Empleo: La guía perfecta del trepa para conseguir el trabajo que quieres si no conoces a nadie
'ENTREPENEURIAL YOU' DE DORIE CLARK

La guía perfecta del trepa para conseguir el trabajo que quieres si no conoces a nadie

Se acabó la época en la que nuestro esfuerzo, buen hacer o capacidad de sacrificio nos llevaban lejos. Es la hora de ser uno su propia empresa, pero sin cena de Navidad

Foto: Primero, 'networking' en el bar; después, el mundo. (iStock)
Primero, 'networking' en el bar; después, el mundo. (iStock)

Todos conocemos a esa gente carente de cualquier clase de talento, capacidad de esfuerzo o, simple y llanamente, simpatía y sentido común, que no se sabe muy bien cómo ni por qué termina llegando lejos. Bueno, en realidad sí lo sabemos. Digamos que son personas capaces de manejar bien (digámoslo suavemente) las capacidades de relacionarse de manera informal con la gente apropiada en el momento exacto, lo que les lleva a ocupar puestos con el que el resto de mortales, aun más habilidosos y útiles que ellos, solo pueden soñar.

Un vacío en el supuesto paraíso de la meritocracia que han intentado llenar expertos en mercado laboral, psicología y relaciones personales. La última de ellas es la profesora de la Universidad Duke de Carolina del Norte Dorie Clark, que acaba de sacar al mercado 'Entrepreneurial You', que funciona como una guía para “monetizar tu experiencia, crear distintos flujos de ingresos y medrar”. En resumen, la autora ofrece a los profesionales una pequeña guía para obtener la independencia profesional a partir de entrevistas con “más de 50 emprendedores exitosos, que cobran sueldos de seis, siete u ocho cifras ellos solos o con negocios muy pequeños”.

Hace no mucho, la buena reputación iba asociada con un buen sueldo. Ya no es así y lo que marca la diferencia es contactar con las personas indicadas

“Es el secreto inconfesable de la economía del emprendimiento de hoy”, señala en las primeras líneas de su libro. “Ser muy bueno, e incluso ser muy conocido y respetado en tu campo, no es suficiente”. La competición, gracias a internet, es feroz, global y deja en la cuneta a aquellos que no saben moverse en dicho contexto, recuerda. No solo eso, sino que ya no es cierto que una buena reputación vaya acompañada por un buen sueldo: “A lo largo de mis viajes, me encontrado muchos profesionales de primer nivel que son buenísimos en lo que hacen pero tienen problemas para ganar lo que se merecen”.

Ello se debe, ante todo, a no haber sabido dar los pasos indicados. Esto, en muchos casos, pasa por formar una red de relaciones lo suficientemente buena (no necesariamente amplia) como para convertirte siempre en una primera opción. A continuación presentamos algunos de los consejos que la autora proporciona en 'Harvard Business Review' para construir una red de contactos en un ámbito en el que no tenemos ninguna experiencia (o que se encuentra en otra ciudad distinta a donde hemos vivido), y que conforma una de las ramas más importantes de su libro.

Sé específico

Una de las grandes enseñanzas que nos han dado las novelas protagonizadas por arribistas –desde 'Bel Ami' de Guy de Maupassant a 'Un lugar en la cumbre' de John Braine– es que hay que saber acercarse a las personas indicadas, aunque no sean más que pasos intermedios en nuestro camino hacia lo más alto. Clark anima a ser muy específico con la gente a la que quieres conocer. Los ejemplos que la autora pone son los siguientes: si quieres trabajar en Google, buscar a alguien que trabaje en la empresa; o centrarte en algún puesto concreto, como “vicepresidente de Recursos Humanos”. A veces el trabajo puede simplificarse si utilizamos LinkedIn, que nos permite saber a quién conocen nuestros amigos, lo que nos facilita el trabajo.

Dar charlas gratis o escribir artículos nos permitirá darnos a conocer ante los potenciales clientes, aunque no nos proporcione un rédito inmediato

Hay que tener paciencia

El punto anterior presenta una realidad ideal en la que, teóricamente, los amigos que ya tenemos nos pueden poner en contacto con las personas que necesitamos introducir en nuestra agenda. Es entonces cuando entra en juego (redoble de tambores) las cadenas de conexiones. Es decir, como el célebre juego de Kevin Bacon, pero con gente a la que te gustaría (o, mejor dicho, te vendría bien) conocer. Clark utiliza el ejemplo de Michael Bungay Stanier, autor de 'The Coaching Habit', que consiguió un jugoso contrato tras contactar finalmente con el ejecutivo de Recursos Humanos de un banco que conocía a Nancy, amiga de David, a su vez amigo de Lindsay, que era colega de Melissa, a la que conocía el propio Michael. En definitiva, hay que echarle tiempo (y ganas).

Haz publicidad gratis

Es nuestra particular adaptación de “habla gratis, incluso en sitios inesperados”. La autora recomienda prestarse a dar charlas sobre la materia que uno controla en cualquier lugar, como una manera de presentarse en persona ante nuestros potenciales clientes. Es, básicamente, una forma de promoción, como muestra el caso de Todd Herman, un 'coach' para ejecutivos que se prestó a impartir clases gratuitas a las asociaciones deportivas locales… siempre y cuando los padres de los niños se comprometiesen a presenciarlas. El cobro, por lo tanto, se traducía en publicidad para su propio negocio. Dicho y hecho: en una de las charlas se presentó uno de los directivos de la liga de hockey, que le contrató para asesorar a dichos deportistas.

No hace falta ir tan lejos como el Georges Duroy de 'Bel Ami'.
No hace falta ir tan lejos como el Georges Duroy de 'Bel Ami'.

Crea contenido

Uno pensaría que publicar en 'Forbes' es (o debería ser) un fin en sí mismo. Es decir, un lugar donde periodistas profesionales o expertos en una materia puedan exponer su conocimiento a cambio de dinero. La autora lo identifica como una oportunidad para darse a conocer, algo que ella misma ha hecho “asegurándome que mi público objetivo se familiarizaba con mis ideas y, a lo largo del tiempo, reconocía mi nombre”. Hacen falta unos dos o tres años para que ello ocurra y esta inversión extra de tiempo y esfuerzo resulte rentable, pero como recuerda Clark, cuanto mejor esté posicionado el medio en motores de búsqueda, mejor, porque más probabilidades tendrá de que tu nombre aparezca en los primeros puestos cuando alguien busque un perfil como el tuyo. Este último consejo tiene algo de autorreferencial: al fin y al cabo, el texto de la 'coach' está publicado en 'Harvard Business Review', uno de los medios que identifica como deseable para que tu nombre aparezca junto a él...

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios