vuelta al horario de invierno

Cambio de hora del sábado 28 al domingo 29 de octubre: a las tres serán las dos

La finalidad de esta medida es lograr un ahorro energético que de acuerdo con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE9, podría alcanzar los 300 millones de euros

Foto: Cambio al horario de invierno: en la madrugada del sábado 29 de octubre al domingo 30, a las tres serán las dos.
Cambio al horario de invierno: en la madrugada del sábado 29 de octubre al domingo 30, a las tres serán las dos.

Los ciudadanos de la Unión Europea dejarán atrás el horario de verano cuando en la madrugada del próximo domingo, a las 03.00 horas, retrasen los relojes para que vuelvan a ser las 02.00, dando así la bienvenida al horario de invierno. En las islas Canarias, este movimiento en los relojes se registrará a las dos de la madrugada, cuando pasará a ser la una.

Este habitual cambio de hora se produce el último domingo de octubre en toda Europa, de acuerdo a la Directiva Comunitaria del Cambio de Hora, que es de obligado cumplimiento con el objetivo de lograr un ahorro energético. El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital recuerda que la directiva no prevé la posibilidad de que un Estado miembro no decida aplicar el régimen de la hora de verano.

Además, según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación podría alcanzar en torno a 300 millones de euros, el equivalente al 5 por ciento del total. De esa cantidad, 90 millones corresponde al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar y 210 millones restantes se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

El cambio de hora empezó a generalizarse a partir de 1974, a partir de la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adelantar el reloj para aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años. Desde la aprobación de la Novena Directiva por el Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión en enero de 2001, el cambio se aplica con carácter indefinido. La Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.

Frente a las numerosas voces que cuestionan la eficacia real de este ahorro –como las de los 70 eurodiputados de distintos grupos que el pasado miércoles elevaron una moción para acabar con ella en Estrasburgo–, el IDAE sostiene que la medida busca el buen funcionamiento de "algunos sectores", no solo el de los transportes y las comunicaciones, sino también otros ramos de la industria, y requiere una programación estable a largo plazo.

Algunas organizaciones ecologistas tampoco están muy convencidas y aducen que esta medida "no puede ser la única" en pos del ahorro energético

Algunas organizaciones ecologistas tampoco están muy convencidas de la eficacia de este medida, como es el caso de Greenpeace, cuya portavoz Sara Pizzinato ha asegurado que "no puede ser la única" para fomentar el ahorro energético. "España tiene un potencial enorme de reducción del consumo de electricidad y de mejora de su eficiencia energética", ha insistido, denunciando la existencia de facturas "insensibles al consumo, que no incentivan el ahorro", mientras al mismo tiempo una parte importante de los edificios españoles son "auténticos agujeros negros energéticos".

Pizzinato cree que un sistema energético "con un elevado nivel de eficiencia" y que obtuviera un 95% de electricidad de fuentes renovables permitiría generar para 2030 más de 3 millones de empleos y reducir la factura energética en un 34%.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios