Las trampas que hacen los dependientes de fast food, contadas por ellos
  1. Alma, Corazón, Vida
"Sé amable con nosotros. Estamos cansados"

Las trampas que hacen los dependientes de fast food, contadas por ellos

Los empleados avisan: dependiendo del trato puedes obtener un premio o un castigo, sin que te des ni siquiera cuenta

placeholder Foto: El momento de realizar el pedido es más crítico de lo que parece. (iStock)
El momento de realizar el pedido es más crítico de lo que parece. (iStock)

Cuando te presentan el menú ya listo sobre la bandeja solo ves el resultado final, pero a pesar de que desde el mostrador de pedidos se vislumbra la cocina, desconoces cómo se ha preparado de verdad la hamburguesa, la bebida, las patatas o el helado que tienes delante. Cuando pruebas, sin embargo, la comida, descubres que algunas cosas no saben como en otras ocasiones. ¿Sucede algo extraño con este pedido o se trata solo tu imaginación?

Si alguna vez te has visto en una situación parecida cuando has acudido a un McDonald’s es probable que, efectivamente, hayas sido víctima de una pequeña argucia por parte del personal. Por lo menos eso asegura Lucy Partington, actualmente periodista, pero anteriormente trabajadora de la cadena de comida rápida durante seis años.

Si quieres una hamburguesa recién hecha algunos trabajadores recomiendan quitar un ingrediente. Tendrán que preparártela solo para ti

En diferentes artículos de la revista 'Cosmopolitan', Partington cuenta algunos de los entresijos de lo que ocurre en las cocinas de estos restaurantes. Recopilamos a continuación algunas de sus advertencias y consejos.

La venganza se sirve con mucho hielo

La periodista avisa de que si no te comportas bien con los trabajadores ellos tienen suficientes herramientas para poderse tomar sus pequeñas revanchas. Nadie va a escupir dentro de tu hamburguesa, pero existen otros factores con los que el trabajador puede jugar sin que el encargado se dé tampoco cuenta. El primero son las cantidades. Un poco más de hielo en la bebida o no llenar el cartón de patatas con la proporción estándar son vendettas que se llevan a cabo a diario. Otras pueden consistir en aplastar un poco la hamburguesa antes de meterla en la bolsa del ‘take away’ o, incluso, olvidarse de poner alguno de los productos a propósito en la bolsa de papel.

Por el contrario, la gentileza del cliente puede tener también su recompensa. Si has notado alguna vez un poco más de sirope en el fondo del McFlurry, puede ser que le hayas caído en gracia al dependiente.

Es probable que la mayoría de nosotros haya ido a borracho al trabajo al menos una vez

Si tienes algún problema en tu dieta, Partington avisa de que las cadenas de comida rápida no suelen estar preparadas para casos excepcionales. Si quieres patatas sin sal, ello obligará a los trabajadores a preparar toda una nueva serie que les puede costar un tiempo precioso, en el frenético ritmo con el que se trabaja en estos restaurantes. Obtendrás así, patatas recién preparadas, pero también provocarás el enfado del personal.

Secretos del personal

Incluso en nuestro país, McDonald's tiene ya establecimientos abiertos las 24 horas. Los horarios de los empleados pueden ser extenuantes y comprender también fines de semana y días festivos: “Sé amable con nosotros”, suplica Partington. “Estamos cansados”.

Tantas horas de trabajo implican que se den situaciones fuera de lo común. Considerando que algunos empleados entran muy pronto por la mañana, existe la posibilidad de que hayan enlazado su salida nocturna con su jornada laboral: “Es probable que la mayoría de nosotros haya ido a trabajar borracho al menos una vez”.

Las hamburguesas básicas son para los clientes. Nosotros somos VIP

La antigua empleada reconoce que antes de tirar la comida que ha quedado en mal estado, los trabajadores, a veces, juegan con ella. Cuenta el caso de los 'nuggets' de pollo, que pueden servir para preparar un improvisado juego de béisbol en el que basta utilizar la espátula de la parrilla como bate.

Los empleados tienen, por supuesto, su momento de descanso y en el caso de que ellos coman o cenen en el restaurante, las hamburguesas que se preparan para ellos son mucho mejores que las que se sirven en el menú: ¿un Big Mac con beicon o uno de pollo de los que solo están disponibles en Australia? “Las hamburguesas básicas son para los clientes. Nosotros somos VIP”.

Trucos para el cliente

Si acudes a un McDonald's cinco minutos antes del cierre, difícilmente te van a suministrar productos que hayan sido preparados en el último instante, avisa Partington. A través de la red social de preguntas y respuestas Quora otros extrabajadores exponen algunos trucos para lograr, sin embargo, que te den siempre los productos más frescos.

La principal recomendación por parte de varios internautas es la de quitar un ingrediente de la hamburguesa ya que en estos casos es necesario volver a preparar la comida desde el principio, no siendo posible la opción de sustraer el ingrediente de un producto ya listo, por posibles riesgos de cara al cliente como, por ejemplo, alergias.

La actitud suplicante de Ronald McDonald en un establecimiento 24 horas. (iStock)Si sospechas de que un trabajador te la pueda jugar, un truco para obtener siempre un buen servicio, según un empleado que dice haber trabajado durante un año en uno de sus establecimientos, es insistir en que te den una copia del ticket. Tal costumbre te hace pasar por un posible ‘mistery shopper’, es decir, un evaluador externo, que pasará después un informe a la empresa tanto del establecimiento como del trabajador.

Alimentación Comida Trabajo Comida a domicilio Conducta laboral
El redactor recomienda