Paros cardíacos durante el sexo

La 'mort d'amour': que no se te pare el corazón mientras lo haces

El estudio más extenso hasta la fecha sobre la posibilidad de morir mientras se tienen relaciones sexuales resuelve todas las dudas

Foto: No te alarmes, hay vida después de la enfermedad cardiovascular. (iStock)
No te alarmes, hay vida después de la enfermedad cardiovascular. (iStock)

Es una escena habitual de melodramas y culebrones: durante el sexo, al hombre mayor le da un patatús y su corazón colapsa. Fin. La mera posibilidad de sufrir un paro cardíaco mientras se tienen relaciones sexuales nos aterra. A simple vista, parece una preocupación más que razonable, pues, al fin y al cabo, el sexo excita y aumenta el ritmo de nuestro corazón como ninguna otra actividad. Y el desasosiego es aún mayor si ya tenemos un historial de problemas cardiovasculares, llegando incluso a hacernos pensar que no podremos volver a tener relaciones como antes.

No obstante, si alguna vez te ha preocupado morir en la cama por amor (la 'mort d'amour', que dirían los franceses), tenemos buenas noticias. Un estudio publicado en la edición de noviembre del 'Journal of American College of Cardiology' revela unas conclusiones tranquilizadoras. ¿Con qué frecuencia el sexo desencadena un paro cardíaco? La respuesta corta es con poca, con muy poca.

Solo un tercio de los sujetos que sufrieron un paro cardíaco recibieron una maniobra de reanimación cardiopulmonar por sus parejas

Los investigadores del Instituto del Corazón Cedars-Sinai de Los Ángeles analizaron todos los casos médicos en adultos de la ciudad de Portland, Oregón, entre 2002 y 2015. En total, 4.557 de paro cardíaco, que no es lo mismo que ataque al corazón (mientras en este último el órgano suele continuar latiendo pero el flujo sanguíneo se encuentra bloqueado, en el caso que nos concierne se desarrolla una arritmia con la que deja de latir por completo. En esta coyuntura y sin intervención médica, la persona moriría en pocos minutos).

La maniobra de reanimación cardiopulmonar aumenta las posibilidades de supervivencia. (iStock)
La maniobra de reanimación cardiopulmonar aumenta las posibilidades de supervivencia. (iStock)

Lo más destacado es que los investigadores utilizaron toda la población adulta de la ciudad, alrededor de 480.000 personas, como sujeto del estudio. Hasta ahora, se habían llevado a cabo investigaciones similares, pero solo con 5.000 o 10.000 personas. De todos los 4.557 casos, solo 34 se produjeron durante o en la hora posterior a la relación sexual. Es decir, el 0,7%. 32 eran hombres y la gran mayoría de ellos (el 94%) tenía ya antecedentes de enfermedad cardíaca.

Afecta más a los hombres

Por resumir: solo uno de cada cien casos mortales en hombres por enfermedad cardiaca está provocado por el sexo y en mujeres se reduce a uno de cada mil. Sin embargo, la razón de esta brecha entre géneros no está de todo clara. Los investigadores señalaron en el estudio que los hombres podrían haber consumido medicamentos, estimulantes o alcohol antes del sexo o que tal vez sean más vulnerables a las enfermedades del corazón. Otro estudio, en este caso francés, publicado este agosto, concluyó que los hombres eran cuatro veces más propensos a morir de esta dolencia durante el sexo.

Los investigadores usaron a toda la población de Portland, Oregón, como sujetos del estudio

Aunque sea poco probable, puede ocurrir y vale la pena estar prevenido. En el caso de que suceda, la otra persona debe realizar una maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), pues aumentará con creces las probabilidades de supervivencia. Sin embargo, y pese a los más que evidentes beneficios, el mismo estudio revela que solo un tercio de los sujetos que sufrieron un paro cardíaco recibieron un procedimiento de RCP. Quizá la pareja entrase en pánico o no sabían cómo realizar la maniobra. Sea como fuera, esta reticencia explica explica por qué solo 1 de los 34 sobrevivió al episodio (las posibilidades de supervivencia disminuyen aproximadamente un 10% por cada minuto transcurrido sin reanimación).

Aprovechando la publicación del estudio, la Asociación Americana de Cardiología ha señalado en una nota de prensa que la actividad sexual es un problema importante para la calidad de vida de hombres y mujeres y ha difundido qué hacer en caso de que hayas sido diagnosticado con una enfermedad cardiovascular:

  • Acude a tu médico para que evalúe tu corazón antes de reanudar la actividad sexual.
  • Si has tenido una insuficiencia cardíaca o un ataque al corazón, la rehabilitación y el entrenamiento físico (moderado pero regular) pueden reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la actividad sexual.
  • Si sufres de una disfunción sexual, consulta a tu médico para comprobar si podría estar relacionada con una enfermedad cardiovascular, ansiedad, depresión u otros factores.
  • No dejes de tomar los medicamentos por que te preocupe que pueda afectar a tu desempeño en la cama.
  • Los medicamentos para tratar la impotencia son seguros, pero incompatibles con algunos fármacos relacionados con enfermedades cardiovasculares.
Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios