Resolución 753: qué deberán hacer las aerolíneas para evitar que tu maleta se pierda
  1. Alma, Corazón, Vida
UN AHORRO PARA LOS VIAJEROS Y LAS COMPAÑÍAS

Resolución 753: qué deberán hacer las aerolíneas para evitar que tu maleta se pierda

El próximo mes de junio entrará en vigor esta resolución de la IATA que tiene como objetivo reducir en al menos un 25% la cantidad de equipaje perdido. ¿En qué consiste?

Foto: El placentero subidón que sientes cuando tu maleta asoma por la cinta. (iStock)
El placentero subidón que sientes cuando tu maleta asoma por la cinta. (iStock)

La posibilidad de perder el equipaje es una de las grandes preocupaciones de los pasajeros a la hora de viajar en avión, y uno de los motivos por los cuales es cada vez más habitual que se recurra al equipaje de mano. Hace unos años, el por entonces vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Transportes, Antonio Tajani, admitió que era un problema muy serio. Según los datos presentados por su investigación, 10.000 de las 90.000 maletas que se extravían cada año en el mundo son europeas.

Desde entonces, la situación ha mejorado sensiblemente gracias a la implantación de nuevas normativas y avances tecnológicos. El más importante, no obstante, entrará en vigor en junio del próximo año, aunque muchas aerolíneas ya lo han incorporado. Se trata de la resolución 753 de la IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo), que obliga a las 275 aerolíneas que forman parte de ella (un 83% de los vuelos globales) a seguir en tiempo real todas y cada una de las maletas facturadas desde que llegan al mostrador hasta que son depositadas en la cinta de recogida. Algo clave, especialmente en los transbordos, cuando más equipaje suele perderse: casi la mitad de los extravíos (un 47%) se produjo en estas circunstancias, especialmente cuando el tiempo entre un vuelo y otro era muy reducido.

Es un método mucho más fiable que los códigos de barras tradicionales, que a menudo resultan ilegibles o pueden romperse

La nueva regulación obliga a que cada maleta sea registrada en cuatro pasos diferentes: en el mostrador de facturación, cuando es depositada en la bodega del avión, cuando sale y cuando se traslada a la cinta de recogida. La diferencia respecto a los tradicionales códigos de barra es una identificación de radiofrecuencia (RFID) semejante a la de los productos de los supermercados, que permite que el objeto esté continuamente localizado. En algunas aerolíneas, como Qatar Airways, los viajeros incluso pueden seguir su equipaje a través de una aplicación móvil. Es un sistema similar al que ya se utiliza en aeropuertos como el de San Diego, que utiliza tecnología bluetooth.

Foto: Todo lo que pueda ir mal, irá mal. (iStock) Opinión

Es un método mucho más fiable que los códigos de barras tradicionales, que a menudo resultan ilegibles o pueden romperse, y que exigen un mayor esfuerzo por parte del personal del aeropuerto. Esta alternativa tiene como objetivo reducir en un 25% el número de maletas extraviadas. Algo que, como recuerda Jim Peters, director de tecnología de SITA, la empresa tecnológica encargada de diseñar el sistema, “es una situación beneficiosa para todos: los pasajeros estarán más felices y las líneas aéreas ahorrarán millones de dólares”. Según sus datos, pueden llegar a ahorrarse más de 3.000 millones de dólares en siete años; cada año, la industria pierde 2.100 millones, como señala 'The Economist'.

Un problema global

Este sistema apuntalará una tendencia que durante los últimos años ha sido inequívocamente descendente. En 2017, la cantidad de maletas perdidas alcanzó su mínimo histórico: 5,73 de cada 1.000, un descenso de 12,25 puntos respecto al año anterior y hasta un 70% menos que hace apenas una década, y ello a pesar de que la cantidad de viajeros total se ha disparado. SITA achaca a la tecnología este sustancial cambio de tendencia, que se espera sea mucho más acusado durante los próximos 18 meses.

El procesamiento automático o el 'auto check in' han permitido que la cantidad de equipaje extraviado se reduzca sensiblemente

El coste por maleta del sistema RFID es de 10 céntimos de dólares (unos ocho céntimos de euro) por pasajero, pero la compañía considera que permite ahorrar el doble. Sin embargo, como señala Peter Drummond, director de proyecto de la empresa, no será fácil de implantar: “Grosso modo', tres de cada cinco aerolíneas prevén problemas a solucionar relacionados con la falta de entendimiento sobre la inversión potencial y los costes fijos que requerirá”, explica. “Esto incluye la falta de colaboración entre aerolíneas y aeropuertos clave para determinar los planes y la falta de conciencia a la hora de preparar estos aeropuertos”.

La primera aerolínea en adoptar los principios de esta resolución ha sido Qatar Airways en su centro del aeropuerto de Hamad, en Doha, pero de aquí a junio de 2018 todas las compañías adscritas a IATA tendrán que adoptarla. Paradójicamente, una de las razones que SITA aduce para explicar la reducción en el número de pérdidas de maletas se debe al 'check in' autoservicio, que ya se ha introducido en el 40% de aeropuertos de todo el mundo, así como a otros sistemas de procesamiento automático en los vuelos de conexión. Pronto veremos nuevos sistemas para reducir aún más el número de extravíos; al fin y al cabo, las aerolíneas se juegan una gran cantidad de dinero en ello.

Aerolíneas Aeropuertos Social Indemnizaciones
El redactor recomienda