nada es lo que parece

"Soy prostituto y mi vida no es como imaginas: mi verdad sobre el oficio"

Nick Hawk, estrella del 'reality show' 'Gigoló' y escort profesional, confiesa todo acerca de su vida sexual, lo que realmente quieren las mujeres y cómo afrontar la vida

Foto: Nick Hawk. (Instagram)
Nick Hawk. (Instagram)

Nick Hawk no tiene un trabajo común. El suyo gira en torno al sexo: es escort profesional. Después de cuatro años en las Fuerzas Aéreas, Hawk se mudó al sur de California para hacer una carrera en el negocio del entretenimiento. Empezó bailando en clubes y bares de Los Ángeles y, finalmente, acabó convirtiéndose en acompañante de lujo. Es uno de los más conocidos del mundo gracias al 'reality show' 'Gigolós', que se emite en el canal americano Showtime, el cual sigue la vida de varios trabajadores sexuales de Las Vegas.

"Cuando me mudé a California, al principio las cosas no funcionaron muy bien y estaba perdido. Bebía mucho. Tomé muchas drogas y luché contra varios problemas de ansiedad y de baja autoestima. Fui de flor en flor tratando de descubrir lo que me faltaba en la vida y en el amor. Soy muy competitivo y eso me empujó a querer ser un buen amante con las mujeres. Pero llegué a un tope donde me di cuenta de que si quería ser especial o tener éxito en la vida, debía trabajar muy duro para conseguirlo", explica en una entrevista para 'Men's Health'.

Mejor de lo que piensas

"Decidí que ya no quería ser una persona enfadada ni asustada y que iba a hacer lo posible por ser la mejor versión de mí mismo, así que empecé a cuidarme y a entrenar mucho. Después me metí en el mundo de los escorts y eso me motivó a juntar las piezas del rompecabezas de mi vida. Pero de pronto entré en la boca del lobo. Pensé que era entretenido y divertido, que iba a ser algo de lo que estar orgulloso y sentirme satisfecho. Pero se transformó en más que eso".

"Me gusta construir relaciones. Duermo con menos mujeres desde que me hice prostituto. Ahora le doy más relevancia a mi sexualidad. Una vez quise batir el récord de Wilt Chamberlain (afirmó que se había acostado con más de 20.000 mujeres) y probablemente durante un tiempo estuve a punto, eso es lo que me impulsó y motivó a querer progresar."

La mejor manera de mejorar en las relaciones sexuales es tratar de ser una versión mejorada de uno mismo

Hawk prefiere tener un puñado de clientas habituales a diferencia de otros que quieren tener varias diferentes a la semana. Solo reserva algunas citas al mes y preferiblemente si son de una noche o más (las tarifas oscilan entre 2.500 y 22.000 euros por una semana completa) y el sexo no está garantizado. "Suelo tener un primer encuentro de cuatro horas (cuesta 1.300 euros) para saber qué quiere y por dónde van los tiros. No me gusta ser un capricho en una lista de deseos, pero lo soy para muchas y la verdad que tampoco me importa demasiado", comenta.

Tipo de clientela

Divorciados, gente que acaba de dejar relaciones de mucho tiempo o han pasado largas temporadas trabajando, empresarios, personas de negocios que ahora desean divertirse son el tipo de individuos que acuden a Nick. "Cuando las mujeres vienen a mí quiero dejarlas con una completa sensación de satisfacción, no solo sexualmente, también mentalmente. Quiero la perfección en todos los niveles. Tengo mucho dinero y quiero darle valor al suyo. Quiero que cuando estén conmigo sea una de las mejores noches de su vida", asegura.

"Soy prostituto y mi vida no es como imaginas: mi verdad sobre el oficio"

"Muchos contactan conmigo en busca de ayuda y consejo porque se sienten perdidas. Al principio no estaba listo para eso, pero ahora sí. La primera vez me sentí como devorado por los lobos: tuve una señora que me dijo que había limpiado sus cuentas bancarias y que íbamos a tener un par de fines de semana divertidos y que luego se suicidaría y yo pensé 'Oh, mierda no es posible que ella haya dicho eso, ¿ahora qué?'. Afortunadamente estaba en la etapa en la que me lo tomé como desafío. Hablé con ella y descubrí qué era lo que realmente le pasaba y añoraba. Al final, un pequeño cambio solucionó su vida", asegura.

"Soy prostituto y mi vida no es como imaginas: mi verdad sobre el oficio"

"Intelligent ridiculousness spawns effective creativeness." - Nick Hawk #anotherdayinthelifeof #nickhawk Photo by: Ivan Avila

Una publicación compartida de Nick Hawk (@thenickhawk) el

Pasar cuatro horas con él cuesta 1.200 euros y una semana puede oscilar entre 2.000 y 22.000

Los clientes de Nick no solo acuden a él para tener sexo: pagan por su tiempo y por sus consejos. Aproximadamente la mitad de sus clientes tienen problemas de ansiedad social y de confianza, y casi todos desean recibir algún tipo de asesoramiento sobre salud o buena condición física. El mayor consejo que este 'escort' da para hacer ejercicio es realizar cualquier actividad durante treinta minutos mínimo porque acelera tu ritmo cardíaco y te hace sudar.

"También di consejos sexuales durante un tiempo. La mejor manera de mejorar en el sexo es tratar de ser una versión mejorada de uno mismo. Lo que haces en el deporte también se lleva a las relaciones sexuales: si un día no lo haces, lo recuperas al siguiente. Explora la energía sexual, sé coqueto. Sé creativo y desarrolla otras facetas de tu vida. Eso es lo que hago yo. Tengo 36 años y me siento más rápido, fuerte y ágil que nunca", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios