Es noticia
Menú
El generador de excusas masculinas: “Estuvo mal, pero porque me pillaron”
  1. Alma, Corazón, Vida
DALE AL BOTÓN Y DISFRUTA

El generador de excusas masculinas: “Estuvo mal, pero porque me pillaron”

Una página web ofrece al usuario la oportunidad de imitar a los iconos de la gran pantalla a la hora de disculparse. Basta con pulsar un botón y tendrás la justificación ideal

Foto: ¿Quieres ser como él? Dale al botón. (Reuters/Mario Anzuoni)
¿Quieres ser como él? Dale al botón. (Reuters/Mario Anzuoni)

El pasado 30 de octubre, Kevin Spacey publicó en redes sociales un pequeño texto en el que se disculpaba ante las acusaciones del actor Anthony Rapp, que señalaba que había intentado forzarle a acostarse con él en 1986, cuando tenía 14 años de edad. “Honestamente, no recuerdo el encuentro, hace más de 30 años”, escribió. “Pero si me comporté como dice, le debo la más sincera disculpa”. Además, aprovechó la coyuntura para salir del armario y declarase gay. “Quiero tratar esto con honestidad y de forma abierta y eso comienza examinando mi propio comportamiento”.

Como era de esperar, las disculpas de Spacey fueron duramente criticadas, no tanto por pasar de puntillas por las acusaciones –que también– como por intentar desviar la atención del caso declarándose gay. Es un “sí, pero no” que se repite en muchas de las cartas de justificación que se han publicado en el último mes y medio, desde que el caso de Harvey Weinstein explotase y se llevase por delante a un montón de hombres del mundo del espectáculo, y que ha servido de inspiración para la página 'Celebrity Perv Apology Generator' que, como su nombre indica, es un generador automático de excusas para hombres.

Mi comportamiento estaba mal. Por lo tanto, borraré mi cuenta de Twitter porque odio ver a gente enfadada conmigo


En realidad, no hay más que dar al botón unas cuantas veces para comprobar que se trata de un remix de la citada disculpa de Spacey y la que Donald Trump emitió después de que una grabación le mostrase asegurando que “los 35 es la edad de buscarse otra” o que no tendría ningún problema en hacer el amor con chicas de 24 años, con un pellizco de esencia de Weinstein de por medio y algo de invención cómica. Esto es lo que nos ha salido a nosotros:

El aliado feminista

“Como un hombre feminista, me siento tremendamente culpable ahora que las cosas que he hecho son públicas. Fue hace mucho tiempo, y por supuesto me doy cuenta de que mi comportamiento estaba mal. Por lo tanto, no pienso cambiar nada de mis acciones o mi actitud”.

Otra era

“Como alguien que creció en una época diferente, me siento profundamente avergonzado (pero no “arrepentido”, porque eso significaría que soy culpable de algo). Era simplemente la típica charla de vestuario de tíos, y ahora me doy cuenta de que mi comportamiento estaba mal. Por lo tanto, borraré mi cuenta de Twitter porque odio ver que la gente está enfadada conmigo”.

Hombre de familia

“Como padre de una hija, creo que el acoso es completamente inaceptable, especialmente cuando la gente lo descubre. Estaba borracho en ese momento, y por supuesto ahora me doy cuenta de que mi comportamiento estaba mal. Por lo tanto, he decidido vivir mi vida como un hombre gay, así que si tienes algo malo que decir sobre mí, es que eres homófobo”.

No sé de qué fiesta me habla

“Aunque no recuerdo que lo que ocurrió en la fiesta de 2009 de los Globos de Oro fuese exactamente así, las alegaciones contra mí son preocupantes. Dedicaré mi vida a encontrar al verdadero acosador de la fiesta, y por supuesto, ahora me doy cuenta de que mi comportamiento estaba mal. Por lo tanto, esperaré entre dos y tres años antes de volver a aparecer en el cine o en la televisión y ojalá para entonces ya os hayáis olvidado de esto”.

La fórmula del éxito

No hay que destripar los chistes, pero lo vamos a hacer porque merece la pena ver detenidamente cómo esta parodia de las disculpas refleja fielmente estas trampas argumentativas (y cómo muchas veces son completamente intercambiables, porque lo que importa no es el qué, sino el cómo). El mensaje empieza siempre por una disculpa, ya sea apelando a factores histórico-sociales (“nací en otra época…) o poniendo en duda la acusación (“yo no lo recuerdo así...)”; o reivindicando su identidad como hombre que respeta a las mujeres (“soy padre”/”soy feminista”).

Esperaré entre dos y tres años antes de volver a aparecer en el cine o en la televisión y ojalá para entonces ya os hayáis olvidado


A continuación, llega el momento de aceptar la culpa… eso sí, matizada de forma irónica. Frases como “ahora que se ha hecho público” o “inaceptable, especialmente cuando la gente se entera” muestran claramente que el verdadero problema no se encuentra en lo que pudiesen haber hecho, sino en que esto haya salido a la luz. Una vez más, cada disculpa va acompañada por un matiz (“era la típica conversación de tíos de vestuario”, “estaba borracho”) antes de llegar al clímax, que es esa frase-cliché que se repite una y otra vez: “Ahora me doy cuenta de que mi comportamiento estaba mal”.

La 'punch line' es pura invención, claro, pero como todo buen chiste, pone de manifiesto algo que estaba ya implícito en las palabras originales. En resumidas cuentas, lo que estas excusas y actos de contricción públicos intentan es minimizar los daños de la denuncia, dándole a veces un nuevo marco de argumentación o relativizando su importancia de forma que el problema no sea el criticado, sino quien critica. Es lo que ocurre con la parodia de Spacey “soy gay, así que si no estás de acuerdo conmigo, eres homófobo”. Una buena y divertida advertencia ante las salidas por la tangente de las celebridades.

El pasado 30 de octubre, Kevin Spacey publicó en redes sociales un pequeño texto en el que se disculpaba ante las acusaciones del actor Anthony Rapp, que señalaba que había intentado forzarle a acostarse con él en 1986, cuando tenía 14 años de edad. “Honestamente, no recuerdo el encuentro, hace más de 30 años”, escribió. “Pero si me comporté como dice, le debo la más sincera disculpa”. Además, aprovechó la coyuntura para salir del armario y declarase gay. “Quiero tratar esto con honestidad y de forma abierta y eso comienza examinando mi propio comportamiento”.

Virales Machismo Harvey Weinstein
El redactor recomienda