera sido madre".

Detesto a mis hijos. Actúan como unos tiranos, y no tengo idea de dónde lo están aprendiendo. No tienen respeto alguno

"Aborrezco a mi hija. Se comporta terriblemente mal y solo hace cosas estúpidas. No quiere escuchar y raramente es cariñosa, y eso que siempre le he dado y le doy todo".

"A veces mi hijo me asquea. Desde el divorcio se volvió muy rebelde, ya que se puso de parte de su padre completamente. ¿Qué he hecho mal?".

¿Qué opinión te merecen estas confesiones?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios