CUENTA SU HISTORIA A TRAVÉS DE TWITTER

“Si viviera en Euskadi, me habría salvado”: el diario póstumo de una víctima del cáncer

El periodista Jesús Martín Tapias falleció por un cáncer de colon. Ahora, a través de un libro y cuenta de Twitter póstumos, narra su historia y denuncia la falta de pruebas de detección precoz

Foto: Jesús Martín Tapias cuenta su experiencia con el cáncer en un diario póstumo. (@MiMaraton)
Jesús Martín Tapias cuenta su experiencia con el cáncer en un diario póstumo. (@MiMaraton)

“Mi nombre es Jesús. Soy periodista desde hace 30 años. He sido montañero, esquiador, tenista y ciclista. Ahora soy corredor; me gusta serlo. Me creo un tío fuerte y sano, pero tengo casi las mismas papeletas que el resto para padecer cáncer. Una de cada cuatro personas lo sufre. ¿Por qué yo? No hay respuesta. El cáncer llega de golpe y solo puedes tratar de afrontarlo”.

En mayo de 2016, a Jesús Martín Tapias le detectaron cáncer de colon. Periodista y asiduo a los maratones, afrontó su enfermedad a través de sus dos grandes pasiones. Su fruto ha sido un libro en el que ha plasmado sus vivencias, con las carreras como hilo conductor, y que verá la luz este martes. Jesús falleció hace unos días, antes de verlo publicado. Ahora, una cuenta de Twitter narra su historia desde la primavera del año pasado.

“Hace 25 días, los médicos le dijeron que ya no tenía remedio”, cuenta el periodista Carlos Hernández a El Confidencial. Amigo cercano de Jesús, asegura que ‘Mi maratón contra el cáncer’ pretendía dos objetivos: que sus vivencias pudieran servir de ejemplo útil para alguien y denunciar una situación insostenible: el método de detección precoz del cáncer de colon solo está implantado en cuatro comunidades autónomas: Euskadi, Navarra, La Rioja y la Comunidad Valenciana. Jesús, natural de Caballar, residía en Madrid. “Si viviera en Euskadi, me habría salvado”, le dijo a Carlos. “No lo dijo con rencor”, cuenta su amigo, “sino con la voluntad de cambiarlo”.

Ahora su historia quiere llegar a más gente, por eso ha terminado en Twitter de la mano de Carlos Hernández. “Me dijo que quería que hiciera una cuenta de Twitter para contar la historia de su libro y que pudiera llegar a otro tipo de público”, recuerda el periodista, quien ya había realizado un proyecto similar con el relato de 'Deportado4443'. En el libro, Jesús cuenta toda su historia con el cáncer como un maratón, con cada capítulo siendo un kilómetro. “Vi que se podía construir un relato para Twitter similar, duro pero útil, para mostrar el tema del cáncer a los que no lo hemos tenido cerca”, explica. Cada año se detectan 41.000 casos de cáncer de colon en España, pero Carlos resalta la falta de concienciación sobre el tema. “Parece que si nos tapamos los ojos, no nos afectará”.

“Tengo cáncer de colon. El médico me da las primeras claves; me operarán y luego quimioterapia: ‘Como estás delgadito, todo será más fácil”, es uno de los tuits de Carlos basados en la experiencia que Jesús recopiló en su libro. Explica que aunque ha tenido que transformar las palabras para adaptarse a los 140 caracteres de la red social, todo está basado en sus palabras. “Toca informar a quienes me rodean. ¿Cómo hacerlo? No quiero ocultar, solo amortiguar el golpe. La palabra C tiene connotaciones muy duras”, continúa en las siguientes publicaciones. “Les explico a mis hijas, de 21 y 18 años, lo que me digo a mí mismo: estamos en el mejor lugar y en el mejor momento para afrontar algo así. Este es un país con un sistema sanitario puntero y gratuito, las posibilidades de superar la enfermedad han aumentado notablemente. Lloran”.

El 90% de los casos de cáncer de colon se podría evitar con la prueba de detección precoz

En las manos de Carlos está ahora contar su historia a través de redes sociales, que ya tiene terminada y que se prolongará durante 10 días más. “Me da mucho respeto, no estamos hablando de un tema banal. Sería terrible que alguien se sintiera molesto o le disgustara algo”, asegura. Es por eso que no dudó en ponerse en contacto con la AECC, la Asociación Española Contra el Cáncer, que le proporcionó datos y asesoramiento. “Ellos están hartos de gritar en el desierto”, explica respecto a sus esfuerzos por concienciar al Gobierno sobre la importancia de que todas las comunidades autónomas cuenten con la prueba de detección precoz.

Salva tu vida por dos euros

Un sencillo análisis de heces puede salvar vidas. La AECC es firme en esta cuestión y asegura estar “presionando a las instituciones” para que esta prueba “que no es invasiva ni molesta” se incorpore a la cartera básica de servicios comunes de la Seguridad Social. ¿Su coste? Dos euros. Fue en 2013 cuando recogieron el medio millón de firmas necesario, pero su implantación total en España no llegará hasta 2024, una fecha que ven demasiado lejana. Cuatro años después, solo se aplica en cuatro comunidades.

La necesidad de esta prueba la aseveran los datos: el 90% de los casos se habría podido evitar con este sistema. El 10% son hereditarios. De esta forma, 37.000 españoles podrían salvarse de padecer cáncer. El gasto anual de realizarla a toda la población de riesgo, hombres y mujeres de entre 50 y 69 años, no sería un problema: en total, unos 65 millones de euros en toda España. En la actualidad, tratar a quienes ya han desarrollado el cáncer es de 1.100 millones de euros. “El coste de la prueba de detección sería el 6% de lo que cuesta tratar todos los casos de cáncer de colon”. Ester Díez, directora de comunicación de AECC, lo tiene claro: “Cuanto más tiempo pase sin aplicarse, más gente se morirá”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios