Utiliza el pensamiento lateral

El problema de matemáticas que solo una de cada mil personas resuelve

El siguiente ejercicio plantea dos posibles soluciones. Encontrar una de ellas no es sencillo. ¿Eres capaz de hallar ambas?

Foto: Cuatro sumas y dos modos de resolver el ejercicio. (Wikr)
Cuatro sumas y dos modos de resolver el ejercicio. (Wikr)

Más que un individuo con especiales habilidades para el cálculo, el sujeto al que se le suelen dar bien las matemáticas es, con frecuencia, un tipo muy hábil por lo que se refiere al manejo de la lógica. Si te gustan, pues, los desafíos basados en esta capacidad racional, la prueba que te presentamos hoy es perfecta para ti.

Publicado en la página web Wickr, especializada en temas virales, el siguiente problema ha obtenido un rápido éxito y se ha difundido a gran velocidad por toda internet. ¿El motivo? Existen dos posibles soluciones y según los autores solo una de cada 1.000 personas consigue hallar ambas.

Los creadores aconsejan utilizar el pensamiento lateral para encontrar sendos métodos. Coge, pues, lápiz y papel y prepárate para intentar poner un poco de orden a este caos numérico.

Primera solución

La más simple de las dos posibilidades se basa en lo siguiente. Respecto a la primera operación, nadie pone en duda que, efectivamente, 1 + 4 = 5.

Bastaría ahora mantener en la cabeza el resultado anterior y sumarlo al siguiente para obtener la segunda solución: (5) + 2 + 5 = 12.

La mecánica sería la misma por lo que respecta al tercer cálculo: (12) + 3 + 6 = 21.

Una vez entendida la secuencia, resulta ya particularmente fácil hallar qué cifra nos piden en la última suma (21) + 8 + 11 = 40. Tenemos ya, por tanto, una posible solución, aunque 40 no es la única alternativa posible.

Segunda solución

La segunda posibilidad pasa por encontrarle otro razonamiento a lo que nos plantean. Veamos cómo se desarrolla.

La lógica 1 + 4 = 5 sigue respetando las normas matemáticas más elementales. El resultado también sería el mismo si multiplicamos el cuatro por uno y le sumamos uno, por tanto: 1 + 4 X 1 = 5.

La secuencia empieza a adquirir un método si en la siguiente operación multiplicamos por 2 la segunda cifra, en este caso el 5: 2 + 5 X 2 = 12.

Llegamos así al tercer punto: 3 + 6 X 3 = 21.

Si pensamos, por tanto, que lo que determina la cifra que multiplica el segundo término es, precisamente, el primero de los sumandos, en este caso el 8, el resultado final será fácil de obtener: 8 + 11 X 8 = 96.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios