¿de verdad occidente está en decadencia?

El hegemón: cuál es el poder real de las ocho potencias mundiales

Los académicos llevan advirtiendo durante años que este mundo dominado por EEUU se transformará en otro multipolar. Un nuevo estudio averigua cuán cierto es esto en 2017

Foto: Los países que dominan el panorama internacional. (The Henry Jackson Society)
Los países que dominan el panorama internacional. (The Henry Jackson Society)

El economista político Benjamin Friedman comparó la sociedad occidental moderna con una bicicleta cuyas ruedas solo giran si la economía crece. En caso de que el movimiento se reduzca o pare, los pilares que definen al colectivo -véase la democracia liberal- se tambalean, con la consiguiente plétora de secuelas impredecibles. Y, precisamente, la impresión de que algo se desploma en Occidente es quizá la particularidad que mejor define el sino de los tiempos actuales.

Durante décadas, teóricos de ambos lado del espectro han predicho la transformación del mundo unipolar que nos dejó la desaparición de la URSS en otro multipolar, en el que países como China, India y Rusia podrían mirar de tú a tú al resto de potencias y, en concreto, a Estados Unidos. Además, el tumulto causado por el Brexit y la elección de Donald Trump no ha hecho sino acrecentar este sentimiento de inquietud.

Este reparto del pastel global no tiene por qué implicar un futuro peor, pero sí crea intranquilidad entre aquellos en lo más alto del orden internacional. En este entorno plagado de incertidumbre, en el que la historia no ha acabado como pronosticaba Francis Fukuyama, una evaluación de las potencias mundiales es quizá más necesaria que nunca. ¿Hasta qué punto China le está ganando la partida al resto? ¿De qué le sirve a India tener tanta población en el siglo XXI? Por eso, el 'think tank' británico Henry Jackson Society ha analizado en un nuevo informe cuán fuertes o débiles son de verdad estos países.

Pese a las muchas profecías de que la nación americana iba a perder su puesto en el trono global, Estados Unidos continúa siendo el hegemón

El poder, como sostenía el filósofo Michel Foucault, es un ente difuso, a veces invisible y difícil de cuantificar. Ante el reto de valorar cuánto dominio real ejerce cada país, James Rogers, director del centro y principal autor del estudio, lo ha acotado a siete categorías: integración geográfica, condición demográfica, influencia económica, valor tecnológico, capacidad diplomática, fuerza militar y prestigio cultural.

La Casa Blanca, el centro de poder de EEUU. (Reuters)
La Casa Blanca, el centro de poder de EEUU. (Reuters)

Como se puede observar, no solo se ha valorado cuántas cabezas nucleares tiene cada uno, sino que se han igualado los mecanismos de presión más coercitivos (como la acción militar o las medidas económicas) a las capacidades de atracción y persuasión de los países. Las naciones que se valoran en el informe son: China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos (todos ellos miembros del Consejo de Seguridad) e India, Alemania y Japón.

Porque sigo siendo el rey

En la historia moderna ningún país ha tenido tanto poder como Estados Unidos tiene ahora y, no obstante, algunos analistas sostienen que seguirá los pasos de Reino Unido, la última gran nación hegemónica. Sin embargo, y pese a las muchas advertencias y profecías de que la nación americana iba a perder su posición en el trono global, la Henry Jackson Society lo tiene claro: Estados Unidos continúa siendo el hegemón (es decir, el país con más recursos y con los medios suficientes para extenderlos por todas las regiones del mundo) y, lo más importante, no parece que nadie podrá quitarle el puesto por mucho tiempo.

Las bases en puntos estratégicos y las alianzas que mantiene con otros países hacen de EEUU la nación con mayor poderío militar

“En cada categoría, a excepción de la condición demográfica, ha demostrado ser la potencia con más poder geopolítico, y en algunos casos por un margen considerable. La evidencia sugiere que China, Rusia y la India todavía tienen por delante un largo camino para sobrepasar a la nación americana”, señala Rogers en el informe. “Por tanto, la auditoría cuestiona algunos de los principales supuestos de nuestra época”.

EEUU ejerce una gran influencia económica en el resto. (iStock)
EEUU ejerce una gran influencia económica en el resto. (iStock)

Si bien encontramos a EEUU en la cúspide (con una puntuación de 100), en los puestos de potencias globales se sitúan Reino Unido (40,85), Francia (33,90) y China (33,84). En un escalafón más bajo hallamos a Alemania (25,87), India (23,34), Japón (21,55) y Rusia (16,16) como potencias regionales.

Al hegemón no hay quien le tosa

El principal, pero no único, punto fuerte de EEUU reside en su poderío militar. Incluso con la preocupación por el auge beligerante de China y Rusia -véase las disputas del Mar de China y el conflicto de Ucrania-, su capacidad bélica todavía no tiene parangón. No solo por el número de combatientes o de cabezas nucleares (solo superadas por las rusas), sino sobre todo por la cantidad de bases militares colocadas en puntos estratégicos y las alianzas y relaciones de seguridad que mantiene con otros países.

El hegemón: cuál es el poder real de las ocho potencias mundiales

En este sentido, el tamaño del país y su alcance martítimo (hay que tener en cuenta las islas del Pacífico) ayudan a ratificar su posición de hegemón global: “Mientras que otros países -especialmente Rusia y China- no se quedan muy lejos o incluso le superan en algunos indicadores geográficos, carecen de cohesión (un gobierno central fuerte, estable y transparente) y de una infraestructura densa de comunicaciones como la americana, lo que significa que su habilidad para extraer y movilizar recursos es reducida”.

Pese al auge beligerante de Moscú, todavía está a años luz de EEUU. (Reuters)
Pese al auge beligerante de Moscú, todavía está a años luz de EEUU. (Reuters)

Estas condiciones le permiten desarrollar una economía sofisticada y tecnológica que, en palabras de Rogers, “produce casi cada año unos niveles de riqueza sin precedentes”. Como consecuencia, ejerce una gran influencia económica, algo en lo que Reino Unido, Francia, Alemania y Japón se defienden, pero en lo que el resto de potencias cojean. “Es asombroso el grado de mando y control que tiene EEUU sobre el sistema financiero global”, resume el informe. Además, destaca su enorme prestigio cultural que, sumado al de otros países angloparlantes, expande sus ideales liberales al resto de naciones.

A pesar de la tristeza y el pesimismo que rodean al Brexit, la realidad es que el Reino Unido continúa siendo una nación líder

Si algo sorprende del informe es que países como Reino Unido y Francia figuren en mejores posiciones que India, China o Rusia en términos geográficos. No obstante, tiene explicación: “Después de todo, ¿de qué sirve tener un territorio enorme si la mayoría no puede ser desarrollado con rapidez? ¿Cuál es el sentido de un país grande si no tiene un gobierno efectivo? ¿Qué beneficios tiene tener una población grande si la pobreza es alta?”. Al parecer, pocos, al menos en términos de poder: el tamaño no lo es todo. Por esa razón, Rogers valora positivamente la “intensidad” y la “densidad” de territorios como el británico o el francés, o incluso el alemán o japonés: “Han encontrado una forma de compensar su pequeño tamaño al maximizar la cohesión gubernamental y las comunicaciones”.

Nación Brexit, la más poderosa de Europa

“Después del Brexit, algunos estaban preocupados de que el Reino Unido fuese a comenzar un periodo de declive económico y geopolítico. Pero lo que esta auditoría deja claro es que lejos de comenzar el proceso de desconexión desde una posición de debilidad, se encuentra notablemente fuerte”. Rogers resume así el papel de la nación británica en el mundo actual. En efecto, el país británico se encuentra en segundo lugar gracias a que mantiene su influencia diplomática y su poder cultural, además de la firme cohesión de su gobierno y la densidad (en cuanto a población y servicios) de su isla.

A pesar del Brexit, Reino Unido mantiene su lugar como potencia global. (Reuters)
A pesar del Brexit, Reino Unido mantiene su lugar como potencia global. (Reuters)

Además, es más fuerte en términos militares que otros países similares como Alemania y Japón. “A pesar de la tristeza y el pesimismo que rodean a las implicaciones del Brexit, la realidad es que el Reino Unido continúa siendo una nación líder, con inmensas capacidades de poder blando y duro. La lección de este informe es clara: nuestro futuro es lo que elegimos hacer de él”, ha señalado al respecto el director ejecutivo del 'Think Tank', Alan Mendoza.

Es una realidad que las democracias liberales viven una crisis de confianza. Sin embargo, el informe de The Henry Jackson Society pone de manifiesto que Roma no se hizo en un día y que Occidente, y sobre todo Estados Unidos, reinará por mucho más tiempo del que cabría esperarse.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios