Tres remedios comprobados

¿Te has quemado con el sol? Los sencillos trucos para curarte rápido

Si a pesar de las precauciones no has podido evitar que tu piel se haya dañado por la acción de los rayos UVA, aquí tienes tres soluciones para prevenir daños mayores

Foto: Primera regla: evita lo que está haciendo esta chica. (iStock)
Primera regla: evita lo que está haciendo esta chica. (iStock)

Tanto aquellos que aprovechan agosto para ir a la playa, como los que prefieren pasar sus vacaciones disfrutando de turismo interior o los que se ven obligados a levantarse todas las mañanas para seguir acudiendo a su puesto de trabajo, nadie, absolutamente nadie, esta exento en estas fechas del riesgo de padecer quemaduras en la piel derivadas de la acción directa del sol.

La amenaza es para tomársela muy en serio. En España se diagnostican cada año unos 3.600 casos de melanoma, siendo más frecuente este tumor entre las mujeres. Según la Asociación Española Contra el Cáncer, la incidencia, en comparación con otros países europeos, se puede considerar alta, con un aumento muy destacado de este tipo de cáncer entre la población en los últimos treinta años.

Utilizando paños fríos bañados en leche reducimos el calor de la quemadura, mientras el ácido láctico elimina los estratos superiores de piel muerta

Salir de casa en verano embadurnados con el protector solar debería ser ya una hábito, pero a pesar de la insistencia por parte de la comunidad médica para prevenir estas lesiones, nuestra propia actividad cotidiana nos dificulta que podamos convertir esta sana costumbre en una rutina. Si tu epidermis se ha visto dañada por una prolongada exposición al sol, te interesa tener en cuenta los siguientes consejos. Erin Gilbert, una dermatóloga neoyorkina que cuenta entre sus clientes con importantes modelos y actores, ofrece tres importantes recomendaciones con las que paliar el dolor, el escozor, y lo que es más importante, evitar males mayores.

La norma fundamental

Si desafortunadamente te has visto afectado por una fuerte quemadura, la indicación principal de la experta es clara: “Escapa completamente del sol durante una semana”, cuenta a ‘The Bussiness Insider’

Durante este tiempo, tu cuerpo está tratando de curarse a sí mismo a través de sus defensas naturales. Cualquier exposición añadida de rayos ultravioleta prolongará tanto el dolor como el daño, no permitiendo a la piel recuperarse. Si no nos protegemos correctamente, el código genético de las propias células puede verse alterado, aumentando así el riesgo de mutaciones que pueden derivar en tumores.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si quieres, por tanto, lucir un buen bronceado, no arruines esa posibilidad poniéndote más rojo que un cangrejo desde el primer día de vacaciones o deberás pasar el resto de tu tiempo de asueto alejado del mar, de la piscina o de las actividades más placenteras que el verano te ofrece.

Un remedio casero eficaz

De acuerdo, te has pillado una buena quemadura y lo que menos necesitas ahora es una reprimenda. Quieres, en definitiva, soluciones. Ahí va la primera: “Puedes poner en el frigorífico paños bañados en leche para aplicarlos después sobre las zonas afectadas por el sol”.

Los extractos de aloe vera son buenos para las quemaduras siempre que en su etiqueta no figuren como ingredientes la lidocaína y la benzocaína

¿Cuál es la causa por la que este remedio funciona? Con este método reducimos el calor de la quemadura, al tiempo que el ácido láctico elimina algunos estratos superiores de piel muerta: “Por tanto, si tienes ampollas, esto puede mitigar la lesión y curarla más rápidamente”.

Una alternativa de parafarmacia

Si no te convence lo anterior, puedes confiar entonces en los extractos de aloe vera, aunque, según la doctora, es muy importante ser cautos y leer con detenimiento las etiquetas de las cremas destinadas a este fin, ya que a la larga puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

“Algunos productos disponibles en el mercado tienen lidocaína y benzocaína. Estos ingredientes alivian temporalmente el dolor de la quemadura, pero en cuanto acabe su efecto, la cosa va ir a peor y el dolor va a ser aún más fuerte. Reconozco que no me gusta usar estos productos”, afirma Gilbert.

Una solución farmacológica

Para aquellos que decidan confiar en la medicina de toda la vida, la dermatóloga tiene también una recomendación eficaz: “Puedes tomar una aspirina o un simple antiflamatorio genérico. Considera que tu piel, a fin de cuentas, se encuentra inflamada”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios