cómo la familia es más importante que el trabajo

La lección de paternidad de Roger Federer

Para Federer, la familia es algo mucho más importante que cualquier torneo, pero el suizo no es el único deportista que tiene claras sus prioridades

Foto: Roger Federer, tras ganar la final de Wimbledon. (Reuters)
Roger Federer, tras ganar la final de Wimbledon. (Reuters)

En cada torneo, Roger Federer va acompañado por un equipo de 15 personas, que se dice pronto. Pero además de los integrantes de su cuerpo técnico, hay otros cinco que van con él a todas partes: su mujer y sus cuatro hijos pequeños. De hecho, Myla Rose, Charlene Riva, Leo y Lenny, sus dos pares de gemelos, también comparten en ocasiones habitación (y catarros) con Federer y Mirka Vavrinec, incluso antes de un torneo. Eso contó hace poco en una entrevista para 'XL Semanal', en la que explicó cómo compagina la paternidad con el trabajo. Y es para tomar nota.

“Vivo con dos o tres relojes distintos. Está mi horario, luego el de las chicas y luego el de los chicos”, comenta respecto a cómo logra organizarse. ¿Pero qué pasa si alguna noche alguno de los gemelos se pone enfermo? A Federer no le importa no dormir antes de un partido si el motivo es la salud de sus hijos. “Son cosas que pasan”, dice.

Mirka y los hijos de la pareja. (Reuters)
Mirka y los hijos de la pareja. (Reuters)

Asegura que ya le ha ocurrido en alguna ocasión. Fue en el París-Bercy del año pasado. “Yo no terminaba de estar del todo bien, arrastraba un catarro”, cuenta en la entrevista. “Estaban malos los dos [gemelos], uno de ellos acabó vomitando y no había forma de que se quedase dormido”. A pesar de haber pasado una noche más que agitada, al día siguiente ganó la final.

“Cuando las niñas tenían uno y dos años, no tengo apenas recuerdos relacionados con el tenis, solo de ellas”, comenta Federer en la entrevista remontándose siete años atrás. Ahora, asegura, a las gemelas les encanta ir con él a sus viajes de trabajo.

“Cuando seas padre, lo entenderás”

El suizo no es el único deportista profesional que antepone su vida personal a la laboral. En 2008, Xabi Alonso no acudió a la segunda eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones por asistir al nacimiento de su hijo Jon. “Tuve que tomar una decisión y decidí estar con mi familia. No fue fácil, mi trabajo no es un trabajo normal y no era un partido cualquiera, pero jamás me arrepentí”, reflexionaba en una entrevista en 'El País'.

Al jugador brasileño Augusto Lima le sucedió algo parecido hace un par de meses. No asistió al Zalgiris-Neptunas porque su hija había nacido dos días antes. En la rueda de prensa posterior al partido, un periodista preguntó al entrenador Sarunas Jasikevicius si veía normal que un jugador se ausentara durante unas semifinales. “¿Tienes hijos? Cuando los tengas, lo entenderás”, le contestó. “Créeme, ni títulos ni nada. Augusto Lima está ahora en el cielo emocionalmente y estoy feliz por él”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios