no parece la misma

"Gané 40 kilos tras ser madre y así me los he quitado"

La joven australiana Ash Petroff, quien se ha convertido en una inspiración para adelgazar, revela el método que siguió para haber perdido tanto peso

Foto: Ash Petroff. (Instagram)
Ash Petroff. (Instagram)

Si estás a régimen o quieres empezar con una dieta pero no encuentras el momento o las ganas, estás en el lugar adecuado: no hay nada más motivador que conocer historias reales de personas que han adelgazado. No son famosos ni celebrities, tampoco millonarios que se han operado. Es gente normal como cualquiera de nosotros que simplemente quisieron cambiar su vida drásticamente.

Te presentamos el caso de Ash Petroff, una madre australiana que intentó luchar contra su propio cuerpo tras quedarse embarazada. En su adolescencia pesaba solo 45 kilos, pero no hacía ejercicio y nunca había tenido una alimentación sana o equilibrada. Tras su primer hijo, los malos hábitos le hicieron engordar 50 kilos en tan solo nueve meses.

Esta cariñosa madre luchó por adelgazar pero después de dos embarazos más inclinó la balanza sumando otros 45 más, lo que me produjo ansiedad y depresión. Sin embargo, descubrió una comunidad online que ayuda a las madres a cuidarse y modificar su estilo de vida.

Lentamente se fueron sucediendo los errores: frecuentes saltos del desayuno; snacks, galletas y dulces entre horas, para acabar la jornada con una cena a base de comida rápida como principal sustento. "Antes de tener niños no tenía un rutina saludable, pesaba muy poco y estaba muy delgada. Cuando me quedé embarazada del primero, comía demasiado, unas dos porciones de McDonald's o KFC por semana y siempre bebiendo refrescos", asegura a 'Daily Mail'.

Es necesaria una buena alimentación, dos días a la semana de cardio y el resto pesas y entrenamiento de fuerza

"Cogí 50 kilos en un periodo muy corto y perdí confianza en mí misma mientras entraba en un periodo de depresión", añade. Como madre primeriza, Petroff luchó por encontrar algún momento en el que poder concentrarse en sí misma y, a pesar de probar todas las dietas de moda, nunca bajó de los 81kg. Tener a los dos siguientes pequeños hizo que se sintiera retenida por su peso y se abandonara totalmente.

En julio de 2014 encontró a Healthy Mummy, una empresa dedicada al cuidado de las madres y que tiene un programa específico para la salud de las mujeres. Después de ver el éxito de otras en el camino de la pérdida de peso decidió probarlo. El esfuerzo, como era de esperar, se vio materializado en su talla en poco tiempo. Las fotos de Instagram que ella misma publica son la prueba de ello.

Dieta y ejercicio

"Seguí exactamente el '28 Day Challenge' y empecé a hacer entrenamientos en casa tres días a la semana; no quería meterme demasiado en ello porque no quería odiar el deporte. El plan de alimentación fue bastante fácil (todo eran versiones saludables de cosas como pizza y pasta), dejé de beber refrescos y los cambié por batidos caseros y agua", explica Petroff.

Después de seguir solo durante nueve meses este plan, esta madre perdió 25 kilos y se sintió con una energía y confianza que no había experimentado en años. "Tomaba batidos en el desayuno y cada comida era sana y equilibrada. Aprendí lo diferente que me hacía sentir la comida basura: me había acostumbrado a esa sensación de hinchazón. Pero tras cambiar la dieta, inmediatamente me sentí con más energía y empecé a disfrutar de la comida sana".

Petroff lleva tres años siguiendo el programa y ahora pesa 56 kilos. Se ha apuntado al gimnasio, hace ejercicio todos los días: dos a la semana de cardio y el resto pesas y entrenamiento de fuerza. "Hay una gran diferencia en cómo me siento ahora. Soy feliz, no estoy enfadada todo el rato y no puedo explicar lo diferente que es mi nivel de energía. Cuando veo fotos de cómo estaba antes, no puedo creer que estuviera viviendo tanto tiempo así. Siento que somos dos mujeres diferentes", asegura.

Toma las riendas de tu vida y cambia tu rutina. Recuerda que esto solo es un viaje de ida

La actitud de Petroff cambió por completo. Su timidez desapareció y ahora es una persona orgullosa de sí misma a la que le encanta hacerse fotos y ser una inspiración para los demás. La empresa le ha convertido en embajadora de 'fitness' para que demuestre que cualquier mujer puede lograrlo.

Ahorrar también es posible

Ser madre nunca es fácil. El tiempo que dedicas a los niños es el que no inviertes en ti mismo, pero todo es organizarse. "Al final siempre hay algún momento que se puede aprovechar para cuidarte. Voy al 'gym' cuando los niños están en el colegio, la guardería o simplemente espero a que mi marido llegue a casa para poder ir porque es importante para mi salud mental", explica Petroff.

"Ahorro unos 200 euros por semana teniendo este estilo de vida, así que se ha transformado en algo más y ahora todo tiene sentido. Estoy tan agradecida de haber sido nombrada embajadora del 'fitness'. Es todo un sueño convertido en realidad", concluye.

Desde que se puso manos a la obra en su particular transformación, la administrativa dice que se permite algún exceso de vez en cuando, si bien la vida saludable domina hoy su rutina. Ahora es ella la que funciona como inspiración para el resto de sus seguidores en Instagram y, como buena ‘influencer’, no podía faltar su consejo: "Siempre habrá días buenos y malos, pero una vez que hayas tomado la decisión de elegir esta transformación y hayas reconocido que necesitas ese cambio, será lo mejor que puedas sentir. Toma las riendas de tu vida. Escoge y haz cambios. Recuerda que esto solo es un viaje de ida".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios