Es noticia
Menú
Cómo perder 5 kilos en tiempo récord, según los expertos
  1. Alma, Corazón, Vida
es muy fácil

Cómo perder 5 kilos en tiempo récord, según los expertos

Puedes adelgazar sin hacer dieta si sigues al pie de la letra lo que recomiendan los nutricionistas. Son trucos que no te costará adaptar a tu día a día. Lo notarás en la báscula

Foto: La última comida, nunca más tarde de las 19. (iStock)
La última comida, nunca más tarde de las 19. (iStock)

En septiembre te has propuesto muchas cosas: apuntarte al gimnasio, hacer dieta, aprender inglés y trabajar menos. En enero no lo cumpliste y ahora crees que es buena idea replantearte los propósitos. Está bien, todos lo hacemos.

Queremos ayudarte con tu lista, y hemos decidido empezar por el régimen. Pero, eso sí, sin regímenes. Sabemos de sobra que no lo vas a cumplir, así que para qué. A cambio, te vamos a dar unos tips con los que, según los nutricionistas, perderás cinco kilos sin apenas darte cuenta. Son los siguientes:

1) Limita tu horario de comidas

La nutricionista Susie Burrell recomienda limitar las horas de las comidas para que la primera ingesta del día se produzca alrededor de las 8 o 9 de la mañana, mientras que la última sea a las 18 o 19 horas. Esto ayudará a crear un "efecto de ayuno" durante la noche en el cuerpo.

Si consumes directamente desde el paquete es fácil que acabes comiendo mucho más de lo que te habías propuesto. Mejor échate todo en platos

La experta asegura que cuando las comidas se extienden durante un largo período de tiempo, el cuerpo almacena más grasa de lo que debería, lo que además quita el hábito de comer solo cuando hay hambre. "Limitar el número de horas que comemos no solo ayuda a optimizar las hormonas que controlan el metabolismo de las grasas, sino que también apoya una ingesta controlada de calorías y soporta la pérdida de peso", asegura.

2) Atento al tamaño de los platos

No solo la comida es importante, también la manera en la que la presentamos en la mesa. Según cómo y dónde la sirvamos, condicionaremos las cantidades que finalmente acabaremos consumiendo. Por eso es fundamental jugar con la disposición de los alimentos. Se recomienda por eso utilizar vasos de tubo para aquellas bebidas que pueden estropearnos un régimen y utilizar por el contrario recipientes bajos de boca ancha para el agua.

placeholder

Los platos, mejor pequeños y de distinto color al de la comida. El profesor Brian Wansink de la Universidad de Cornell, especializado en psicología de la alimentación, comprobó que aquellos que utilizaban un plato de un color similar al de los alimentos tendían a servirse un 30% más.

3) Desayuna mucho

En el desayuno tienes que comer mucho, pues lo que ingieras por la mañana tiene más posibilidades de ser quemado a lo largo del día. Un par de huevos, un yogur griego o un batido de proteínas son buena idea. "La investigación demuestra que el consumo de 20 gramos de proteína en el desayuno ayuda a controlar la insulina en sangre, la hormona que regula el metabolismo de las grasas en el cuerpo", escribe Burrell. Además, los desayunos altos en proteína son los que te mantienen saciado hasta la hora del almuerzo.

4) Cuidado con las cenas

Burrell es clara: "Deberíamos seguir el viejo adagio: desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo". Asegura que "la mayoría de los alimentos que comemos por la noche, cuando estamos menos activos, se almacenan, así que nos es difícil perder peso. Por esta razón, comprometerse a tomar una comida ligera y relativamente baja en calorías lo antes posible es una manera fácil de perder unos cuantos kilos rápidamente". Recomienda cenar un poco de pescado blanco y verduras, o 100 gramos de carne magra con ensalada. En total, la cena no debería sobrepasar las 400 calorías.

Debes limitar las horas de las comidas para que la primera ingesta del día se produzca alrededor de las 8 o 9 de la mañana, y la última a las 18 o 19 horas

5) Nada de tentempiés

La nutricionista también recomienda que no hagamos tantos tentempiés a lo largo del día, ya sea una galleta, frutas o nueces. "Picotear puede agregar 300-400 calorías al final del día", algo que no queremos. En su lugar, sugiere que hagamos "comidas equilibradas" que nos mantendrán llenos hasta la próxima ingesta.

6) Vigilar los líquidos

¿Sufres una adicción por los refrescos y deseas beber solo agua? Deja entonces dos o tres botellas de en tu escritorio mientras realizas tus tareas de trabajo o estudias. Cuando aparezca la sed, no tendrás que levantarte para ir a la nevera y tenerte que enfrentar al dilema de si debes coger una lata de cola o la jarra con el líquido transparente.

placeholder

7) No comer del envase

Si consumes directamente desde el paquete te resultará imposible estimar cuánto comes de verdad, por lo que es fácil que acabes comiendo mucho más de lo que te habías propuesto. Este truco es útil para alimentos altamente calóricos como los helados. Una pequeña bola puede ser todo lo que el cuerpo necesita para colmar un antojo, y reducirás muchas calorías.

En septiembre te has propuesto muchas cosas: apuntarte al gimnasio, hacer dieta, aprender inglés y trabajar menos. En enero no lo cumpliste y ahora crees que es buena idea replantearte los propósitos. Está bien, todos lo hacemos.

Trucos adelgazar Adelgazar
El redactor recomienda