sin dramas

La dieta de los dos días: lo que tienes que comer para adelgazar

La constancia no es tu fuerte. Estás a punto de darte por vencido. ¡NO! Aquí tenemos un régimen perfecto para ti, pues solo hay que restringir las calorías uno o dos días a la semana

Foto: Ideales para desayunar. (iStock)
Ideales para desayunar. (iStock)

Si has probado decenas de dietas y regímenes y ves que eso no es para ti, es hora de que lo intentes con este método. Se trata de reducir el número de calorías diarias totales que ingieres, pero solo durante dos jornadas.

En 2012, el doctor Michael Mosley descubrió que este régimen exprés a través de una prueba de sangre al azar, pues él era diabético tipo 2. En lugar de comenzar con la medicación, se esforzó en ver si había una forma natural de hacer que la enfermedad desapareciera. Habló con bastantes científicos, quienes le recomendaron el ayuno intermitente.

Ojo, esto no significa cortar la comida por completo. Significa reducir bastantes calorías, solo un par de días a la semana. Mosley, intrigado, hizo un documental llamado 'Eat, Fast And Live Longer', consigo mismo como conejillo de Indias.

Se trata de reducir el número de calorías diarias totales que ingieres a 600-800, pero solo durante dos jornadas. Se pierde peso muy rápido

El objetivo era ver qué pasaría si reducía su ingesta de calorías a unas 600-800 por día durante dos días a la semana, y lo hizo durante ocho semanas. Lo encontró sorprendentemente fácil. En ese tiempo perdió 9 kilos, se quitó 10 centímetros de la cintura y, lo más impresionante de todo, revirtió su diabetes. Así nació el exitoso libro 'The Fast Diet', en España 'La dieta de los dos días' (Urano).

Una dieta controvertida

Los nutricionistas que se han posicionado a favor de este régimen alimenticio centran sus argumentos en que el ayuno intermitente reduce los niveles de la hormona llamada IGF-1. Esta última juega un papel muy importante en el crecimiento infantil y la pubertad, pero en los adultos continúa teniendo efectos anabolizantes. Sus altos niveles en la edad adulta aumentan el riesgo de las divisiones celulares, tales como las del cáncer. Es por ello que se relaciona el ayuno intermitente con la reducción de los riesgos de contraer enfermedades graves.

La dieta, también llamada 5:2, no ha estado exenta de críticas que señalan su potencial para provocar desórdenes alimenticios. Sus detractores han advertido también que puede producir hipoglucemia, problemas digestivos y estreñimiento si no se aumenta considerablemente el consumo de agua durante los días de semiayuno. Para evitar sufrir estos efectos secundarios, los creadores de la dieta rápida han incluido un apartado en el sitio web del libro con menús prácticos y saludables limitados a 600-800 calorías diarias.

El agua, insisten, forma parte indispensable de la dieta, junto a las proteínas y los vegetales.

Aunque el libro original sugirió que los hombres debían consumir 600 calorías en días de semiayuno y 500 en mujeres, algunas personas tuvieron problemas. Estudios recientes sugieren que 800 es más factible a la vez que proporciona beneficios similares.

A continuación, recopilamos un menú tipo que puedes hacer esos días de semiayuno:

Un menú sencillo

♦ Desayuno

Un par de huevos revueltos con jamón (proteína para dar energía el resto del día) son ideales para comenzar la jornada, ya que el desayuno es la comida principal. Si se acompaña este plato con un café solo, un té verde o simplemente agua, rondaremos las 250 calorías.

El desayuno es una de las comidas más importantes en los días de semiayuno, por lo que es importante que contenga las proteínas necesarias para evitar que la falta de energía empeore nuestro estado de ánimo y afecte negativamente al rendimiento laboral o las relaciones personales.

♦ Comida

La proteína de pescado es ideal para estos días de ayuno, en los que la ingesta de calorías es casi una cuarta parte de la cantidad diaria recomendada por la OMS. Se puede cocinar cualquier tipo de pescado a la plancha, aunque preferiblemente pescados azules, y acompañarlos de las verduras de temporada, tanto hervidas como a la plancha. Las cantidades deben ser mínimas, pues no deben exceder las 180 calorías, al igual que en el caso de la cena.

En caso de querer picar algo antes de la hora de cena, se recomienda que sean unas pocas almendras, fresas o la mitad de una manzana. Las cantidades deben ser mínimas, pues no deben exceder las 180 calorías, igual que en el caso de la cena.

♦ Cena

Se recomiendan las carnes blancas, bajas en grasa como el pavo o el pollo a la plancha con verdura. Este plato es intercambiable con el del mediodía, por lo que se puede comer pavo en la comida y pescado en la cena o viceversa. Igual que en la comida, las calorías de este plato no deben exceder las 180.

Otra de las recomendaciones es que se utilicen siempre potenciadores de sabor como el limón para el pescado, o el perejil para carne, y evitar así las salsas calóricas. Los carpaccios tanto de carne como de pescado son otras apetecibles recomendaciones para llevar mejor estos días de semiayuno.

¿Harás la dieta?

Si es así, cuéntanos qué te ha parecido.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios