un rapero nos ilustra

No seas un 'Goofy': el test del nuevo lenguaje de la droga

Un cantante que se autodefine como "macarra" disecciona el glosario sobre drogas que maneja el centro de Rehabilitación de Cataluña. ¿Le dará su aprobación?

Foto: El Coleta (Youtube)
El Coleta (Youtube)

Las palabras que designan todo lo relacionado con las drogas van cambiando de generación en generación. De zona de España a zona de España. Incluso de barrio a barrio de una misma ciudad. Por eso, preparar un diccionario sobre este cotidiano y callejero asunto no parece sencillo. Sin embargo, el Centro de Asistencia Terapeútica de Barcelona, uno de los de mayor referencia del país, se atrevió usando un manual didáctico para educadores de la Generalitat Valenciana de 1993 y, sorprendentemente, no hay nada, bueno, casi nada, que le suene a chino a un consumidor de hoy en día.

El Confidencial hizo la prueba con el rapero El Coleta, coprotagonista de El piko 3, y orgulloso “macarra de barrio” -en este caso, de Moralataz, Madrid- y el combativo cantante dio el visto bueno al glosario. Más o menos, claro. El Coleta en realidad se llama Ramsés Gallego (Madrid, 1980) y se gana la vida haciendo discos de rap en los que habla de vicios químicos y otros mundanos asuntos, así que se supone que es una voz autorizada para testar si el diccionario terapéutico es “una marcianada” o no.

El rapero especialmente echa de menos el término “farlopa” para referirse a la cocaína: “Eso es un fallo grande porque se usa mucho

“A ver, en general casi todo está bien, se usa de verdad, no es ridículo”, confirma El Coleta con la voz un poco somnolienta de quien acaba de amanecer. “Pero faltan cosas importantes, eso sí”, nos advierte el rapero, que especialmente echa de menos el término 'farlopa' para referirse a la cocaína: “Eso es un fallo grande, se dice mucho”, puntualiza. Para esa misma sustancia, que el glosario resuelve con 'perico' y 'nieve', el rapero también agrega 'yeyo', pero reconoce que esto “ya es para nota”. Tampoco figura 'esquiar' como verbo sustitutorio de esnifar. Sí lo hacen, 'peinarse' o 'darse un pase' para referirse a la misma acción.

Las otras entradas en el breve lexicón del centro catalán que El Coleta echa en falta son 'weed' y 'yenga' para la marihuana y 'jamaro' para la heroína. Por lo demás, este cantante y realizador audiovisual que reivindica la estética y el cine ‘quinqui’ de los años ochenta (“Eloy de la Iglesia era un grande no reconocido”), concede que “es bastante realista y no harías el ridículo en la calle en absoluto si te manejaras con eso”. En palabras de los aficionados al trap, ese género de música emergente, no quedarías como un 'goofy' (pardillo, pringado, panoli, en su particular jerga popularizada por grupos como Pxxr gwang).

Los misteriosos "bennies"

Aunque reconoce que no tiene ni idea de a qué se refieren algunas de las entradas del glosario, por ejemplo, 'bennies', nombre del que nadie de los consultados, al margen del ya confeso ignorante al respecto El Coleta, tiene la menor idea de qué cosa es (y si usted quiere saberlo va a tener que leer hasta el final del artículo, que ya queda muy poco).

Al resto, 'volcanes', 'micropuntos' (tipos de ácido); 'grifa', 'goma', 'mierda' (cannabis); 'jaco', 'potro', 'caballo' (heroína); 'speedball' (mezcla de heroína y cocaína), 'dealer' (vendedor de drogas), 'chute', 'pico' (inyectase) o 'Mogra' (gramo), sí les da el visto bueno el músico, que prepara un nuevo álbum que terminará después del verano.

El último recopilado por la DEA incluía su particular "bennies", pero con un nombre mucho más gracioso: "smootchy woochy poochy"

Un nivel de aciertos y, sobre todo de fallos, mucho mejor que el del último diccionario sobre el tema recopilado por la DEA (Agencia estadounidense contra la Droga). El organismo norteamericano también incluía su particular 'bennies', pero con un nombre mucho más gracioso: 'smootchy woochy poochy', que se supone que es cocaína en argot, pero que nadie reconoce muy bien a ciencia cierta.

Por cierto, los “bennies” son anfetaminas según el breve glosario que usa el Centro de Asistencia Terapéutica de Barcelona.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios